«El amor auténtico nunca muere» es la proclama de Teenage Engineering OP-1 al momento de volver a las tiendas tras un suspenso transitorio en su producción…

Ha estado más de un año fuera de stock, y los rumores en cuanto a su desaparición definitiva eran cada vez más insistentes. Pero hoy nos alegramos al saber que Teenage Engineering OP-1 ha vuelto: «Nos complace informaros de que OP-1 está de nuevo aquí para quedarse», comenta la marca al referirse a este icónico sintetizador multigenerador compacto que levanta pasiones.

¿Qué ocurrió realmente en el proceso de fabricación de Teenage Engineering OP-1?

Durante sus nueve anteriores años de producción, la marca sueca afirma que tuvieron «mucha suerte al disponer de un suministro constante de los componentes necesarios para Teenage Engineering OP-1». En 2018, sin embargo, se encontraron de forma repentina sin disponibilidad alguna de la espectacular pantalla AMOLED que exhibe esta micromáquina: «Ningún otro proveedor era capaz de suministrar el mismo componente con un nivel de calidad equivalente», aseguran.

Pero como aquello que se dice popularmente del que «quien mucho busca, al final encuentra», una larga prospección le dio finalmente a Teenage Engineering la llave para seguir con la fabricación del adulado instrumento OP-1, exclusivo y versátil como pocos. «Tras un largo tiempo buscando el reemplazo ideal [para el display AMOLED], finalmente lo encontramos, y ahora estamos en condiciones de atender la demanda que ha estado creciendo durante 2018″.

Teenage Engineering OP-1 es tan cautivador como bello y poderoso

Un portento digital: Teenage Engineering OP-1 enamora a quien lo ve y toca

Dando muchas vueltas al amor propio por San Valentín, el fabricante juega con la máxima «El amor auténtico nunca muere» para atraer atención de nuevo sobre OP-1 en su  regreso a la escena. Eso es algo elegante y, bueno, bello por su parte; pero quizá no les hace falta, ya que ciertamente, la pasión por este mini-sintetizador portátil con funcionalidades autónomas de producción musical, no decae, sino todo lo contrario.

En términos históricos de la marca, hay que recordar que Teenage Engineering OP-1 fue su primer producto, creado por un equipo diligente y visionario, aunque muy reducido en cuanto al brazo humano. Muchos se lanzaron en la industria a criticar las primeras vistas del concepto, calificado incluso como de vaporware (vaya, algo bastante típico hoy en la escena de la tecnología musical). Pero la presencia real del mismo por primera vez en la feria alemana Musikmesse 2009, acaparó miles de ojos de atención.

Las prestaciones de Teenage Engineering OP-1 recibieron un considerable empujón cuando  llegó la última actualización gratuita a finales de 2016…

El lanzamiento definitivo tuvo lugar, sin embargo, un año después, en NAMM 2010, y el primer lote fabricado se agotó en menos de 30 minutos. Ese hito indica la capacidad de cautivar que tiene esta máquina, y no en vano fue empleado desde entonces por creadores de relevancia internacional.

Sin ninguna duda, la vuelta de Teenage Engineering OP-1 es una gran noticia por San Valentín, porque de hecho, nosotros también nos declaramos enamorados de sus capacidades. Viene bien también recordar en estos momentos que tales prestaciones recibieron un considerable empujón cuando  llegó la última actualización gratuita a finales de 2016 (aquí te lo detallamos). Entonces ganó prestaciones ampliadas para sincronización con la amplia gama Pocket Operator, más un modo de sincronía de 16 notas para atacar a módulos Eurorack. Pero quizá lo más notable fue la incorporación de un motor adicional de síntesis ‘Voltage’, y un secuenciador con arpegiador.

La pasión por el regreso, la historia ya vivida, y el ritmo de innovación visionaria de esta gente, nos hace pensar que tendremos OP-1 para rato. Y seguro que nos encontraremos dentro de poco contándote más novedades sorprendentes sobre este pequeñín de blanco polar. Impresionante, siempre.

Más sobre Teenage Engineering OP-1 | Web oficial
| Gama de producto en BitBeat (España)

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES