El dominio de la panoramización en la mezcla es capaz de cambiar drásticamente tu sonido -te enseñamos cómo dar espacio y amplitud a los elementos e instrumentos de tus temas…

La panoramización ayuda a determinar cómo nuestra mezcla final acabará sonando frente a los oyentes. Las técnicas de panning pueden ser utilizadas para crear espacio, mejorar el ya conseguido y crear una experiencia musical mucho más inmersiva en la audiencia.

Entonces, ¿cómo saber cuando y dónde aplicar panorama? En mucha de la música actual, el ritmo central y la voz solista son el foco principal de la mezcla. Por esto, el bombo, la caja y la voz cantante están ubicados en el centro -normalmente, denominado ‘C’ o ‘0’ en la mayoría de software DAW.

El resto de elementos en la mezcla es lo que habitualmente utiliza el ingeniero, técnico o productor para crear una imagen estéreo del tema. Nuestros oídos tienden a centrarse en los elementos de la mezcla que están o bien en el centro o panoramizados en los extremos izquierdo o derecho, mientras que el resto queda más difuso.

La idea es que estamos creando una imagen en audio que deseamos sea experimentada por la audiencia. En muchos casos esto significa que, si cierras los ojos y escuchas tu mezcla, puedes ver a los músicos tocando sus instrumentos como si estuvieran posicionados en el escenario. En otros casos, significa que intentas crear movimiento y excitación haciendo aparecer nuevos elementos en tu campo estéreo para mantener la atención de la escucha.

Viendo la anchura del campo estéreo

En la imagen de abajo, la mezcla tiene una panoramización muy estrecha, y la herramienta Stereo Vectorscope nos sugiere que el oyente lo tendrá difícil para experimentar una sensación de mucho espacio o amplitud…

Sin embargo, en la siguiente imagen, la mezcla tiene un panorama muy amplio y puedes ver fácilmente el resultado. Durante la producción, se ha logrado una mezcla mucho más espaciosa y sin necesidad de recurrir a ningún procesamiento previo más allá de la sencilla panoramización de cada elemento.

Cómo utilizar el panorama musicalmente

No existen unas normas estrictas y rápidas para esto; tan sólo podemos aportarte algunas directrices, junto a ciertos trucos y consejos prácticos -pero es un comienzo y viene muy bien tenerlos a mano:

1. Guitarras dobladas: Al grabar guitarras dobladas (grabando la misma parte dos veces en pistas separadas), si separamos una pista totalmente a la izquierda y la otra totalmente a la derecha, conseguirás un sonido mucho más lleno sin necesidad de saturar la totalidad del arreglo.

2. Panorama complementario: Si tienes dos instrumentos en tu mezcla que ocupan un rango similar de frecuencias, intenta panoramizar cada uno opuesto al otro. No hace falta que sea hacia los extremos. Por ejemplo, una guitarra panoramizada un poco a la izquierda podría  complementar a un teclado que esté ligeramente a la derecha. Esto crea un mejor balance en tu mezcla, y el oyente no percibe todos los instrumentos como si viniesen exactamente de la misma posición -lo cual puede fatigar y hacer la escucha aburrida y confusa para el oído.

3. La caja en el centro o fuera del mismo: Panoramizar la caja totalmente en el centro hace que, automáticamente, suene con mucha más pegada. Mientras que enviarla ligeramente hacia un lado, puede hacer que el oyente se centre más en otros elementos, como la voz principal o el bombo.

4. Estrofas cerradas, estribillos amplios: Prueba con una imagen estéreo más cerrada a lo largo de la mezcla durante las estrofas de tus temas, pero aplica una imagen más abierta al panoramizar los elementos propios de los estribillos más allá del centro. Manteniendo ciertos elementos de esa manera -o simplemente en momentos puntuales-, crearás interés en tus temas.

5. Escúchalo también en mono: Procura escuchar de vez en cuando tu mezcla en modo monofónico para asegurarte de que no te estés perdiendo pegada en el proceso. Es posible que hayas pasado mucho tiempo trabajando en las panoramizaciones de todas las pistas, ¡sólo para darte cuenta después de que tu mezcla sonaba mucho más impactante al principio!

6. Ten en cuenta los clubes: Si estás mezclando cualquier tipo de música electrónica que sea susceptible de ser pinchada en un club, ten en cuenta que muchos de esos sistemas suenan en mono. La disposición de señales de audio idénticas panoramizadas a izquierda y derecha, podría provocar cancelaciones de fase durante las reproducciones monofónicas, particularmente en la zona de graves. Crea una buena y amplia mezcla estéreo, pero ve alternando a mono para asegurarte de que no perderás nada al reproducir tu música en sistemas monofónicos.

Lectura recomendada: Compatibilidad mono, los lectores opinan

 

7. Comprueba con auriculares: Escucha tu mezcla con auriculares para asegurarte de que no suene inconexa o sin balance. Tus monitores de estudio quizá sean excelentes, pero dado que en los auriculares no tendrás problemas de diafonía (información del altavoz derecho interfiriendo en el oído izquierdo, y viceversa), tu experiencia sonará diferente. Recuerda, ¡quizá la mayoría de tu audiencia acabe por escuchar tu música a través de auriculares!

8. No sobrecargues: Intenta que los elementos que panoramices a izquierda o derecha no sobrecarguen demasiado, rítmicamente hablando. Por ejemplo, al mezclar dos instrumentos rítmicos que ocupen un rango similar en altas frecuencias -como una guitarra acústica y un plato hi-hat-, puedes ubicar cada uno en lados opuestos. Si esos dos instrumentos normalmente reproducen un ritmo similar (compases 1/8 ó 1/16), mantenerlos en panoramas opuestos creará una sensación rítmica similar en ambos altavoces. La panoramización de demasiados elementos rítmicos en un solo canal, puede distraer demasiado.

9. Dale un aire vintage: Dicho esto, algunas viejas grabaciones -o mezclas modernas hechas con nostalgia y métodos clásicos-, tienden a panoramizar la batería prácticamente a la derecha del todo, mientras que el bajo se encuentra en oposición, a la izquierda. Hacer esto quizá obligue a los oyentes a escuchar con más esfuerzo y atención, pero podría resultar en texturas interesantes para tu música.

10. Menos es más: Muchas veces, las mezclas más amplias no provienen de panoramizar todo, sino de hacerlo sólo en ciertos elementos interesantes, mientras se mantiene un centro balanceado y con pegada. Este tipo de mezcla suele sonar correctamente en mono, también.

Prueba a dar espacio y amplitud a un solo elemento de tu mezcla, como las guitarras dobladas, una pista de piano o los aéreos de la batería, y deja el resto alrededor del centro, cuidando los niveles y aplicando una ecualización con juicio y mesura. Te sorprenderás de lo poderosa que puede ser esta técnica.


No te pierdas estos posts relacionados:

¿Qué te ha parecido este artículo? Escribe abajo tus comentarios…