Biografía de uno de los sintetizadores clave en el desarrollo de la música dance…

El modelo original del sintetizador Novation Bass Station fue comercializado allá por el año 1993. La compañía de Reino Unido prácticamente acababa de nacer, y Bass Station era el segundo producto que sacaba al mercado. Hoy, este fantástico sintetizador es reconocido de forma unánime como uno de los lanzamientos clave de toda la historia de Novation.

El primer producto de la compañía fue MM10, un controlador MIDI portátil y alimentado por pilas que fue diseñado principalmente para mejorar la experiencia de manejo del workstation musical Yamaha QY10. Para el desarrollo de Bass Station, Chris Huggett recicló la carcasa de MM10, añadiéndole dos elementos de su ahora legendario sintetizador Wasp –el filtro y el VCA (amplificador controlado por voltaje). El resultado fue un instrumento de sonido único destinado a convertirse en clásico que bautizaron Bass Station.

El nuevo bebé de Novation era un sinte sustractivo de dos osciladores con mucha personalidad, una ruta cálida de señal y opciones de comunicación MIDI, rebosante de carácter analógico y capaz de producir sonidos con la identidad suficiente como para definir nuevos géneros musicales –tanto en el estudio como en los sets de directo. Bass Station rompió todos los moldes: era capaz de escupir sonidos únicos analógicos de escándalo, y a la vez recreaba los mejores timbres de muchos aclamados monosintes analógicos con doble oscilador.

Novation Bass Station: el camaleón

Se hizo particularmente famoso por su capacidad para emular a la mítica Roland TB303 –una máquina de bajos que jugó un papel crucial en el desarrollo de la música electrónica dance y ayudó a definir el género house tal y como lo conocemos hoy. Pero Roland sólo fabricó 10.000 unidades de la TB303, y la enorme demanda generada por esta máquina hizo que su precio creciera como la espuma hasta resultar prohibitivo para la mayoría de los productores musicales.

Bass Station fue uno de los primeros sintetizadores en la nueva oleada de modelos analógicos que inundaron al mercado después la década de los 80. Como explica Nick Bookman, uno de los padres de Bass Station, «A medida que los grandes sintetizadores digitales ganaban popularidad, el uso de los sintes analógicos iba en declive. Pero entonces los precios en el mercado de segunda mano comenzaron a subir  –en particular los de máquinas como la TB303».

Nick cree que Bass Station llegó en el momento adecuado, y ese fue uno de los factores clave en su éxito: «Realmente cubría las necesidades de los músicos de su época. Novation Bass Station llegó justo cuando la gente comenzaba a darse cuenta de las ventajas de los dispositivos hardware y el control manual en tiempo real».

Novation Bass Station (1993)

El sonido característico de Bass Station combinaba lo mejor de los mundos digital y analógico: osciladores controlados digitalmente (DCOs), transmisión MIDI en tiempo real, formas clásicas de onda y un cálido filtro analógico de 12db/24db. En aquella época esto no era lo habitual ni mucho menos, pero Novation Bass Station permitía capturar y grabar la expresividad del control manual en directo. Por si fuera poco los parámetros eran automatizables, lo que convertía a este sintetizador en una verdadera joya tanto en el estudio como en directo.

El desembarco del éxito: nace una gama de sintetizadores

El éxito de Novation Bass Station no hizo sino incrementar su demanda, desembocando en el lanzamiento de Novation Bass Station Rack en 1994. No era simplemente una versión sin teclas de su predecesor sino algo con mucha más entidad, e incorporaba mejoras notables como una cantidad mayor de memoria y una pantalla LCD que facilitaba la navegación a través de los sonidos de usuario. El motor de generación de sonidos subió un escalón: ahora era posible sincronizar los LFOs a una señal de reloj MIDI, y había más parámetros capaces de transmitir información MIDI. Las envolventes se controlaban de multitud de maneras diferentes y las opciones de entrada y salida mejoraron: la versión rack ofrecía entrada y salida de puerta y control conmutable por voltaje (CV), entrada al filtro para procesar fuentes sonoras externas, y conexión ‘MIDI Thru’.

Bass Station Rack (1994)

El siguiente añadido a la familia, Super Bass Station, incluía un suboscilador que amplió considerablemente su paleta sonora. Un modulador en anillo y un generador de ruido blanco aumentaron todavía más sus posibilidades de diseño sonoro. La lista de efectos en oferta se incrementó con el añadido de distorsión analógica y chorus analógico estéreo. Una nueva sección de mezcla permitía combinar fuentes de sonido para generar complejos sonidos multitímbricos, y el número de posiciones de memoria se desbordó ­–el Bass Station original tenía sólo siete posiciones de memoria, mientras que Super Bass Station incorporaba 150 posiciones de RAM y 50 posiciones de ROM de acceso fácil y rápido.

Novation Super Bass Station (1997)

Popular entre músicos y productores

Novation Bass Station aparece en los créditos de numerosas producciones populares. Puedes escucharlo en éxitos de artistas como Massive Attack, Orbital, Everything Everything, Josh Wink, Nine Inch Nails, Super Furry Animals, Underworld, Apollo 440, RZA (Wu Tang Clan), Radiohead, Jimi Tenor, Laurent Garnier o Sneaker Pimps, por citar unos pocos.

El miembro más joven de la familia, Bass Station II, condensa lo mejor de sus predecesores en una sola unidad y se ha convertido en clásico por derecho propio. Es un monosinte del todo analógico con control digital para el almacenamiento y rellamada de patches. Mantiene multitud de elementos del modelo original: el mismo filtro de estado variable, su distintivo carácter rebelde y su capacidad para recrear muchos monosintes analógicos exclusivos –aparte de muchas otras funciones.

Novation Bass Station II es un tipo más duro y resistente a los rigores del directo y las giras que su predecesor. El filtro multimodo mejorado ahora incorpora un modo ‘Acid’ dedicado y un filtro de escalera con diodos independientes. La modulación de frecuencia del filtro desde el oscilador le ha abierto las puertas a sonidos que van más allá de los bajos y leads. Entre las numerosas mejoras en los osciladores y LFOs, Bass Station II incluye un arpegiador y un secuenciador de 32 pasos, que incrementan la expresividad y las posibilidades interpretativas al permitir aún más variaciones automatizadas de parámetros.

Nacido del deseo de crear un sintetizador analógico de verdad con su propio sonido característico, Novation Bass Station acercó el carácter analógico de Wasp a los productores musicales de todo el mundo, abrió el camino para integrar la automatización MIDI y puso los cimientos de una familia de productos que ha ayudado a definir la música electrónica de nuestros días. Heredando lo mejor de sus ancestros, Bass Station II libera una dosis de salvaje agresividad analógica que conserva y mejora los mejores elementos del pasado.

Lee nuestra prueba de Novation Bass Station II

Novation Bass Station II (2013)

¡Gana un Novation Bass Station y un Bass Station II!
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES