El pasado 9 de Octubre, planteábamos estas cuestiones en nuestro Facebook, relativas a las comprobaciones de compatibilidad mono durante la mezcla:

¿Es importante para ti que tus temas suenen bien tanto en mono como en estéreo? ¿Y cómo lo consigues y compruebas? ¿O quizá la escucha estéreo es algo tan difundido que no merece la pena preocuparse?

Dado que aquél fue un post que tuvo un buen seguimiento, y en él muchos dejasteis vuestras opiniones técnicas (¡mil gracias!), hemos querido reflejarlas aquí para el beneficio de nuestra comunidad de seguidores.

Compatibilidad mono: muy importante, por supuesto

La necesidad de aplicar una técnica durante el proceso de mezcla para la verificación de compatibilidad mono es un acuerdo unánime: todos los comentarios de nuestros lectores así lo reflejan. También resulta muy interesante leer que algunos de vosotros aportáis notas y consejos adicionales en vuestras argumentaciones.

Joan Roldán, por ejemplo, razonaba que una “Mezcla estéreo sin comprobación mono puede engañarnos y causar un resultado no deseado, como eliminación de frecuencias por desfase, por ejemplo”. Joan apuntaba, además, que “Una buena manera de realizar una mezcla es ajustar niveles con escucha en mono y, posteriormente, pasar a estéreo abriendo panoramas y colocando los diferentes sonidos en el espacio estéreo”, una recomendación que parece muy acertada.

Por su parte, Néstor García sigue esa misma metodología: “Mezclo en mono siempre, por este orden: voz, bajo, bombo, resto de la batería y, ya entonces, el resto de instrumentos. Cuando considero que está bien, empiezo a trabajar panoramas”. Y Juan Peres, precisando algo muy natural de nuestra fisionomía, explicaba que “Hablamos en mono y escuchamos en estéreo… Bastante importante es que suene [bien] en las dos formas. Grabo en mono y paso a jugar duplicando, copy, paste, delay…”.

A veces, las comprobaciones pueden llegar más lejos, como sugiere David Fernández de DLMG Entertainment Music: “No sólo escucho en mono, también me salgo del estudio a varios metros y compruebo el sonido de la producción, o cómo le sonaría a un vecino -todo ello para comprobar los graves y la pegada”.

Señales "fuera de fase": ¿mal rollo? Sí, mucho

Señales “fuera de fase”: ¿mal rollo? Sí, mucho

Si suena bien en mono, el estéreo será grandioso

Es evidente que, “si nuestra mezcla suena correcta en mono, en estéreo sonará aún mejor“, según afirmaba Iván Colmenar. “Probablemente, en mono habrá frecuencias que enmascaren a otras y que en estéreo no se quedarían enmascaradas, dada nuestra audición binaural. Al igual que nos encontramos frecuencias ‘perdidas’, también tenemos frecuencias ‘realzadas’ […]”.

El fin último es evitar situaciones como la que describe Carlos Soto: “Cuando tu canción se reproduzca en mono -en una radio convencional, por ejemplo- si [su] compatibilidad mono es inadecuada, se producirán desfases entre las señales sumadas. Y eso resultará en una pérdida de energía en las frecuencias graves, con una desaparición lógica del equilibrio de tu mezcla”.

La escucha ajena de tu música en mono, aunque parece una posibilidad remota, no lo es tanto:  “Es más que probable que tu tema acabe sonando en mono por algún lado… Aunque eso ya es culpa del oyente, es como si se mirase un cuadro con gafas de sol”, precisaba David Elpezs de Electromagnética.

Métodos de verificación

Incluso con el riesgo de verse ante los posibles casos expuestos, la validación estéreo/mono no parece tan crítica para algunos de nuestros lectores. Óscar Escapa, por ejemplo, opina que “Con tener las frecuencias graves y [los] elementos principales dentro de fase, la esencia del track estará bien, tanto en mono como estéreo”. Y si bien no queremos quitar ni añadir nada a su propia técnica, sí que parece muy práctico disponer de mecanismos que nos faciliten realizar dicha verificación de la compatibilidad monofónica

“Mi amplificador cuenta con un botón conmutador mono/ estéreo -siempre lo uso para [poner] el espectro [en] mono”, escribía Eduardo Gozne; al tiempo que Fernando Ortega precisaba que “A día de hoy, con móviles y tablets reproduciendo música por doquier, la compatibilidad mono es un factor a tener en cuenta”.

Casi todos los secuenciadores actuales aportan sistemas de diversa índole para realizar la verificación de la compatibilidad monofónica. Fijémonos en Steinberg Cubase, por ejemplo, con su “Mezclador de la Control Room’, provisto de conmutadores para conversión a mono y de simplificación de canales en producciones surround.

Vista del "Mezclador de la Control Room" en Cubase para realizar comprobaciones mono

Vista del “Mezclador de la Control Room” en Cubase para realizar comprobaciones mono

Y si tu secuenciador no provee ningún mecanismo al uso, quizá te venga bien acordarte de Panipulator, un plugin gratuito para PC y Mac que presentábamos hace unos días, poco hambriento en términos de consumo CPU, y que puedes insertar en el bus máster para comprobar la validación mono de tus mezclas.

También hay que resaltar que cualesquiera plugins de carácter profesional que decidas emplear en tus producciones, siempre te ofrecerán conmutadores ‘Mono’ para comprobar su ejecución.

Las voces nacen en mono

En un momento de la sucesión de comentarios, José Martín Palacios ampliaba el ámbito de la técnica, preguntando a la galería si al grabar una toma de voz con un solo micro, es mejor hacerlo en mono o estéreo. “A mí me suena igual, sólo pretendo aprovechar Gigas”, añadía.

Joan Roldán le respondía de forma precisa, aclarando que “Una toma de voz con micro, será mono siempre que no se usen técnicas de grabación M/S, aunque puedes aprovechar el estéreo para añadir reverb, delay, echo… Así que si aplicas algún efecto, desde luego [tienes que] finalizar tu mezcla en estéreo”. Al hilo de esa aclaración, Rubén Monge recordaba el clásico método del double tracking, o doblado de pista: “Edita tu voz si quieres abrirla en estéreo; duplícala, por ejemplo, y lleva una muestra a un lado y la nueva al otro, y sobre esta [última], aplica un retardo”.

Sea cuál sea nuestra técnica de mezcla, parece recomendable que no olvidemos este aspecto crítico de la producción musical. Como prueba de su importancia, no hay mejores palabras que estas de Boz Digital Labs, los desarrolladores del plugin Panipulator que antes recordábamos: “¿Cómo sonarían tus mezclas en un parque de atracciones? ¿En la sala del dentista? ¿Y qué pasaría si conectasen un altavoz en contrafase?”.

Panipulator_750x400px

Panipulator de Boz Digital Labs, ideal para tus chequeos monofónicos