Toraiz amplía sus dominios en la producción musical con Pioneer SQUID, una plataforma hardware que llega repleta de atractivas funcionalidades para revolucionar secuencias…

Poco a poco, y de la mano de su atractiva familia de producto Toraiz, Pioneer DJ está complementando su tradicional dominio en la escena DeeJay con poderosas herramientas hardware orientadas a los productores musicales de estudio y directo –o bueno, quizá más orientadas a los DJs que desean ser productores.

Ya te habíamos hablado en tiempos recientes del sampler Toraiz SP-16, e incluso del monosinte AS-1, ambos con dignas huellas de funcionalidades diseñadas por el gurú Dave Smith. Y quizá siguiendo una línea lógica en cuanto a tipos de máquinas muy orientadas a directo, ahora tocaría un secuenciador: Pues dicho y hecho, porque Pioneer SQUID es justo eso. Se trata de un secuenciador de operación autónoma que deriva su nombre del concepto SeQUencer Inspirational Device (SQUID), algo así como Dispositivo Inspiracional de Secuenciación si hablamos por nuestras latitudes.

Formas y aspecto familiares para agilizar secuencias con Pioneer SQUID

Muchos vemos líneas familiares en la imagen de Pioneer SQUID, Y es que basándose en elementos de control que son ya casi estándares, este secuenciador polifónico de 16 pistas se las apaña con MIDI, CV, triggers o disparadores de reloj, y sincro vía DIN. Todo contemplado pues, y dedicado al control de maquinaria vintage, actual o futura. Como decíamos en esa compostura familiar, el panel de SQUID da vueltas en torno a una matriz de 16 pads retroiluminados que son tan válidos para el control a tiempo real como la programación por pasos sobre el secuenciador.

Pioneer SQUID en perspectiva

Cada una de sus 16 pistas admite la programación de un máximo de 64 patrones, y cada uno de éstos con hasta 64 pasos, junto a la posibilidad de generar polirritmos mediante diversas longitudes de patrón. Y cuando la memoria interna se convierte en una traba, porque el usuario agota su almacenamiento, viene al pelo una aplicación para PC o Mac; ésta permite crear una librería de patrones, además de soportar un nivel de interacción con las secuencias MIDI sobre DAW populares como Cubase, Logic, o Live, entre otros.

Pioneer SQUID aporta funcionalidades creativas que le rodean de exclusividad

Hasta ahora hemos comentado las herramientas básicas de secuenciación de SQUID, pero es justo incidir en su gama de opciones creativas. Y es así, porque en ese margen operativo extra es donde precisamente encontramos sus mejores argumentos de exclusividad y posibilidades.

La modalidad ‘Interpolation’ nos permite introducir parámetros como tono, velocidad y gate para los momentos de comienzo, mitad y final de una secuencia, y adivina: Pioneer SQUID completa entonces los huecos restantes para completar el pasaje. Por su parte, ‘Harmonizer’ se presta a la experimentación de los usuarios generando acordes y patrones en torno a las notas raíz que se asignen en los pads del secuenciador.

Repleta de prestaciones coloristas y prácticas de cara al control en directo, este secuenciador es un objeto de deseo para quienes deseen innovar con las secuencias…

Pero quizá desde una concepción más creativo-musical, destacan las herramientas de la sección ‘Phrase Arrangement’, porque brinda un control ‘Running Direction’ para definir el orden de evolución de las secuencias a partir de la matriz de pads de Pioneer SQUID. De ese modo conseguimos seis opciones de dirección, con elecciones obvias, obligadas y tradicionales, además de otras más sorprendentes, como ‘Clockwise’ o ‘Zig-Zag’. Y todas ellas consiguen un múltiplo en su horizonte de ejecución, al poder reproducirlas hacia adelante, atrás o en modalidad ‘flip’, lo cual sumariza hasta 48 sentidos en la reproducción.

También recibe nuestra atención la posibilidad de modular la velocidad (‘Speed Modulation’), que al estilo de un LFO, modula la velocidad de reproducción de una secuencia para ocasionar aceleraciones y deceleraciones intermedias, que al final acaban sonando sincronizadas. El groove es aquí la meta, cuando además caes en la cuenta de ‘Groove Bend’, otra funcionalidad que se sirve de un control deslizante para realizar ajustes al vuelo sobre los retardos de trigger, lo cual añade un interesante elemento de sorpresa, swing y humanización a los patrones.

El panel frontal de Pioneer SQUID, colorista y atiborrado en cuanto a posibilidades (haz clic para tener una vista ampliada)

El panel frontal de Pioneer SQUID, colorista y atiborrado en cuanto a posibilidades (haz clic para tener una vista ampliada)

Acabando con este conjunto de herramientas sorprendentes, no podemos olvidarnos de ‘Time Warp’, que rellama y almacena la secuencia reproducida previamente, algo así como un atajo de hardware para emular las herramientas de captura de algunos DAW (como es el caso de la funcionalidad homónima de Ableton Live). Definitivamente, este seguro de creatividad libera a los usuarios de estar atentos por cazar accidentes, y les deja un margen de libertad experimental, aunque sabiendo que si algo suena realmente bien, podrán capturarlo y salvaguardarlo en memoria.

Pioneer SQUID es completo en conectividad y pide ser tocado

Hablando de los puertos de conexiones, en Pioneer SQUID nos encontramos con una diversidad de posibilidades, que incluyen puertos MIDI In y Out, además de uno dual Thru/Out, dos salidas de tipo CV/Gate, entradas y salidas de disparo trigger y DIN, así como el consabido puerto USB.

Te hemos detallado sus funcionalidades más apasionantes, y parece que la unidad está repleta de prestaciones coloristas y prácticas de cara al control en directo, lo cual hace de este secuenciador un objeto de deseo para quienes deseen innovar con las secuencias. De momento sabemos que el precio anunciado en EUA se cifra en 599$, aunque todavía no sabemos su conversión a moneda euro y según la web oficial de Pioneer DJ en español se mantendría en su conversión a euros. Nos encantaría ofrecerte, además, una prueba a fondo de Pioneer SQUID, y definitivamente estamos haciendo nuestras gestiones para hacernos con una unidad demo.

Pioneer SQUID, esta vez por detrás, repleto de puertos

Pioneer SQUID, de un solo vistazo

  • Secuenciador creativo de inspiración en directo
  • 16 pistas con hasta 64 patrones por pista
  • Resolución de pasos: negra, corchea, semicorchea, 24th y 32th (fusa)
  • Polifonía: Ocho notas por paso
  • Almacena hasta 128 proyectos
  • Puertos MIDI In, Out y Thru, CV/Gate (x2) y trigger/ DIN Sync; USB
  • Dimensiones y peso: 374,8 x 223,9 x 72,1; 1,9kg

Más info | Sitio web oficial de Pioneer

Primera Prueba: PIONEER SQUID abre todo un mundo de opciones excitantes para la secuenciación creativa
Pioneer SQUID parece la progresión natural en la familia Toraiz, un secuenciador de directo (o estudio) que llega repleto de opciones creativas, tan prácticas como innovadoras para crear nuevas secuencias inspiradoras...
Funcionalidades93%
Diseño88%
Facilidad de uso90%
Control92%
Factor "Guau"92%
91%Nota Inicial
Puntuación de los lectores: (4 Votes)
89%
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES