Estás en el lugar adecuado para descubrir más sobre los plugins VST y saber la forma de instalarlos en tu ordenador musical (ya sea PC o Mac) –te lo contamos con todo detalle…

Te interesa: Los 13 mejores plugins del planeta para PC y Mac… ¡gratis!

Los plugins VST (del estándar Virtual Studio Technology, propuesto en 1999 por la compañía alemana Steinberg) permiten integrar efectos de audio e instrumentos virtuales con editores de audio, secuenciadores y sistemas de grabación basados en ordenadores.

La tecnología que emplean los plugins VST y otras similares se basan en el procesamiento digital de señal. Y esta técnica permite implementar simulaciones por software del sonido, el comportamiento y la operación de los equipos hardware que se usan tradicionalmente en un estudio de grabación, o en la música en directo.

Los plugins VST requieren software que actúe como anfitrión

Están disponibles varios miles de plugins VST, literalmente, tanto en formatos comerciales como gratuitos (freeware); el estándar Virtual Studio Technology es el más popular (actualmente en su implementación VST3), y es soportado por la totalidad del software en la industria musical.

Por regla general, los plugins VST se ejecutan en los confines de un secuenciador musical o DAW (Digital Audio Workstation), que actúa como aplicación software anfitriona; también se le llama por su denominación común y de forma simplificada “anfitrión” (del inglés host).

El adjetivo “virtual” no presupone una pérdida de funcionalidad frente al hardware real, sino una forma diferente de empleo y una reducción de precio…

Más detalles curiosos sobre los plugins VST

El nombre de plugin procede del verbo inglés con la misma grafía (to plug-in, enchufar), y alude al concepto de ampliar la funcionalidad del secuenciador anfitrión mediante la “interconexión” de un complemento que puede haber sido desarrollado por un fabricante diferente.

La mayor parte de plugins se clasifica como instrumentos virtuales (VSTi) o efectos, aunque hay otras posibles categorías. Los plugins VST proveen un panel gráfico de usuario (o GUI, de Graphical User Interface), donde presentan controles que se asemejan a los conmutadores, botones y deslizadores del hardware real de audio que suele utilizarse en un estudio de grabación.

El adjetivo “virtual” no presupone una pérdida de funcionalidad frente al hardware real, sino una forma diferente de empleo y una reducción de precio, además de facilitar que mucha gente pueda beneficiarse de la operación de un equipo que, en otras condiciones, jamás podría permitirse por coste u otros impedimentos.

Hay tres grandes tipos de plugins VST: instrumentos, efectos y efectos MIDI.

 ¿Y cómo instalas plugins VST en tu ordenador musical? 
Tranquilo, no desesperes, es una pregunta recurrente que se plantea mucha gente. La instalación de plugins consiste en ejecutar el autoinstalador en aquellos que lo incluyan, o en copiar un archivo en una carpeta controlada por tu software (usualmente, de nombre ‘VST PlugIns’, ‘Steinberg’ o similar).

También podría ser necesario que especifiques en tu secuenciador o DAW la localización de esa carpeta empleada, o quizá que se haga una búsqueda automática de dicha localización para que tu software musical “se entere” de la instalación de un nuevo plugin.

Otros recursos sobre plugins VST en SONICplug…
Lee más contenidos sobre plugins
Descárgate un montón de plugins gratis