La cohesión y calidez propios de lo analógico harán mucho más naturales tus mezclas…

Nuestro oído está hoy acostumbrado a escuchar cierto tipo de “calor” característico de las grabaciones analógicas, pero ahora trabajamos en un mundo de software que suele incluir elementos predominantemente digitales.

Los entornos de audio digital suelen ser calificados como “fríos” y “clínicos” cuando son comparados con la realidad analógica, aunque nos beneficiamos de la flexibilidad resultante que nos brindan una calidad sonora excepcional, un alto techo dinámico (headroom), la rellamada instantánea de mezcla y la tecnología avanzada para procesamiento mediante plugins y DSP.

De cara a la emulación analógica con nuestros entornos software, el mejor truco es lograr replicar las características de frecuencia de la “vieja escuela” -es decir, la respuesta en frecuencia del hardware, su dinámica suave, la cohesión y la estética de una mezcla añeja.

De cara a la emulación analógica con nuestros entornos software, el mejor truco es lograr replicar las características de frecuencia de la “vieja escuela”…

Si bien parece fácil abrir una instancia de un plugin de saturación dentro de un canal para girar su botón ‘Drive’, resulta algo más complicado aplicar estos procesamientos de una forma metódica. Empieza por determinar las características de mezcla que estás buscando. ¿Estás a la caza de un tono clínico y limpio? ¿Buscas pulcritud o prefieres calidez? ¿Quieres que la distorsión sea audible o prefieres que esté ahí aunque resulte inadvertida?

Una vez que respondas a estas preguntas, estarás en condiciones de saber la cantidad de saturación (drive) que has de aplicar en las diferentes etapas de tu mezcla. Los géneros musicales, gustos -y muchas veces los requerimientos de un cliente- son factores que influirán además en tu aproximación.

Native Instruments Driver: un genial regalo "saturado" a finales de 2012 -ahora disponible por 24,5€

Native Instruments Driver: un genial regalo “saturado” a finales de 2012 -ahora disponible por un precio rebajado de 24,5€

Conoce las posibilidades de tus herramientas

Piensa en tus opciones disponibles de saturación como un pintor artístico haría con su paleta de colores: familiarízate con los matices de cada herramienta a tu disposición. Cada etapa de saturación o distorsión imprimirá su propio y único “sabor” armónico, color, tono y respuesta. La saturación suave y lujosa puede cumplir una finalidad, pero un “crujido” barato y cutre vendrá bien en otros casos. Una vez que sepas cómo tus opciones de saturación afectan al sonido, podrás supeditar los elementos de tus mezclas a dichas sensaciones.

Aquí estamos valorando sobre las opciones de saturación por software, pero no dudes en pasar señales digitales por rutas analógicas de señal, sin pararte a pensar lo poco usadas, sucias y de baja fidelidad que pudieran ser. Algunas fuentes digitales de sonido pueden ser tachadas de finas o frías; una parte de samples o sintes podría tener un timbre y un carácter adecuados, pero quizá pierda agudeza y peso en comparación con otros elementos de la mezcla. La saturación, de cualquier tipo, podría ser la cura.

Aquí estamos valorando sobre las opciones de saturación por software, pero no dudes en pasar señales digitales por rutas analógicas de señal…

Una dosis justa de distorsión y saturación es capaz de añadir la pegada armónica que un elemento requiera para sobresalir, perfilando su presencia. Los sonidos por capas a veces se benefician de una saturación sutil, pues la adición de distorsión -armónicos adicionales- cohesiona un grupo de capas como una sola entidad.

La mayor parte de plugins para saturación dispone de un control de salida, de modo que puedes restituir la señal procesada según el nivel original. Después resulta sencillo activar/ desactivar el efecto, lo que te ayudará a definir una cantidad adecuada de saturación, y lo más importante, comprobar cómo el procesamiento afecta a la señal. Si perdieses una buena cantidad del carácter original del sonido, deberías mezclar el efecto en paralelo a través del control ‘dry/wet’ de tu plugin, o emplear un retorno auxiliar.

Sonimus Satson, emulación analógica con pedigrí por 39$

Sonimus Satson, emulación analógica con pedigrí por 39$

Añade algo de “pegamento” y cohesión

Se genera mucha discusión en el panorama de la producción en torno al “pegamento” de la mezcla y la cohesión: el procesamiento analógico, la circuitería de los procesadores externos, las mesas de mezcla, la cinta y los sumadores analógicos consolidan señales de una forma natural -pero los DAWs son limpios y matemáticamente aislados.

Los sonidos digitales se recopilan desde una multitud variopinta de fuentes: grabaciones de micro, sintes analógicos, instrumentos software, sampling y efectos digitales. Los picos de transitorios coinciden y se comen el headroom (techo dinámico). Las frecuencias de agudos pueden sonar desapacibles y abrasivas -por suerte, la saturación es capaz de amortiguar los efectos laterales de la suma digital.

En busca de un resultado más natural, reparte tu saturación sobre elementos determinados de tu producción…

Una solución directa podría consistir en aplicar un único efecto de saturación sobre un grupo de canales. Y aunque esto podría funcionar en alguna ocasión, el problema es que casi siempre resultará obvio para tu audiencia. En busca de un resultado más natural, reparte tu saturación sobre elementos determinados de tu producción. Ciertos toques sobre elementos individuales, buses e incluso en tu máster proporcionarán a tu mezcla una cohesión más confortable y agradable al oído.

Las emulaciones de consolas por software -como Slate Digital VCC y Sonimus SatsonBritson– también son interesantes para conducir tus canales digitales a través de la circuitería emulada de un mezclador virtual, proporcionando a las mezclas clínicas y cristalinas una calidez inspirada en los grandes mezcladores añejos.

Para acabar, mientras que los procesadores plugin de saturación suelen ser el primer recurso operativo en estos casos, hay otras formas de conseguir cohesión y calor analógicos: el control de la dinámica, la reducción suave de transitorios y la eliminación de agudos disonantes también son posibles mediante procesamientos de EQ, compresión y limitación.

Slate Digital VCC: un clásico en la emulación de consolas añejas

Slate Digital VCC: un clásico en la emulación de consolas añejas

 Una oferta de plugins profesionales y versátiles a tu alcance 

Los hábiles ingenieros de Minimal System Group han preparado estos consejos “analógicos” para tu lectura, y al mismo tiempo, te ofrecen un importante repertorio de efectos plugin que cubre desde los procesamientos tradicionales de reverb, delay o filtrado, hasta los dispositivos de dinámica, ganancia y EQ empleados en mezcla y mástering.

Te sorprenderás positivamente por sus funcionalidades avanzadas y precios reducidos, al alcance de cualquier presupuesto de estudio -también ofrecen paquetes de plugins que reducen aún más su precio en conjunto.

   COMENTARIOS, PREGUNTAS, IDEAS 

6 Respuestas

  1. janomix

    Como siempre, muy buenos artículos. Lamentablemente, a nadie se le ha ocurrido hacer una computadora a tubos… ahí estaría mas de la mitad realmente resuelto. Saludos.

    Responder
    • FMCMstaff

      Gran idea Janomix! Nos imaginamos un dispositivo analógico a válvulas, dotado con USB 3.0, por ejemplo, al que pudiésemos enviar y retornar señales. Lo más parecido a esto lo hizo Waldorf hace unos 15 años, aunque era un procesador externo de filtros analógicos para procesar señales de plugins (Waldorf AFB-16, http://www.waldorf-music.info/hardware-archive/afb-16). La idea era muy buena, aunque no cuajó. Un saludo!

      Responder
  2. Erwing Hernandez

    Sin Desperdicio! :), muy Util, por cierto de un tiempo para aca me he estado rompiendo el coco pensando en como lograban tan buenos acabados en la era pre-digital, sin ruidos de tierra, buena compresion, con tan buen mastering, no solo los grandes sellos, sino tambien en grabaciones de “garage”; aunque la tecnologia ha hecho todo más facil creo que seria un buen tema a futuro!.

    Responder
    • FMCMstaff

      Hola Erwing! Muchas gracias por tu comentario. Es evidente que la época previa a la irrupción de todo lo digital, exhibía una electrónica de auténtico lujo y enorme precisión. Antes de que los mezcladores digitales (Yamaha ProMix 01, uno de los primeros) llegasen a los estudios caseros y de proyectos, estaban disponibles estupendas mesas de 16, 24 y 32 canales con unos niveles de ruido y THD muy reducidos. Así que en los estudios de altos vuelos, ya no digamos lo que se podía encontrar. Incluso a principios de los 60, las consolas de gran formato ya sonaban de maravilla -una parte de aquella tecnología nos llevó a la Luna, así que no hablamos de prototipos que el tiempo debería madurar. Bien es cierto que todo lo digital ha facilitado, democratizado y popularizado las cosas; pero muchas de éstas se basan en diseños, conceptos y dispositivos que siempre funcionaron muy bien (el “siempre” son muchos años, ya sabes). Un placer saludarte, y esperamos cruzarnos mucho por aquí contigo! Un cordial saludo

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

 Recibe nuestras actualizaciones

Resúmenes cada 48 horas por e-mail

 
Gratis y sin SPAM -podrás eliminar tu e-mail cuando quieras

Artículos Relacionados

 Ofertas destacadas

 También podría interesarte...