Afirma lo que quieras sobre Apple iPad (y, según nuestra experiencia, la mayoría tiene mucho que decir), pero hay algo muy cierto: divide las opiniones. Por cada evangelista “post PC” que cree que las tabletas y la tecnología multitáctil representan el futuro de la informática, existe un no creyente que opina que iPad es el triunfo del estilo sobre la sustancia, y que se beneficiaría de la inclusión de un teclado y ratón (por no mencionar el soporte flash y un enfoque abierto a la gestión de archivos y software de terceras partes).

Pero todos estos debates ya están algo quemados, al contrario que los que aquí repasaremos. Nuestro objetivo es estimar si el nuevo modelo ofrece beneficios reales para el creador musical, o si un iPad 3 (o quizá otro dispositivo) es capaz de servir como plataforma móvil para creación musical. […]

En primer lugar, ¿qué diferencia a Nuevo iPad de sus predecesores? La diferencia más destacada es la pantalla Retina, con una resolución mucho mayor. Dicho cambio aportará mayor contraste de pantalla y dará más atractivo a las aplicaciones musicales, pero no parece que mejore la funcionalidad de un modo significativo.

Del mismo modo, el nuevo chip AX5 ofrece cuatro núcleos gráficos, pero dicha característica tiene más peso en cuanto al desarrollo de juegos. Nuestra sospecha es que los desarrolladores de aplicaciones musicales no crearán software que, para funcionar, recaiga en las nuevas características de iPad; si quieren maximizar sus ingresos potenciales, tendría sentido ofrecer soporte a la más amplia gama de dispositivos iOS posible y no sólo centrarse en los últimos y más poderosos.

Otras nuevas funciones, como la cámara iSight de cinco megapíxeles o conexión 4G, son muy destacadas. Pero si nos ceñimos a su impacto sobre la creación musical, son superfluas. Por tanto, es posible afirmar que un iPad 2 hace todo lo que demanda el creador musical, por algo menos de dinero.

Si te tiene atrapado el nuevo modelo, no te lo pienses. Pero la versión anterior de iPad cuesta casi 100 euros menos (399 por 479 euros) en su versión más básica –un precio tentador si buscas una unidad móvil que no sea un ordenador portátil. Y como un iPad 2 tiene el mismo sistema operativo y software que el nuevo modelo, ofrece soporte a las mismas nuevas tecnologías, algunas de ellas bastante interesantes.

Audiobus (www.audiob.us), por ejemplo, es un proyecto de desarrollo interno que se vende como “una mesa de mezclas y procesador de efectos virtuales” para dispositivos iOS. Aún no sabemos cómo se manifestará en realidad, pero nos han informado de que “graba y mezcla de modo simultáneo la salida de varias aplicaciones, y publica entonces el resultado”.

En otras palabras, es probable que Audiobus facilite el empleo de múltiples aplicaciones en un solo proyecto, algo que muchos creadores musicales están deseando hacer en iOS.

Al parecer, sigue al exitoso lanzamiento de Virtual MIDI, que permite controlar una aplicación iOS desde el panel gráfico de otra, y al anuncio de Wave Machine Labs Auria (www.auriaapp.com), un secuenciador de 48 pistas que ofrece soporte a ciertos plug-ins de efectos de terceras partes.

Avances de este tipo ilustran que, si bien los nuevos dispositivos iOS copan los titulares, los desarrolladores de software son quienes elevan el listón en la esfera de la creación musical; así, no es necesario contar con el hardware de última generación. De hecho, es posible argumentar que, en términos de creación musical, la actualización 1.2 de GarageBand for iOS es más importante que el nuevo iPad. No sólo añade edición MIDI, sino también la impresionante función ‘Jam Session’.

En clave Android

¿Y qué ocurre con Android, el supuesto gran rival de iOS? Es muy probable que te hayas dado cuenta de que las tabletas con SO Android están por todas partes, pero por desgracia, las aplicaciones de creación musical para ellas no son muy abundantes.

Hemos especulado durante meses que quizá ha llegado la hora de Android. Pero de momento, no ha sido así. Ha habido un par de desarrollos interesantes. Hobnox ha lanzado Audiotool Sketch, una versión on-line de su plataforma para creación musical, que ofrece dos cajas de ritmos y un sinte de bajo. Image-Line nos ha puesto la miel en los labios con una versión operacional de FL Studio Mobile. Pero si hablamos de software musical, los problemas de Android siguen siendo los de siempre.

Entre los más importantes está la latencia. Siempre ha sido alta, y no parece haber mejorado mucho. El desarrollador Victor Lazzarini ha escrito en The Audio Programming Blog (http://www.bit.ly/H2YPCH) que “había indicadores de que la figura de 45ms era alcanzable (es decir, un búffer de 2.048 frames a 44.1kHz); de todos modos, no me parece que sea posible conseguirla. En mi tableta Galaxy Tab 10.1, que es nueva, obtengo una latencia en torno a 200ms, unas cuatro veces la cifra reseñada”.

Es obvio que una cifra de 200ms no es nada buena, por lo que Lazzarini ha pedido a los desarrolladores de aplicaciones que soliciten al equipo de Android que trabaje para reducir ese tiempo. “En mi opinión, Android tiene lo suficiente para convertirse en una buena plataforma para nuestro trabajo de audio –sólo necesitamos mejorar el problema de la latencia. Esperemos que lo escuchen alto y claro”, ha señalado.

No es la única fruta

El otro gran lunar de Android es la fragmentación. En el caso de iOS, los desarrolladores saben con exactitud para qué dispositivos están creando y tienen la confianza de que la mayoría de usuarios mantiene actualizado su sistema operativo (un reciente estudio publicado por el desarrollador David Smith de iOS indica que casi cualquiera que sea elegible para la actualización 5.1 de iOS ya se habrá actualizado). Pero en el caso de Android existe una amplia gama de unidades que manejan diferentes versiones del sistema operativo (como sabes, varios dispositivos se circunscriben a una versión particular del SO), un verdadero quebradero de cabeza para el desarrollador.

Dicho esto, existe la evidencia de que Android quizá tome parte en la creación musical del futuro. En el festival SXSW celebrado este año en Texas, la compañía Miselu de Silicon Valley presentó neiro, un dispositivo portátil potenciado por Android que sustituye el teclado QWERTY por un teclado musical. De momento, no conocemos excesivos detalles al respecto, pero se ha confirmado que Yamaha servirá los chips (NSX-1, en concreto) para potenciar el motor de sinte y efectos de neiro, y también que el desarrollador Retronyms –que ha lanzado Tabletop y trabaja en la versión de ReBirth para iPad y iPhone– se ha unido para crear aplicaciones para la plataforma.

Aún está por ver qué impacto tendrá neiro, pero forma parte de una creciente oleada de dispositivos portátiles que, en lugar de ser un multiusos capaz de manejar entre otras cosas software musical (como un iPad), están diseñados en exclusiva para tal propósito. En esa misma línea están el nuevo Cyberstep KDJ-One (un dispositivo de estilo Game Boy que ofrece soporte de audio y secuenciador) y el muy comentado Teenage Engineering OP-1.

Todas estas unidades no son muy baratas, pero representan una genuina alternativa a un iPad, por si no quieres adquirir una tableta de momento. De todos modos, ya no hay dudas de que el dispositivo iOS más grande de Apple se ha convertido en un punto de referencia en el mercado de la creación musical, y que incluso podría redefinirla por completo.

 ¿Tienes algo que decir?

Hacer Comentario

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES