Si tenemos en cuenta el avance en cuanto a creación audiovisual con sonido envolvente, podemos decir con toda seguridad que andamos bastante retrasados los aficionados a crear música en nuestro estudio en casa. Y es que esto del surround va muy rápido y no es nada fácil montarse un sistema casero para mezclar música en este formato. Sobre todo por el encarecimiento que supone disponer de cinco monitores de respuesta plana y un cubo de bajos bombeando ondas subsónicas a tus vecinos a través de las paredes. A no ser que te gusten las visitas de la policía municipal…Lo primero que habría que destacar en esto del surround es la confusión que a veces produce el exceso de sistemas envolventes con distintos nombres, cada uno de su padre y su madre – no me extraña, con tantas denominaciones que si Surround, que si Prologic, que si Prologic II, que si THX, que si ‘AC-3PO’, ¡bip, bip! –. Para tener una idea clara habría que distinguir entre los sistemas de codificación/descodificación matricial – el material fuente multicanal se codifica en dos canales y se descodifica en la reproducción mediante sistema patentado por la marca–; Estos sistemas afortunadamente son compatibles con la reproducción estéreo convencional. Y por otro lado, los sistemas digitales no codificados matricialmente en los que se graban todos los canales de forma discreta y se reproducen tal cual vinieron al mundo o, a lo sumo, con una reducción de datos, porque el ancho de transmisión lógicamente se dispara al tratarse de tantos canales.

Acerca de los sistemas matriciales
Desde hace décadas Dolby encabeza el desarrollo de los sistemas estéreo, de los sistemas reductores de ruido complementarios y el conocido sistema Dolby Surround. Sí, quizás ha sido el que se ha llevado el gato al agua, pero no ha sido el único que ha invertido en desarrollo para crear ambientes envolventes. Otros fabricantes y desarrolladores como Rocktron Corporation, lo intentaron hace unos años, con el sistema Circle Surround de envolvente circular – ahora propiedad de SRS Labs. Inc. y propietaria también del sistema Tru-Surround–. Este sistema se diferencia principalmente de Dolby Surround en cuanto a la codificación y descodificación del material fuente. Dolby añade, por ejemplo, algoritmos de reverberación y delay en la reproducción de los satélites traseros para crear sensación de ambiente envolvente. Además el rango de frecuencias con las que trabaja Dolby Surround en equipos de consumo es más limitado que el sistema de Rocktron Corporation – cosa que ha mejorado con Dolby Prologic II –. Circle Surround no utiliza estos recursos y el resultado en la reproducción de música es mucho más eficaz que el antiguo sistema Dolby, que está pensado principalmente para la reproducción de audio para cine.

Uno de los graves inconvenientes que tiene el sistema de Dolby para la música codificada en estéreo, es el efecto del canal central en la reproducción 5.1. La significativa separación estéreo percibida con dos altavoces se ‘emborrona’ en un sistema 5.1 por el efecto del altavoz central, cerrando la amplitud estéreo hacia una sensación ‘mono’. Desde luego nada que ver con lo pretendido por los artistas en la concepción de su música. No hay nada más frustrante que romperse los cuernos para conseguir una buena amplitud estéreo, para luego meter tu CD en el estupendo sistema 5.1 de tu primo y que suene a patata machacada.

La descodificación Circle Surround funciona mejor que Dolby con material fuente en estéreo en los sistemas de altavoces envolventes, pero entonces ¿por qué Circle Surround no ha prosperado de igual modo que Dolby Surround? El apoyo de la industria y su apuesta por el cine y el home-cinema doméstico han sido definitivos para el éxito final. A pesar de todo el sistema Circle Surround no ha sucumbido, ni mucho menos, y existen aplicaciones en la industria del audio que contienen esta tecnología. Puedes ver y escuchar un ejemplo de la tecnología SRS Headphone 360º™ aplicada a la escucha con cascos con un concierto de Moby como fuente de audio.

Otras empresas como Lexicon le hicieron frente al ‘Todopoderoso’ con otros sistemas: Logic 7 de ¡siete! Canales – ¡no confundir con el famoso software de Apple! –. En este caso se han tenido que conformar con la venta de su patente a sistemas instalados en vehículos de alta gama como BMW, Mercedes Benz y Rolls Royce, entre otros. Una manera como otra cualquiera de rentabilizar inversiones…

Lucasfilm THX, a pesar de no ser un sistema de codificación surround, es confundido como uno más entre la multitud. En realidad THX se ocupa más de la acústica de la sala y del diseño de altavoces. Dolby se alió con Lucasfilm THX para parir Dolby Digital Surround EX, que añade un canal central a los traseros satélites.

Finalmente, si nos vamos a los sistemas de codificación no matricial, ya es como para volverse loca: DTS, SDDS de Sony, MLP de Meridian, MPEG-2 AAC, MPEG-2 BC, MPEG-4, Dolby Digital – o AC-3 –, Dolby Digital EX – otro que puede llevar a confusión con Dolby Digital Surround EX –, Dolby Digital Plus, Dolby True HD… Una locura.

 Norma ITU-R BS 775 para la localización de altavoces en sistemas domésticos.

No te compliques la vida discerniendo entre unos y otros, si tu intención es iniciarte en la mezcla multicanal hazte con una copia de software para sistemas estándar – normalización ITU R-BS 775 –como Steinberg Nuendo o Cakewalk Sonar. Lo harán prácticamente todo por ti… Tú sólo tienes que poner las orejas. Todo un reto…

Hasta el próximo Nivel.

 ¿Tienes algo que decir?

Una Respuesta

  1. Anónimo

    Muy bueno. Esta entrada ha simplificado bastante mi comprensión sobre el audio multicanal….
    Lástima que la industria musical no tenga su propia iniciativa para apoyar el circle surround como estandar de calidad… siempre pasa lo mismo (me viene a la cabeza la guerra VHS vs. Beta)

Hacer Comentario

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES