La ‘llamada a navegantes’ de Uli ya ha dado sus frutos: Han fichado a Gligli, un auténtico gurú del código para potenciar sus nuevos diseños de sintetizadores analógicos…

A finales de Agosto, el mundo electrónico recibía la llamada de Uli Behringer, CEO de la compañía del mismo nombre, como reclamo para que ingenieros y desarrolladores especialistas en sintetizadores se sumasen a sus filas. «Estamos reclutando experimentados ingenieros de sintetizadores de todo el mundo para que se unan a nosotros en nuestra propia misión de sintetizador», anunciaba en su comunicado publicado en Facebook. Y no por casualidad, esas palabras eran el cierre para la difusión de un importante acuerdo que ha llevado a Hiroaki Nishijima, diseñador original del monosinte vintage Korg MS-20, a dirigir las operaciones para crear un centro de tecnología avanzada de nuevos sintetizadores Behringer en Tokio.

Quizá nunca sabremos si ese inteligente movimiento de Uli llevaba detrás la intención de capturar, por ejemplo, el ingenio ahora desperdiciado por Native Instruments en cuanto a capital humano de desarrollo. Pero lo que sí parece bastante claro es que dichas palabras están llegando lejos: Sólo seis días después, Uli anuncia que otro gurú se enrola en su armada de maquinaria sintética. De origen francés, el programador de ordenadores Fabrice ‘Gligli’ se ha labrado una fama mundial por su capacidad para agregar funcionalidades a sintes existentes mediante una suerte de ingeniería inversa, que incluye la investigación y mejora de su firmware, así como el desarrollo de nuevas funcionalidades.

Un ‘hacker’ del código para generar valor en los nuevos sintetizadores Behringer

Es obvio que este tipo de acciones de Fabrice ‘Gligli’, documentadas en el blog Prophet 600 Spirit, habrán servido como carta para su presentación en Behringer. Allí se da buena cuenta de los pasos que ha seguido el programador francés para elevar las capacidades del sintetizador Sequential Circuits Prophet 600 –clásico pero con nulo factor retro hasta convertirlo en una máquina totalmente diferente en cuanto a su valor residual. Con las actualizaciones del firmware ampliado por Gligli, SCi P600 podría ser una máquina deseada en nuestro tiempo.

Así que las destrezas de este ‘hacker’ del código para añadir mejores envolventes, más resolución en los knobs, formas analógicas exponenciales apropiadas, más capacidades de modulación, y saturación overdrive pre-filtro en una máquina que nunca hizo eso, ha llevado a que Uli anuncie «su colaboración con él para desarrollar sintetizadores Behringer analógicos clásicos». Así lo dicen en su nuevo comunicado, también publicado en Facebook, y cuya copia incrustada puedes ver al final de esta noticia.

«Behringer se acercó a mí para ayudarlos a dar vida a sintetizadores icónicos. Durante muchos años ha sido mi pasión crear un firmware mucho mejor para Sequential Prophet 600 y diseñar mis propios proyectos de polisinte. La visión de Uli me brinda una oportunidad fantástica para contribuir a la reingeniería de algunos de los mejores diseños de sintetizadores de la década de 1970, y hacerlos accesibles para todos: Una visión en la que creo profundamente y de la que quiero ser parte», asegura Fabrice ‘Gligli’ como parte del anuncio.

Así es la auténtica reingeniería de Fabrice 'Gligli' para mejorar SCi Prophet 600 -y Uli cree que la necesita en sus sintetizadores Behringer

Así es la auténtica reingeniería de Fabrice ‘Gligli’ para mejorar SCi Prophet 600 -y Uli cree que la necesita en sus sintetizadores Behringer

La reingeniería es necesaria si quieres resucitar máquinas añejas

Al parecer, la misión de Behringer continúa siendo la resurrección de instrumentos clásicos e icónicos, principalmente cajas de ritmos y sintetizadores analógicos. Desde su primer anuncio de estas intenciones a finales de 2014 hasta la llegada inminente de la caja de ritmos clónica RD-8 de la clásica Roland TR-808, ha pasado algo de tiempo. Pero cada vez es más notorio que esta misión de sintetizadores Behringer empieza a reunir todas las piezas necesarias para un fabuloso puzzle.

Y es que cuando quieres abordar la resurrección de máquinas arcaicas cuyos detalles más íntimos fueron vagamente documentados, necesitas la mano experta de un personaje como el que nos ocupa. «Mi objetivo [al desarrollar] P600fw era tener el polisinte vintage de mis sueños… ¡Utilicé mis conocimientos de informática y electrónica para hacer algo que fuera fácil de instalar, capaz de aprovechar al máximo el hardware analógico y, sobre todo, divertido de hacer!», comenta Fabrice. Y si Behringer ya tiene sus reinvenciones de los necesarios chips Curtis, parece lógico que le preocupe un acuerdo como el que ahora anuncian, para asegurarse la ingeniería inversa sobre esas máquinas y el desarrollo de nuevas prestaciones.

Según se detalla en una entrevista con Gligli realizada por Vice, gran parte de su trabajo a la hora de mejorar SCi P600 incluyó el estudio pormenorizado de los esquemas y la imagen del código ROM de la máquina original. Eso y el desarrollo de un emulador propietario sobre PC para estudiar el hardware, con la meta de implementar código fresco que generase los valores CV y puertas lógicas necesarios para sus propósitos. Ante un personaje de este tipo, vemos que Uli no habrá podido resistirse en su meta por hacer más populares a sus sintetizadores Behringer. No sabremos si el acuerdo habrá sido del tipo ‘venga, pídeme lo que quieras‘, pero sí que parece tener esa pinta.

«La visión de Uli me brinda una oportunidad fantástica para contribuir a la reingeniería de algunos de los mejores diseños de sintetizadores de la década de 1970, y hacerlos accesibles para todos» – Fabrice ‘Gligli’

El reclutamiento de los sintetizadores Behringer incluye a 70 ingenieros experimentados

Las palabras de Uli Behringer al dar la bienvenida a Gligli, ya nos suenan muy familiares, aunque no por ello dejaremos de citarlas aquí en defensa de la información objetiva. «Es un honor tener a GliGli en nuestro equipo. Fabrice es un increíble diseñador de sintetizadores, y estoy muy orgulloso de haberlo ganado por nuestra ambiciosa visión», comenta el fundador de la compañía y Presidente de Music Tribe. «Desde que diseñé mi propio sinte en 1977, me apasionan los sintetizadores y hoy, Behringer tiene la misión de traer de vuelta los sintetizadores clásicos, así como diseñar instrumentos completamente nuevos y ponerlos a disposición a precios que todos puedan pagar».

Cada iteración de esta historia en los sintetizadores Behringer se torna más atractiva e interesante, aunque no deja de lado en ningún momento el aura de misterio, podríamos decir. Es cierto que máquinas como Neutron y Crave representan un saludable margen de innovación aún basándose en referencias clásicas –uno ha estado disponible desde hace tiempo, y el segundo, parece estar listo para el desembarco. Pero de esa avanzadilla sintética prometida, a día de hoy, sólo hemos tenido en nuestras manos el clon Minimoog Model D, muy bien recibido por el público, dicho sea de paso.

Así las cosas, no podríamos arriesgarnos a decir si esa demostración es suficiente para confiar en el buen término de todo lo que prometen (la reinterpretación K-2 de Korg MS-20, el tricolor MS-1 a imagen y semejanza de Roland SH-101, o su propio Odyssey, por solo citar tres ejemplos aparentes). Aunque siendo justos y francos, hoy sí nos parece que están dando pasos firmes en dicho sentido. «En Behringer creemos que todos deberían tener acceso a los increíbles sintetizadores y sonidos de los años 70 y 80», sigue siendo la decisión de Uli en cualquier caso, que vemos repetida en cada nuevo anuncio.

Todo parece ajustarse a un plan premeditado de información cuantificada, al menos desde el punto de vista de la rumorología y teaser-marketing típicos en Internet. «Esta asociación también demuestra que damos la bienvenida a colaboraciones con fabricantes boutique, ya que creemos que podemos coexistir y complementarnos a la perfección», leemos como otra novedad en esta fuente de información sobre sus planes y tendencias. «Actualmente, estamos reclutando a 70 experimentados ingenieros de sintetizadores de todo el mundo para que se unan a nosotros en nuestra misión de sintetizador», revela Uli en su ya dilatada lista de notificaciones en pro de popularizar aún más su proyecto de sintetizadores Behringer, una prometida gama que en su historia del desarrollo de productos se ajusta cada vez más a un proyecto auténticamente personal.

¿Cuál es tu percepción personal sobre estos planes y lanzamientos de sintes, tanto clónicos como radicalmente nuevos? Escribe más abajo tus comentarios…

Más sobre los sintetizadores Behringer | Sitio web oficial

 ¿Tienes algo que decir?

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES