Trucos para mejorar el groove de tus charles a imagen y semejanza de los bateristas acústicos…

Cualquier productor que se haya sentado frente a un sampler para programar un groove sabe lo complicado que resulta la creación de patrones convincentes de charles. El primer enfoque que prueban muchos principiantes consiste en dibujar algunas semicorcheas para esperar un buen resultado -pero eso brinda patrones obsoletos y mecánicos que censurará cualquier amante de la música electrónica verdaderamente expresiva.

Ahora bien, en ciertos contextos musicales, la impresión mecánica que se deriva de la repetición de un mismo sonido puede funcionar muy bien -como es el caso de los patrones de charles rodantes de los ritmos Trap, por ejemplo. En otras muchas situaciones, sin embargo, dicho enfoque sólo suena plano y aburrido.

Entonces, ¿qué puedes hacer para mejorar tu patrón de charles básico y robótico? Bueno, haremos lo que todos los estudiantes inteligentes hacen, ¡aprender de los mejores en este negocio!

Aprende de los maestros

En el contexto de la presente discusión esta propuesta implica que prestes atención a cómo tocan los bateristas reales. Hay un gran número de factores musicales que importan, incluso en la interpretación más básica de batería acústica -y todos ellos contribuyen a la impresión de lo que se engloba en las descripciones de “groove” y “sentimiento”. Queremos examinar un número pequeño de los factores más importantes en los siguientes párrafos, los cuales podrás tomar prestados de la interpretación acústica para aplicarlos directamente sobre tus ritmos electrónicos.

Velocidad variable

En primer lugar y lo más importante, los bateristas no tocan imprimiendo una energía o velocidad constantes en cada golpe individual. Ellos ejercen cambios naturales en la cantidad de presión que aplican cuando golpean un hi hat o una caja de forma repetitiva, generando de ese modo un nivel muy sutil pero perceptible en el volumen y el movimiento del patrón resultante. Los buenos bateristas también juegan con los acentos, lo que significa que se centran en puntos concretos del groove para tocar más fuerte, mientras tocan otros pasajes con más tranquilidad. Esto crea ritmos y patrones exclusivos en el contexto general del groove de batería.

Los buenos bateristas también juegan con los acentos, lo que significa que se centran en puntos concretos del groove para tocar más fuerte, mientras tocan otros pasajes con más tranquilidad…

Para aplicar esto a tus pistas de corte electrónico, tendrás que invertir un poco de tiempo con la herramienta de velocidad de tu secuenciador -como primer paso, te recomendamos que modifiques la velocidad de cada golpe en tu patrón de charles de modo que sus valores particulares caigan en un rango global de cinco a diez (asumiendo que tu rango de velocidades siga el estándar MIDI con valores de cero a 127).

Después, experimenta con los acentos, eligiendo ciertos puntos para aumentar su velocidad – intenta acentuar los golpes base (las notas completas ‘1’, ‘2’ , ‘3’ y ‘4’) para reforzar el tempo y la estabilidad del patrón; por su parte, las notas intermedias que caen entre los golpes base pueden ser empleadas para añadir interés y generar un mejor groove. Una vez que hayas establecido estos focos de acentuación, puedes utilizar otros golpes de tu patrón para crear sensaciones o disiparlas, de modo que las destaques o las disperses en términos de velocidad.

Tempos temperamentales

El segundo detalle que podemos aprender a partir de las interpretaciones de bateristas acústicos es que las micro-fluctuaciones en el tempo contribuyen en gran medida a la sensación general del groove. Estos cambios sutiles en la ocurrencia de los golpes son, posiblemente, el mayor factor que contribuye a la sensación perezosa y relajada de ciertos temas Hip Hop, por ejemplo, o al animado ambiente orgánico de producciones particulares Deep House y de muchos géneros entre medias.

Puedes aplicar fácilmente esta técnica si programas tu patrón básico de charles, lo cuantizas de forma severa, y luego desplazas a mano un buen número de samples fuera de su posición. No vayas demasiado lejos o tu groove acabará denotando un gran desorden -amplía un poco la vista y mueve algunos de tus charles fuera de la rejilla en pequeñas fracciones. Luego escucha de nuevo tu patrón y toquetea la posición de cada sample hasta que te guste el groove resultante.

Flying Lotus, por citar un caso, es un experto en la aplicación de esta técnica sobre la música electrónica -dedica un rato a escuchar su producción sin parangón 1983 para tener un perfecto ejemplo relacionado.

Duración impredecible

Una combinación de diferentes duraciones de notas es otro truco que podemos tomar de la percusión acústica. Más allá del uso evidente de ambas muestras cerrada y abierta del charles, la marcación de cambios sutiles en la duración de cada golpe obrará maravillas en la obtención de sensaciones y grooves más naturales.

Si tu sampler dispone de una función ‘gate’, úsala para modificar la duración, alargando o acortando tus bloques MIDI. De lo contrario, tendrás que entrar para editar a mano la longitud de cada muestra (o conseguir una copia del paquete Power Tools – Drum Samples & Patches de Mode Audio, que ofrece variados conjuntos de charles cerrados, medio abiertos y abiertos). Intenta reflejar el patrón de velocidad que antes comentábamos, haciendo que las notas más fuertes sean más largas y las más tranquilas de menor duración; o añade complejidad a tu groove creando un patrón distintivo para una gama de duraciones.

Tono imperfecto

Un truco final para crear patrones de charles con mejores sensaciones es utilizar copias de un mismo sample o sonido, modificando el tono de cada ocurrencia en pequeñas cantidades. Esto contribuye a reflejar los cambios tímbricos que se consiguen al golpear diferentes partes de los platos o cuando se aplica una presión variable sobre el pedal del soporte.

Encuentra la muestra que desees utilizar y suéltala en diferentes slots de tu sampler, entre tres y cinco. Si tan sólo estás empleando audio en tu DAW, abre el mismo archivo de audio, sample o fragmento en tres o cinco pistas. Después, altera el tono de cada sonido en algunos cents -los semitonos serían demasiado y producirían un efecto melódico mucho más obvio, lejos de la impresión sutil que deseamos crear ahora. Un rango tonal de 15 a 30 centésimas te dará el efecto que buscamos. Ahora, sólo tienes que alternar entre las diferentes muestras a hora de programar tu patrón de charles y reducir el rango de tono si el efecto resulta demasiado obvio.

A menudo, no es necesario emplear todas las técnicas comentadas para conseguir que tu groove suene más natural, pero es bueno que tengas una selección de diferentes enfoques para probar en tus pistas… ¡Te deseamos suerte y diversión al usar estos regalos de los dioses de las baterías!

 ¿Buscas samples y sonidos profesionales? 

Insufla vida a tu colección de platos con la gama completa de muestras de hi hat y otros sonidos de batería y percusión creados por los diseñadores de Mode Audio.

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés “Creating Natural Hi Hat Patterns” está disponible en el blog Magazine de Mode Audio.