Synthesthesia Corporation no repara en autobombo para atraer la atención sobre Pipes…

Del que además nos dicen que es “la máquina musical definitiva para actuar”, sabemos también que de momento sólo es un proyecto que está recabando financiación comunitaria en la plataforma Kickstarter. Pero ya apunta maneras, especialmente por su concepto de resucitar el módulo de sonido hardware, en un ámbito abierto que permite a los usuarios la carga de sus propios bancos. Uno de sus diseñadores, Vince DeFranco, lo presenta como “El más poderoso instrumento, sampler y dispositivo de audio jamás fabricado” –y quizá tengamos que tomar sus palabras en serio, porque le precede la contribución de algunos desarrollos de impacto, como Mandala Drum, Eyris, y la tecnología Dimension Beam que hace años licenciaron a la mismísima Roland para sus groovebox y otras antiguallas.

Pero es que deFranco no se queda ahí en su ambición, ya que asegura que Pipes podría “superar en potencia a los ordenadores portátiles, sobrepasar a los samplers, e incluso mejorar con el tiempo”. Vaya, parece que anhela con fuerza cazar nuestros apoyos para su proyecto, así que veamos qué más nos prometen.

La idea de Pipes está fraguando, eso parece, ya que su objetivo de financiación comunitaria de 100.000$ en Kickstarter ya ha sido superado…

Pipes es una caja mágica con todas las luces y pitidos -y parece que está gustando

Basado en una pantalla táctil de 7″ y con intenciones de uso en directo y estudio, Pipes soporta 64 voces estéreo con audio a 48kHz a 24bit, y acepta la conexión de diversos dispositivos a través de sus puertos MIDI y USB (como un teclado controlador, obviamente, pero también controladores de viento, parches de batería, y otros dispositivos MIDI más esotéricos). Y lo que es más, su conectividad inalámbrica vía WiFi y Bluetooth le permite descargar actualizaciones, transferir archivos, y realizar copias de seguridad sin cables.

Su motor de audio, estéreo analógico y digital sobre S/PDIF, parece no obstante que obvia las entradas para sampling directo. Pero es capaz de acceder a una masiva librería interna “sin demoras en la carga” que puedes gestionar, y su retardo en la respuesta cuando tocas es realmente ajustado, de unos 4ms dicen. La facilidad para establecer múltiples pipelines (o “tuberías” de sonido), implica que puedes apilar capas de sonidos o crear divisiones, soportando incluso que varios intérpretes se conecten a una misma unidad y disparen sus instrumentos al unísono.

Pipes es todo pantalla, sonidos y personalización

Pipes es todo pantalla, sonidos y personalización

Pero es su aceptación de diversos formatos estándares de audio la característica que quizá más llame la atención en las promesas de Pipes: Así, dice enfrentarse sin problemas a los archivos WAV, AIFF, y MDA, así como bancos de instrumentos EXS, NKI, SFZ, y GIG. Y lo que podría ser todo en cuanto a capacidad expresiva, aseguran que es totalmente compatible con la novedad de MPE, o MIDI Polyphonic Expression (averigua aquí qué demonios es esto).

Una precarga de modificadores ‘Tweakers’ permite manipular el audio antes de que sea disparado (es una forma de referirse a los mapeados de asignaciones para diversos controladores MIDI populares). Y los usuarios avanzados podrán definir sus propios modificadores a través del lenguaje visual de programación de fuente abierta Pure Data. Cada pipeline define sus propios sonidos, archivos de instrumentos, modificadores y efectos, y es posible operar sobre varios de ellos al mismo tiempo. En suma, Pipes promete un sampler o ROMpler de amplísimas prestaciones, ajustándose por completo a los deseas de los usuarios a través de su filosofía de plataforma abierta. En ese sentido, sus especificaciones listan un panel gráfico también abierto, una relación de comandos Open Sound Control (OSC) para su motor de audio, y funcionalidades avanzadas como resampling interno.

Este concepto de instrumento autónomo tampoco no es nuevo, y se suma a los intentos anteriores por crear puentes entre los diseñadores de sonido que trabajan con ordenadores y quienes tocan en directo. Pero la idea de Pipes está fraguando, al menos lo parece, ya que su objetivo de financiación comunitaria de 100.000$ en Kickstarter ya ha sido superado. Así las cosas, estás a tiempo de expresar tu compromiso para hacerte con una versión de Pipes con 32GB por 399$, o con la ampliada a 128GB por 499$. Y al parecer, la disponibilidad se demorará hasta Octubre de 2019, una vez que su previsión de fabricación quede cerrada.

Más info y crowdfounding de Pipes | Kickstater