La nueva caja de ritmos Roland Aira TR-8 ha acaparado durante días la atención del mundo entero, tras la insinuación de la marca nipona -días antes de NAMM Show 2014– de que estaba trabajando en algún tipo de resurrección de sus míticas unidades TR-808 y TR-909.

Roland Aira TR-8, con su etiqueta Rhythm Performer, ya es una realidad. No sólo revive los sonidos de las aduladas cajas de ritmo que sentaron las bases de numerosos estilos dance en los años 80, sino que los actualiza con nuevas funcionalidades, efectos y un nuevo formato a precio asequible.

Aira TR-8 emplea la nueva tecnología de modelado analógico ACB (Analog Circuit Behavior) para conseguir “una recreación fidedigna de los tonos y el comportamiento de las máquinas clásicas”, según Roland, “incluidas las suaves variaciones tonales que ocurren cuando trabajas con los controles, o cuando varios instrumentos suenan realzados (‘accent’) con el secuenciador por pasos”.

La caja de ritmos Roland Aira TR-8 ofrece controles individuales para cada sonido, superando en número a los controles de las máquinas icónicas a las que emula. También incorpora el popular secuenciador TR de 16 pasos, con dos variaciones ‘A’ y ‘B’ de patrones, que soporta la creación de patrones en tiempo real o nota a nota con hasta 32 pasos de duración.

La unidad es capaz de almacenar 16 kits de usuario sobre 11 instrumentos diferentes, con 16 memorias reservadas para los patrones. Integra efectos de reverb y delay con disparo por cada paso, más opciones para la mezcla de sonidos externos con funcionalidad sidechain, también controlada por cada paso.

El procesamiento ‘Scatter’ de Aira TR-8 posibilita efectos rítmicos de inversión, glitch, puerta, tartamudeo y otras variaciones sincronizadas con operación en tiempo real. Además, ofrece cuatro tipos diferentes de redoble para cada instrumento, junto a funciones de copia y aleatorización de patrones.

Roland Aira TR-8 puede ser usada de forma sincronizada con otras unidades de la gama, y es capaz de recibir y enviar tanto audio como MIDI a través de su puerto USB. Eso significa que es posible realizar mezclas complejas de sus sonidos desde un secuenciador software, ya que envía todas sus salidas en paralelo vía USB. Respecto a su conectividad analógica, TR-8 incorpora dos salidas principales más dos salidas adicionales asignables, todas ellas sobre conectores jack TRS.

Se espera que la caja de ritmos Roland Aira TR-8 Rhythm Performer esté disponible en verano por unos 360€ (499$).

Lee más detalles sobre Roland Aira TR-8

Vistas frontal y posterior de la caja de ritmos Roland Aira TR-8 Rhythm Performer

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES