Analógico o digital: ¿de qué lado estás?

Este ha sido el debate durante décadas, hasta ahora –tanto para los músicos iniciados en la síntesis como los más veteranos. Aún así, los sonidos utilizados por productores y músicos profesionales no deberían ser la propuesta correcta o la tendencia a seguir, a menos que estés buscando un sonido muy particular, como por ejemplo algo vintage y modular como en los primeros discos de Wendy Carlos – The Well-Tempered Synthesizer. Lo más sensato sería utilizar lo que tienes más a mano…

Seguramente, estamos de acuerdo en que los sintetizadores digitales, no podrán replicar realmente las ligeras e inestables variaciones eléctricas de los antiguos circuitos analógicos. A pesar de ello, es un error pensar que lo digital no puede sonar cálido. Con el paso de los años, los sintetizadores digitales, ya sean FM, por tabla de ondas o cualquier tecnología DSP, han adquirido una potencia y flexibilidad asombrosas. Así que con muy pocos ajustes, serás capaz de sacarles ese sonido tan cálido de antaño.

Con un puñado de trucos, podemos aplicar esa sensación de sonido analógico a nuestros sintetizadores digitales –trucos como aplicar filtros, EQ precisa, LFOs, etc… Lo mismo para los plugins de efectos virtuales.

Ahora vamos a ver cómo aplicar esas técnicas y lograr que nuestros sintetizadores digitales suenen cálidos. Pero no te equivoques, no estamos intentado sonar analógicos exactamente. En realidad estamos hablando de ajustes para convertir nuestro sonido digital en algo consistente, de tonalidades cálidas, mucho más allá de la vieja discusión analógico-digital. Son trucos que funcionarán con hardware, software o sintetizadores basados en samples.

Teenage Engineering OP-Z, sintetizador y secuenciador multimedia

Teenage Engineering OP-Z, sintetizador y secuenciador multimedia

Para nuestros siguientes clips de audio, utilizaremos OP-Z, un innovador sintetizador y secuenciador digital multimedia de Teenage Engineering. Es un sintetizador digital poderoso y flexible, capaz de generar una gran variedad de sonidos. Sus presets de fábrica suenan bastante digitales, pero ajustando sus parámetros, junto con algunas opciones de efectos externos basados en plugins y software DAW, logramos ese carácter amplio y cálido que andamos persiguiendo.

Desafina notas o acordes en tus sintetizadores digitales para más calidez

Una buena forma de imbuir calidez en las notas o acordes de tu sintetizador, es desafinándolas. En la síntesis sustractiva analógica, dos o más osciladores suelen configurarse en tonos diferentes –a veces de forma discreta o muy notable. Esto añade grosor y profundidad, alejándonos del frío y riguroso sonido digital.

Los osciladores pueden desafinarse en la mayoría de sintetizadores software, pero también en sintetizadores digitales modernos como Novation PeakAccess VirusWaldorf Blofeld, y muchos otros. En Blofeld, por ejemplo, cada uno de sus tres osciladores puede ajustarse de manera diferente. Otra forma de conseguirlo es grabar cada voz (oscilador) por separado, y desafinar o transponer los clips de audio obtenidos, dentro de nuestro software DAW.

Transponemos TE OP-Z un semitono abajo (desafinado en 100 cents)

Transponemos TE OP-Z un semitono abajo (desafinado en 100 cents)

Otra técnica de desafinación es asignar uno o más LFOs para modular el tono del oscilador. Lo ideal sería a intervalos lentos para darle al sintetizador un sonido más orgánico. Otra manera de crear un sonido desafinado en un sintetizador digital, es grabando una pista en un tono y volviéndola a grabar en otra tonalidad. Y al superponer estas notas de sintetizador con tonos diferentes, surgirá esa calidez desafinada.

En nuestro primer clip, el sintetizador está en su tono original de fábrica. En el segundo clip, desafinamos el semitono del sintetizador en Ableton Live, ya que no es posible desafinarlo en OP-Z. Es un pequeño paso, pero ya estamos en marcha.

Ruido y distorsión, dos sutiles y cálidos aliados

La desafinación de osciladores quizá no siempre sea la respuesta para cada situación que requiera profundidad y calor de un sintetizador digital. Añadir varios tipos de distorsión y ruido podría ser otra buena opción, incluso para tonos relativamente limpios.

El ruido blanco es un sonido plano, como un siseo continuo, creado cuando todas las frecuencias tienen la misma amplitud. Suena como un ruido agudo para el oído humano, pero si se usa de forma inteligente en combinación con otros efectos y ajustes del sintetizador, el ruido blanco puede ayudar a agregar algo de color a los armónicos de éste.

iZotope Trash 2 y su preset de saturación de cinta 'Grainy' aplicado sobre el sintetizador Teenage Engineering OP-Z

iZotope Trash 2 y su preset de saturación de cinta ‘Grainy’ aplicado sobre el sintetizador Teenage Engineering OP-Z

Del mismo modo, añadir un poco de saturación de tipo drive a un sintetizador, ya sea como efecto propio integrado o bien con un plugin dedicado como Trash 2, transformará los armónicos en tonos ásperos y más cálidos. Y si eso no es suficiente, agregar un poco de saturación de cinta (también desde Trash 2) podría ser otro gran recurso. La reducción de la tasa de bit (disminuir la profundidad de 16 ó 32bit a algo así como 8bit) puede añadir un poco de ruido a la señal, eliminando parte de ese sonido digital cristalino.

Prueba varias combinaciones de estos cuatro efectos: Un poquito de ruido blanco con saturación drive, o quizá reducción de bit con saturación de cinta, por ejemplo. Y si eres de los que gusta de experimentar con el sonido, prueba con los cuatro a la vez. Son efectos muy potentes si abusas de ellos, por lo que la moderación es la clave para encontrar el punto cálido de equilibrio.

En el siguiente clip, hemos saturado con un poco de drive nuestro OP-Z. Después continuamos con un poco de saturación de cinta de iZotope Trash 2 con el preset ‘Grainy’.

Filtra y ecualiza frecuencias para mayor calidez

Tanto en sintetizadores analógicos como digitales, la sección de filtro es una de las herramientas más útiles en tu arsenal. Si un patch de sintetizador digital suena demasiado frío, metálico o de algún modo demasiado artificial (que no significa que sea malo), trabajar con la frecuencia de corte y resonancia del filtro se convierte en algo de suma importancia.

Primero, recorta las frecuencias más altas usando el corte del filtro –0 cutoff. Esto hará resurgir directamente esas frecuencias bajas y medias-bajas que proporcionan la calidez deseada, y te permitirá manipularlas mejor. Un realce sobre la resonancia del filtro también añadirá color a la señal. Sin embargo, demasiada resonancia puede generar una frecuencia realimentada, provocando distorsión y ruido que arruinará nuestro objetivo de hacer que el sintetizador suene más caluroso.

La app nativa de OP-Z, nos presenta los ajustes de envolvente ('P1'), corte del filtro o cutoff  ('FILTER'), y resonancia ('RES')

La app nativa de OP-Z, nos presenta los ajustes de envolvente (‘P1’), corte del filtro o cutoff  (‘FILTER’), y resonancia (‘RES’)

Si con los filtros no obtenemos la calidez deseada, podría ser el momento de recurrir a otros tipos de filtros, como los de campana en un ecualizador. Esto te permitirá ajustar múltiples frecuencias, en lugar de simplemente cortar frecuencias enteras con filtros paso-bajo y -alto.

Ableton Live y otros DAW generalmente vienen equipados con algunas opciones de ecualización. Pero, si necesitas un control más flexible y extenso sobre la ecualización, están disponibles ecualizadores como el de iZotope Ozone, que aportan características adicionales. El acceso al ecualizador dinámico y la opción de tener múltiples ecualizadores en un solo plugin, te permite ajustar las frecuencias de una manera que otros ecualizadores comunes no pueden. Esta flexibilidad permite mayores posibilidades de obtener calidez y color en nuestro sonido digital.

Cortamos por la zona de frecuencias altas y medias de OP-Z, cerrando también un poco la envolvente del oscilador. Contentos con el resultado del filtrado, dejaremos tal cual las frecuencias restantes.

Otros efectos a considerar para dar calidez al sonido digital

Con todo lo comentado hasta ahora, combinado de un modo u otro, ya estamos en el buen camino para dar ese toque cálido a nuestros sintetizadores digitales. Pero si aún así no es suficiente, prueba a agregar otros efectos para mejorar tu sonido.

Un efecto chorus por ejemplo, agregará profundidad a esa calidez generada. De nuevo, un abuso del efecto echará por tierra tus esfuerzos, así que, la moderación es la clave de nuevo. Si el chorus no supera tus expectativas, una reverb ayudará a envolver y asentar el sonido, dándole una agradable calidez en general. Pero igual que con el ruido blanco y la distorsión, úsala con criterio. Los delays cortos, como los de cinta, también son una buena opción para añadir profundidad y calidez.

El plugin DDLY desarrollado por iZotope

El plugin DDLY desarrollado por iZotope

Para nuestro propósito, añadimos delay, chorus y reverb al sonido de OP-Z. También agregamos un sutil eco de cinta usando iZotope DDLY. Escucha el resultado final en el siguiente clip de audio…

Concluimos de momento en nuestro calor para sintetizadores digitales

En definitiva, no parece que haya unas reglas establecidas para crear un sonido cálido, sino tan sólo técnicas y ganas de experimentar con tus pistas. Sé creativo y busca el método que funcione mejor para ti. Ydeja que tu oído sea tu guía…


No te pierdas estos posts relacionados:

¿Qué te ha parecido este artículo? Escribe abajo tus comentarios…

 ¿Tienes algo que decir?

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES