Quizá te suene más como Programmable Algorithm Music Synthesizer… O quizá no

Años antes de producirse el lanzamiento del omnipresente y poderoso DX7, varios departamentos de Yamaha andaban desarrollando diferentes instrumentos en paralelo.

El precursor directo de los sintetizadores de la serie DX fue un modelo de prueba conocido como el Sintetizador Musical de Algoritmo Programable (PAMS). Y en reconocimiento de este hecho, Yamaha DX7 se identifica como Sintetizador de Algoritmo Programable Digital en su panel superior.

Yamaha PAMS era un caballo ganador de la síntesis

Como su nombre indica, Yamaha PAMS generaba sonidos basados en varios algoritmos de cálculo, a saber, Modulación de Fase, Modulación de Amplitud (AM), Síntesis Aditiva y Modulación de Frecuencia (FM), y desde el principio, el prototipo soportaba el almacenamiento de programas en memoria RAM.

Yamaha PAMS DX7

De Yamaha PAMS al clásico DX7, un paso

Sin embargo, este alto nivel de libertad en el diseño de sonido tuvo el precio de un gran aumento en el número de parámetros requeridos, lo que significa que PAMS aún no era adecuado para la comercialización en la forma de un instrumento que el usuario promedio fuese capaz de programar.

Para resolver este problema, los desarrolladores de Yamaha decidieron simplificar el diseño del generador de tonos del sintetizador haciendo que el modulador y los generadores de envolvente portadora compartiesen parámetros comunes. También redujeron el número de algoritmos (o patrones de combinación de operadores) a sólo 32.

Todos estos atributos permanecieron en el modelo lanzado Yamaha DX7, que a pesar de su dificultad de programación, se mantiene como uno de los sintetizadores mejor vendidos de todos los tiempos. Sólo entres años, este modelo vendió en todo el mundo más de 200.000 unidades.

Más sobre Yamaha PAMS
| Yamaha Synth 40th Anniversary

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES