Se inspira en algunas de las unidades delay más reverenciadas de la historia…

La secuela del efecto Replika llega con eco, y no puede llamarse de otro modo que Replika XT -porque a más funcionalidades para un buen procesador, bien le pega ese sufijo ‘XT’. Este procesador delay creativo multimodo de Native Instruments ha estado en la palestra desde hace tiempo: fue regalado por todo lo alto en la Navidad de 2014, luego se mantuvo como un producto comercial de especificaciones menores, e incluso de ese modo, llegó a ser alabado por Jean Michel Jarre. Así que ahora, ampliado, suena de entrada muy prometedor.

Los cinco modos delay modelados sobre unidades añejas de Replika XT proveen desde “repeticiones digitales cristalinas a texturas experimentales con calor analógico”. Siete efectos y opciones avanzadas permiten que los productores “añadan profundidad y anchura a sus mezclas desde un control refinado” -al parecer, este delay plugin pretende colmar las expectativas de los creadores musicales que demandan un delay de estudio ‘todo en uno’ y fácil de usar para generar ecos, efectos especiales y trucos de producción.

Replika XT: ecos dorados desde el pasado

Inspirado en “algunos de los delays más reverenciados de la historia”, el nuevo Replika XT provee cinco modos delay, cada uno con un carácter distintivo. Desde las limpias y precisas repeticiones controlables de ‘Modern’, al sonido suavizado aunque penetrante de ‘Tape’ y sus emulaciones de cinta. Pasando por ‘Vintage Digital’ -que ofrece las repeticiones calurosas de los primeros samplers y retardos digitales- o ‘Analog’, replicando el sonido de los pedales analógicos con líneas bucket-brigade. Por su parte, el modo ‘Diffusion’ genera un torbellino de ecos reverberantes que, lejos del nombre del procesador, no tienen replica en ningún espacio físico.

Native Instruments Replika XT

Native Instruments promete que el panel claro de Replika XT, facilita que “incluso los efectos más complejos, sean fáciles y rápidos de crear”. Lleva controles de patrón que permiten desarrollar “repeticiones rítmicas que se desplazan de una forma orgánica con la música”, mientras que cada línea delay puede ser panoramizada junto a la señal sin procesar para definir una imagen estéreo de total flexibilidad.

La funcionalidad ‘ducking’ facilita que, por ejemplo, los golpes percusivos se mantengan ajustados y bajo control al tiempo de añadir aire y dimensión a una mezcla de baterías. Native Instruments hace mucho énfasis en la capacidad extensiva de control a través del panel de Replika XT, pero si de verdad te importa su sonido (que debería ser lo más determinante), hay que saber que el plugin cuenta con miles de adeptos, incluso en su forma anterior.

Para todos ellos está prevista una ruta fácil de actualización por 49€ / 49$, mientras que los nuevos compradores podrán acceder a las bondades repetitivas de Replika XT por 99€ / 99$, sólo a través de la tienda online de NI.

Lee más detalles sobre NI Replika XT

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES