Vida, alma y humanidad. Esa podría ser la mejor manera de describir lo que queremos decir cuando hablamos de agregar sonidos «orgánicos» a nuestra música…

Con tantos temas producidos por completo usando ordenadores, escritos en la cuadrícula utilizando instrumentos digitales prístinos, a veces nosotros y nuestros oyentes anhelamos la sensación de una época en que las cosas no eran tan mecánicas y robóticas. Necesitamos esos sonidos orgánicos cien por cien certificados, alimentados con pasto, sin hormonas añadidas.

Pero, ¿cómo obtenemos el elusivo sonido orgánico, cuando ni siquiera podemos concretarlo por escrito? ¿De dónde viene? Una forma es hacerte con algunos sonidos grabados del mundo real, pero hay más…

Materia orgánica # 1: El sentimiento humano

Los instrumentos reales, y por tanto el sonido de samples grabados, fueron tocados por humanos. Y ya sabes, los humanos no somos correctos, y a veces cometemos errores. Una caja de ritmos, por otro lado, es una maquinaria fría y calculadora que genera exactamente el mismo sonido y patrón de bombo un millón de veces seguidas sin equivocarse. Para comenzar a imprimir humanidad en nuestra música, nuestro puerto de escala son las secuencias MIDI.

Programación de velocidad MIDI para una sensación humana

La programación de velocidad es la mitad de la batalla por el toque humano: Naturalmente, los humanos tocarán notas y golpes que desean enfatizar sobre el resto. Considera, por ejemplo, una velocidad MIDI promedio de 80 como tu guía, y enfatiza las notas clave y los golpes de tu melodía, línea de bajo o parte de batería usando velocidades superiores. Y acostúmbrate a reservar la velocidad máxima de 127 sólo para las frases con notas más extremas, guardándote ese recurso para cuando realmente lo necesites.

Toque humano musical: edición de velocidades MIDI

Luego, reduce la velocidad de las notas que menos importan, aquellas que simplemente están ahí para apoyar a las demás, a un valor de aproximadamente 60. Una táctica buena, por cierto, es aleatorizar ligeramente los valores de velocidad, sin usar el mismo valor dos veces. La elección de la nota exacta en tu melodía, beat o relleno que deberías enfatizar no es algo que podamos decirte: Eso es algo que tendrás que sentir para cada frase única.

Programación de temporización MIDI para un toque humano

No se puede esperar que un humano toque notas exactamente en la cuadrícula MIDI mientras se reproduce el metrónomo… Y tampoco deberían hacerlo: La sensación mecánica perfecta de una caja de ritmos es justo lo que estamos tratando de evitar aquí. Si tu DAW dispone de herramientas para humanización o aleatorización sobre pistas o selecciones MIDI, te vendrán al pelo para esto.

Toque humano musical: edición del timing de notas MIDI

Las micro-imperfecciones son todo lo que necesitas –los músicos profesionales no son tan extraños, después de todo. Hasta ±7 ticks MIDI, distribuidos al azar, deberían ser suficientes para obtener una sensación humana que todavía se mantenga a tiempo con la cuadrícula.

Si tu DAW no incorpora herramientas de aleatorización o humanización, es hora de que deshabilites la cuadrícula MIDI, para acercar y arrastrar notas ligeramente hacia adelante o atrás en el tiempo. Pero ve con mucha calma: un poco es todo lo que necesitas.

Materia orgánica # 2: Usa plantillas de groove

Los DAW modernos ofrecen la capacidad de imprimir un groove específico de una lista de temporizaciones predefinidas de swing, e imprimirlo sobre una pista de audio para extender automáticamente sus transitorios a dicho mapeado. En Ableton Live puedes extraer el groove de una muestra o grabación arrastrando el clip al Groove Pool, y luego arrastrarlo desde allí a otros clips de audio, como verás a continuación, haciendo que todas tus partes suenen con la misma sensación.

Toque humano musical: Groove en Ableton Live

Materia orgánica # 3: Echa mano de las muestras grabadas

Los samples tomados de grabaciones y las colecciones temáticas de Instrumentos Reales abarcan géneros como el hip-hop, y su ambiente humano devuelve el realismo a cualquier tema repleto de sintetizadores y cajas de ritmos. En ocasiones, sólo agregar algunas muestras de guitarra que fueron tocadas por un intérprete real es suficiente para que la materia orgánica vuelva a inundar un tema estéril.

Como alternativa, la sensación del sampling añejo, y por lo tanto, parte del ambiente de las muestras grabadas a partir de interpretaciones de humanos, puede ser un buen recurso para crear nuevos grooves (como antes dijimos). O también la adición sobre una pista de un efecto para decimación de bits, o bitcrushing.

Materia orgánica # 4: Añade efectos de cinta magnética y vinilo

A veces ni siquiera se trata de la sincronización musical, las notas o los instrumentos grabados. A veces, obtener una sensación retro y orgánica en tu música se trata de imitar el comportamiento de la música y la tecnología de reproducción de la vieja escuela.

Por ejemplo, los productores actuales usan compresores plugin de estilo analógico porque reaccionan de una manera menos predecible a las señales ya digitales. Este retroceso al calor analógico de las grabaciones de tiempos pasados ​​proporciona otra forma de insuflar vida a tus pistas.

Toque humano musical: Echa mano de los efectos plugin de vinilo

Otra forma de llevar el «sonido del pasado» a tus proyectos DAW es recurrir a plugins de emulación de vinilo y cinta magnética. Ubicados en tu bus máster, simulan el sonido del hardware de estudio que era empleado en las grabaciones clásicas y la forma en que dichos temas se reproducían originalmente.

Puedes añadir plugins de emulación de vinilo como AudioThing Vinyl Strip sobre pistas individuales con el fin de recrear una sensación de muestreo. ¿Por qué echar mano de un sample limpio de un conjunto de batería cuando puedes tener un efecto de vinilo y convertir un loop de dicho conjunto en un break clásico instantáneo?

Materia orgánica # 5: ¡Toca tú mismo!

Siempre y cuando tengas una confianza razonable con un teclado MIDI o un controlador de pads de batería, el hecho de tocar (o reproducir) una parte de tu DAW vía MIDI te proporcionará una forma práctica de conseguir la genialidad de una actuación humana real.

Si eres un poco lento con las teclas, intenta este truco: Baja el tempo de tu proyecto antes de grabar, y toca esa parte más lentamente, para tener tu oportunidad de acertar en el timing. Una vez finalizada esa grabación, vuelve a subir el tempo. Y dado que estarás utilizando MIDI, tu sensación humana permanecerá incluso con el tempo original.

¿Tienes tú otros trucos y técnicas para imprimir un toque humano y elementos orgánicos a tus pistas? Escribe tus comentarios más abajo…

Revisa los últimos sonidos de Loopmasters

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES