YAMAHA HACE BUENO EL REFRÁN “NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA” EN EL ROXY

MENSAJES DE NUESTROS PATROCINADORES

Es un viejo cliché, pero el dicho de que “no hay mal que por bien no venga” a veces se cumple. En especial en el caso del Roxy Bar and Screen, un moderno bar-biblioteca-cine cerca del Borough Market de Londres…

LA PARTE NEGATIVA surgió cuando la empresa que se encargó inicialmente de la instalación del sistema audiovisual en el vanguardista local se retiró del proyecto. Philip Wood y Jonathan Breeze, socios en el Roxy Bar and Screen, se dirigieron entonces a Kaurus, especialistas en postproducción, transmisiones y cine en casa de gama alta, en un día que Phil describe como “uno de los días más afortunados que hemos tenido.”

Phil y Jon habían concebido el local como un lugar que sirviera de bar y restaurante, pero que a la vez tuviera como elemento esencial las proyecciones cinematográficas de gran calidad. Superando por completo al clásico “pub con fútbol en pantalla grande”, el Roxy ya ha recibido un amplio y merecido reconocimiento por su gran nivel y su estilo, incluido el formar parte de la lista de los cinco mejores cines de Londres según la revista Time Out, con compañeros tan ilustres como el Odeon, el Leicester Square y el British Film Institute en el South Bank.

Habría sido fácil para Phil y Jon haber complementado la oferta cinematográfica y culinaria con un sistema de sonido adecuado pero de nivel de consumidor, incluso con sonido envolvente 7.1 como un elemento esencial de la parte cinematográfica del negocio. Pero, ayudados de los conocimientos de Paul y Peter Sutton, expertos de Kaurus, optaron por un sistema Yamaha de gama alta, y desde entonces la empresa no ha dudado de la elección.

“En la mayoría de las instalaciones de este tipo, el sonido siempre termina convirtiéndose en la parte más débil”, afirma Paul Sutton. “Por eso fue fantástico que tuvieran la perspectiva y el coraje de decir que de verdad querían “ir a por todas” en el tema de sonido.”

“Era importante disponer de un sonido de calidad para las proyecciones, pero era vital que no fuera a costa de la calidad de la música el resto del tiempo”, añade Philip Wood. “Con el sistema de Yamaha hemos conseguido lo mejor de ambos mundos, y a muy buen precio.”

MENSAJES DE NUESTROS PATROCINADORES

Kaurus eligió un sistema de mezclas digitales Yamaha DME24 de control remoto (complementado con una tarjeta de entrada/salida analógica MY-8ADDA96 de ocho canales), con cinco amplificadores XP5000 conectados a nueve altavoces de la serie Installation.

El DME24 controla todas las señales de entrada y de salida y los ecualizadores y ofrece un control increíblemente flexible del sonido en las tres zonas principales de clientes: la de bar, la de restaurante y la de cine. El cine puede funcionar como local independiente porque hay una fuente de sonido alternativa que se oye en las otras dos zonas, o se puede hacer llegar las bandas sonoras de las películas a cualquier zona y a cualquier volumen, de forma totalmente independiente de las demás.

“Con la flexibilidad necesaria y el hecho de que querían incluir un sistema de música de fondo de 100W en el bar, pronto nos dimos cuenta de que la combinación los amplificadores DME24 y XP5000 sería perfecta” afirma Paul Sutton.

“Literalmente se cumplieron todos los requisitos, y además el equipo tiene un gran prestigio y no teníamos ningún tipo de limitación en los componentes del sistema que podríamos utilizar. Esto también implicaba que tendríamos la flexibilidad de modificar y actualizar los sistemas si fuera necesario en el futuro. Lo que conseguimos no sería posible con un equipo de una gama inferior.”

MENSAJES DE NUESTROS PATROCINADORES

“La funcionalidad del DME ha resultado muy útil”, añade Philip Wood. “Después de la inauguración, Kaurus ha añadido un ajuste para controlar el retardo en la sincronización, otro para modificar el sonido de los altavoces de fondo en la zona de sonido envolvente y otro para modificar el volumen solo de los sub-bajos. También hemos incluido una entrada adicional a los amplificadores de la otra parte de la sala desde la zona principal de la unidad de mezclas y de entradas. Todo se hizo de una forma muy sencilla.”

Al haber pisos encima del Roxy, también era importante insonorizar y alterar determinadas frecuencias para que los inquilinos no sufrieran molestias acústicas innecesarias. Por supuesto, con unos ayuntamientos que imponen estrictos límites acústicos, el sistema ofrece una gran flexibilidad para que municipio de Southwark esté contento.

“Si el ayuntamiento lo solicitara, sería muy fácil reducir de forma automática el nivel de sonido a la misma hora de cada noche, sin que el personal lo pudiera modificar” afirma Paul Sutton. “No podríamos hacerlo sin el DME24”

Un aspecto poco frecuente del sistema fue el uso de los altavoces de la serie Installation de Yamaha, que Kaurus reconoció que no se habían utilizado antes en este tipo de entorno. No obstante, es un experimento que ha resultado muy satisfactorio:

“Nunca se habían probado altavoces de la serie Installation en este tipo de locales, por lo que nos produjo una profunda admiración que Phil y Jonathan estuvieran preparados para “rascarse el bolsillo” para lo que en cierta forma era solo una apuesta”, afirma Paul Sutton, y continúa: “El resultado fue una calidad de sonido increíble. Los altavoces son muy eficaces, con un buen alcance y una buena potencia. En conjunto estamos muy satisfechos con lo que hemos conseguido.”

MENSAJES DE NUESTROS PATROCINADORES

¿Y qué pasa con quién siempre mantiene una opinión totalmente crítica: el cliente?
“El sonido de los altavoces me parece estupendo,” afirma Philip Wood. “No soy un experto en sonido, pero el sistema de sonido envolvente es increíble cuando tienes una película que lo utiliza. Al mismo tiempo, la música suena clara y nítida a través de ellos. La gente ha hecho comentarios sobre el sonido de las salas de cine: la calidad de la imagen es excelente, pero no creo nadie reparara mucho en ello. ¡Pero en lo que creo que siempre reparan es en la diferencia entre un sonido apagado y un sonido claro y envolvente que llegue a cada esquina de la sala!”