Maschine Studio, a prueba

Maschine Studio, a prueba
La actualización V2.0 de Maschine ofrece herramientas avanzadas y exclusivas para crear grooves en combinación con cualquier controlador hardware; pero Maschine Studio es la máxima aspiración para sacar todo el provecho a este revolucionario desarrollo de Native Instruments. Sin ninguna duda, es uno de los lanzamientos más relevantes de los últimos años.
ORIGINALIDAD E INNOVACIÓN95%
RESULTADOS SONOROS95%
FACILIDAD DE USO90%
RELACIÓN PRESTACIONES / PRECIO95%
Destacamos
  • El software Maschine 2.0 implementa mejoras espectaculares sobre una aplicación que ya era sobresaliente.
  • Las novedades en la vista de arreglos, edición de audio y los sintes de baterías hacen muy recomendable la actualización para cualquier usuario previo.
  • El precio, aunque cercano a los 1.000€, es impresionante si tenemos en cuenta todo lo que se incluye.
Señalamos
  • Los samples no se estiran ni cambian de tono automáticamente al mapearlos por un teclado. Se desperdicia espacio de pantalla bajo la reunión horizontal de procesadores e instrumentos
  • La separación total entre las vistas ‘Arrange’ y ‘Mix’ es desconcertante –sería preferible que el usuario pudiese ver la combinación de editores que decidiese
  • En algunos casos, preferimos el uso del ratón frente a los controles de Maschine Studio –al seleccionar notas, por ejemplo
94%Nota Final
Puntuación de los lectores: (5 Votes)
91%

Sobre su exclusivo concepto “Estudio de Producción de Grooves”, Native Instruments nos ofrece Maschine Studio y Maschine 2.0, sus últimos exponentes en hardware y software para la creación de temas con beats de alto octanaje.

Por su parte, Maschine Studio es uno de los controladores hardware más avanzados del mundo -si no el más avanzado-, pero el software Maschine 2.0 funciona con toda la familia Maschine (mkI y mkII, Mikro y Studio).

Abordemos primero el análisis de las novedades más relevantes del software, pues supone toda la base de funcionamiento del increíble hardware de control Maschine Studio

Vista 'Arranger' de Maschine 2.0Un nuevo motor bajo el capó

Maschine 2.0 ha experimentado una reprogramación completa de su código, y aporta numerosas mejoras en el flujo de trabajo y nuevas funcionalidades e instrumentos. Además de su aspecto renovado, limpio e inspirador, su motor de audio aporta procesamiento sidechain y aprovecha a fondo los ordenadores equipados con procesadores multinúcleo. De hecho, el soporte multinúcleo marca grandes diferencias respecto a Maschine V1.8: un proyecto que disparaba el consumo de CPU en nuestro iMac i7, ahora no supera el 50% de consumo con Maschine 2.0.

Sin embargo, el resto de cifras se dispara, aunque para bien: grupos ilimitados frente a los ocho de antes, 64 escenas, dos envíos auxiliares por canal, cuatro plugins por grupo y hasta tres por sonido. La nueva vista ‘Arranger’ presenta los patrones y escenas codificados por colores sobre una línea de tiempos en lugar de usar bloques insulsos. Y aporta un modo ‘Auto-Follow’ que mantiene el cursor en el punto exacto de la canción en reproducción, junto a la posibilidad de ajustar libremente la duración de un bucle sin depender de los rangos de loop de la escena. Todo ello es un incentivo de tal fuerza que los usuarios existentes del software Maschine deberían pensar seriamente en actualizarse.

Detalle del nuevo navegador de Maschine 2.0Flujo optimizado de trabajo

El navegador ahora nos parece mucho más intuitivo y se beneficia de un sistema de búsquedas por etiquetas. También es más visual, pues representa tus instrumentos, efectos y Maschine Expansions de Native Instruments que tengas, usando ilustraciones representativas en lugar de textos. Precioso y práctico. También te deja etiquetar tus sonidos y samples para recuperarlos muy rápido en cualquier momento.

Con todos esos grupos adicionales que antes resaltábamos en tus manos, se hace necesario un entorno de mezcla más versátil. El panel gráfico de Maschine 2.0 permite alternar entre lo que ahora se llama la vista ‘Arranger’ (con el editor de arreglos, el área de control/ asignaciones y el editor de samples/ patrones) y la vista ‘Mix’, que alberga el mezclador en sí y la banda de plugins.

Esta cadena o banda, llamada ‘Plug-in Strip’, te deja ver en formato horizontal todos los instrumentos y efectos plugin cargados en la capa de mezcla que selecciones (‘Master’, ‘Group’ o ‘Sound’). Utiliza unos paneles interactivos para los efectos internos de Maschine, el sampler, los plugins de NI y los nuevos sintes de baterías, que abordaremos más adelante.

Algunos instrumentos y efectos de Native Instruments exhiben un panel ampliado en la banda ‘Plug-in Strip’ -aunque dependiendo de cada plugin, verás más o menos controles. El clásico sintetizador Massive, por ejemplo, presenta sus macros, LFOs y envolventes, pero los plugins de otros desarrolladores utilizan gráficos estándar y un selector de presets.

Esta vista de ‘Plug-in Strip’ nos parece atractiva y es práctico ver todos los parámetros de los plugins desde un único lugar. Se hacía necesaria esta vista alternativa de opciones, pero se desperdicia un valioso espacio de pantalla bajo esa congregación horizontal de procesadores e instrumentos. Y ya que hablamos de aspectos visuales, la separación total entre las vistas ‘Arrange’ y ‘Mix’ es un poco desconcertante –parece que sería más conveniente que el usuario viese la combinación arbitraria de editores que decidiese en cada momento.

El nuevo mezclador de Maschine 2.0 soporta sidechaining y grupos ilimitadosLabores profesionales de mezcla

La vista de un mezclador tradicional en Maschine 2.0 (y, por extension, el modo ‘Mix’ en el hardware Maschine Studio) posibilita el control de tus niveles, panoramas, mutes y solos de los grupos, sonidos y máster, así como los encaminamientos de audio & MIDI hacia y desde el mundo exterior. Native Instruments comenta que este mezclador es “un nuevo paradigma en el routing de señales”, y lo corroboramos. Todas las opciones para configurar los grupos de sonidos son accesibles desde el mezclador, y éstas incluyen colores, renombres y carga de plugins.

Si te dedicas a actuar en directo, te resultará muy interesante la nueva funcionalidad de Cue en el mezclador: con ella sacas de la mezcla principal cualquier sonido o grupo y lo encaminas hacia una salida que tú decides –la de auriculares, por ejemplo. Para ello sólo tienes que hacer clic sobre un botón de su franja de canal.

Estas operaciones de bus con Cue funcionan como deben, aunque para activar el cue desde Maschine Studio, tienes que navegar a la página de propiedades de la salida de sonido o grupo y mover un botón –algo escondido y, por tanto, nada directo. El bus de Cue también puede aislar la señal de otras fuentes, como el sonido del metrónomo o la preescucha de samples desde el navegador.

El soporte de instrumentos virtuales en Maschine 2.0 adquiere su máxima dimensión gracias al soporte añadido de plugins multitímbricos VST y Audio Units, por el cual los instrumentos virtuales con esa capacidad podrán recibir mensajes desde varias pistas a través de canales MIDI específicos. Además, puedes encaminar las salidas de los instrumentos hacia cualquier canal de mezcla, algo fundamental para trabajar de forma flexible con los instrumentos que ofrecen varias salidas.

Sidechaining, MIDI y automatización

Maschine 2 soporta operación sidechain con cualquier plugin VST/ AU, además de sus propias unidades de compresor, limitador, puerta, filtro y maximizador. La página ‘Side-Chain Input’ te deja elegir cualquier grupo o sonido como entrada de sidechain, para después ajustar su nivel de entrada y otros detalles. De todos modos, nos habría gustado tener también acceso a estas funciones desde el mezclador o la banda ‘Plug-In Strip’.

Maschine 2.0 añade funcionalidades MIDI adicionales, como la carga directa de archivos Standard MIDI File y el soporte extendido de Controladores Continuos MIDI (CC), que te permitirá automatizar parámetros y envolventes en Maschine, además de recibir mensajes de cambio de programa para los plugins desde un secuenciador externo. Y todo ello sin recurrir a los macros como en Maschine 1.8.

Pero la mejora MIDI más notable es que puedes mapear de una forma directa los controladores MIDI externos sobre todos los knobs y botones de Maschine. Esto se especifica desde la vista ‘Assignment’, que incluye botones de aprendizaje MIDI bajo cualquier destino posible del área de control, incluidos los niveles y panoramas del mezclador.

Los sintes de batería son nuestra prestación favorita de Maschine 2.0Avances en síntesis de batería y percusión

‘Drumsynths’ ya es una de nuestras novedades preferidas de Maschine 2.0. Se trata de una colección de monosintes virtuales para generar sonidos específicos de batería y percusión. Con los nombres ‘Kick’, ‘Snare’, ‘Hi-Hat’, ‘Tom’ y ‘Percussion’, estos cinco instrumentos monofónicos trabajan con varios métodos de síntesis que incluyen modelado analógico virtual, modelado físico y otros.

Cada sinte ofrece un conjunto de engines, o algoritmos especializados para generar un cierto tipo de sonido. Así, el sinte de batería ‘Kick’ incluye ocho engines, entre los que destacamos Sub –un algoritmo masivamente analógico de tipo TR-808-, Tronic (igual que el anterior, pero con focalización en bombos 909), y Maple, para emulaciones realistas de bombo acústico. Sub, por ejemplo, tiene parámetros que contemplen detalles tonales o de distorsión, mientras que Maple amplía su control hasta el tono de la piel del tambor virtual o el ambiente de la habitación donde suena.

Los nueve algoritmos disponibles en el sinte ‘Snare’ son incluso más variados, desde el analógico Volt a los ruidosos Pow y Bit, pasando por los acústicos Sharp, Airy, Vintage, Chrome e Iron, y llegando al esencial Clap (palmada). Por su parte, ‘Percussion’ ofrece sus realistas Kettle y Shaker, junto a Fractal -un algoritmo de enorme versatilidad, capaz de ocuparse de platos, campanas, percusión manual y FX ilimitados. Los dos sintes restantes, ‘Tom’ y ‘HiHat’, son tan valiosos como los anteriores, con tres algoritmos cada uno para crear timbales y platos desde cero.

Nos enloquece también la facilidad de manejo de estos sintes de batería. Pero sin duda, lo mejor es su grandioso sonido, capaz de cubrir todo el rango audible añadiendo muchas tonalidades de gran pegada. El único punto negro en una sábana de tan radiante blanco es que no puedes usar estos sintes fuera de Maschine: si fuese posible en un futuro, no sería la primera vez que Native Instruments habría creado un producto comercial independiente a partir de funcionalidades exitosas de otro.

El software Maschine 2.0 ha experimentado una completa renovación que ha cambiado su aspecto y añadido nuevas funcionalidades de gran valor Las novedades nos emborrachan

El sampling con Maschine siempre ha sido un auténtico placer, con 64 voces de polifonía por sonido y limitado únicamente por la RAM de tu ordenador. Además, el editor de samples en Maschine 2.0 ahora soporta rebanadas de audio redimensionables y con superposición, para cubrir huecos o crearlos. También detecta de forma automática los pasos por cero para evitar clics, y se ha mejorado la calidad de sampling respecto a la primera versión de Maschine, con interpolación de ocho puntos y doble precisión.

Hay tantas novedades en Maschine 2.0 que nos llevaría horas seguir detallándote cada una de ellas. Así que, a vuelo de pájaro, te resumiremos otras impresionantes mejoras. Ahora… seleccionas varios grupos y sonidos para edición conjunta; el valor de gate en ‘Note Repeat’ te deja alterar la duración de las repeticiones a tiempo real; los tiempos se muestran de forma exacta en minutos y segundos; ‘Pad View’ sustituye las listas por gráficos para mostrarte la asignación de sonidos con las almohadillas; ¡el nuevo algoritmo de reverb de placa suena de órdago!; con ‘Take Undo’ deshaces tu última toma en lugar de eliminar nota por nota; hay un compresor añejo más versátil, rápido y caluroso, gracias a su modo de realimentación… Ufff, un mundo de prestaciones.

Toneladas de contenidos

Una revisión rápida de Maschine 2.0 no sería justa sin una mención a la librería de sonidos que incorpora de fábrica: tiene 8GB, con más de 8.000 samples, 445 kits de batería, 388 instrumentos multimuestreados, 1.200 patrones, 38 proyectos… En definitiva, material suficiente para mantener muy ocupados a sus usuarios.

Suma a esto tres instrumentos (el sinte Reaktor Prism, el piano eléctrico Scarbee Mark I, el clásico sinte Massive, que ya fue una gran novedad de Maschine 1.8) y el compresor Solid Bus Comp… cuatro dispositivos que vienen incluidos gratis en Maschine 2.0 con un valor conjunto de 400€.

No se nos ocurren más palabras de elogio. Maschine 2.0 representa un salto cuántico en mejoras sobre lo que ya era una gran aplicación musical. Algunas novedades eran ya de obligado ofrecimiento por el clamor de los usuarios o el transcurso del tiempo. Pero otros añadidos (como el mezclador, los sintes de batería, la vista de arreglos, las mejoras en sampling y edición de audio) suponen que cualquier usuario previo de Maschine que no se actualice, se quedará en una enorme desventaja frente a los agraciados usuarios de Maschine 2.0.

Tenemos algunas trabas con el panel que antes hemos mencionado, además de haber comprobado que los samples no se estiran ni cambian de tono de forma automática al mapearlos por un teclado, que Native Instruments aun no soporta el formato VST 3, o que sigue habiendo procesamientos en tiempo diferido, como el timestretching. Y dado que Maschine ya es casi un DAW por sí solo, no tenemos la posibilidad de trabajar con pistas completas de audio.

Estas han sido nuestras plegarias, pero no dejamos de cantar con pasión a Native Instruments nuestra gratitud por haber conseguido que Maschine 2.0 sea un monumento al software musical, sin importar el controlador que uses o el hardware Maschine que ya poseas o te acabes comprando.

Dicho lo cual, ahora sí que vamos a poner las manos encima sobre esa espectacular pieza de hardware musical que es Maschine Studio
El hardware Maschine Studio es absolutamente espectacular, además de funcional e intuitivoMaschine Studio: esplendor y grandes posibilidades

El controlador hardware es tan enorme en dimensiones como en la impresión de calidad que nos transmite. Vemos algunos elementos notables, como tres puertos MIDI Out que complementan su MIDI In, un par de conectores para pedales de control, y una entrada de alimentación que nos recuerda que aun siendo USB, esta es la primera unidad Maschine que no se alimenta desde el bus. Por eso, y como complemento práctico adicional, vemos un conmutador de encendido. Otra sorpresa positiva es que la unidad es reclinable mediante dos patas retráctiles que lleva en su base.

 La rueda jog iluminada es una de las grandes novedades de Maschine Studio La similitud estética con el hardware Maschine mkII está en la mitad inferior de la máquina, pero todas las funciones de edición, como ‘Quantize’, ‘Copy’, ‘Paste’, ‘Undo’ y demás, tienen ahora una zona específica. La fuerza del nuevo diseño se percibe en detalles como la rueda jog identada con pulsador, que con su iluminación circular LED, sustituye al vetusto rotatorio máster de unidades anteriores.

Esta rueda jog sirve para acciones obvias, como moverte por la vista de arreglos o hacer selecciones en conjunción con el navegador, pero se presta a mucho más. Puedes ajustar niveles y panoramas de canales en el modo ‘Mix’, o aplicar cambios de tono, volumen y swing cuando editas notas específicas, por ejemplo.

Flujo de trabajo a todo color

Algo que todo el mundo destaca, y que constituye una de las mayores fortalezas de Maschine Studio, es la provisión de esas dos generosas pantallas a todo color de 480 x 272 puntos. No sólo te enseñan de una forma más atractiva lo que ya mostraban otras Maschine en monocromo, sino que te sorprenden con información totalmente nueva.

En el modo ‘Browse’, la pantalla izquierda saca los gráficos de instrumentos y efectos de NI que ves en el software, al tiempo que la pantalla derecha lista los sonidos preset. En la modalidad ‘Plug-In’, la pantalla izquierda se ocupa de enseñarte los parámetros de control sobre la banda ‘Plug-in Strip’, mientras que la pantalla derecha destaca el nombre del plugin seleccionado. Más notable es el comportamiento en el modo ‘Arrange’, pues la pantalla izquierda te enseña una vista general del proyecto, mientras que la derecha destaca una región ampliada que definas.

Las pantallas gemelas a todo color de Maschine Studio son la gran novedad para los usuarios El añadido de estas dos pantallas soporta toda la fuerza del concepto de usar el hardware sin necesidad de observar la pantalla de tu ordenador. Cuando estás en el modo ‘Mix’ o editando patrones y samples, por ejemplo, ambas pantallas replican al completo el panel gráfico de Maschine 2.0. Y entonces fijas detalles de la mezcla, o editas arreglos y sonidos olvidándote de que, en realidad, trabajas con software.

Curiosamente, incluso con este funcionamiento autónomo, Native Instruments no ha llamado “instrumento” a su controlador como Ableton sí hace con su controlador Push para Ableton. Y quizá es que a NI le haya pesado mucho más su historial nativo, y desde luego, la propia dicción de su nombre de compañía.

En algunos casos, todavía preferimos el uso del ratón frente a los controles de Maschine Studio –cuando seleccionas notas, por ejemplo. Pero nos encanta ver cómo las ediciones sobre patrones y samples se reflejan al instante en las pantallas de la unidad. En la zona superior derecha del hardware, la sección ‘Master’ ofrece un medidor e incluye un ajuste de niveles para las salidas de máster, grupo, sonidos y el bus cue de Maschine.

Un gran avance

Que ningún usuario se lleve a error: el software Maschine 2.0 mantiene todas sus funcionalidades sin importar la unidad Maschine o el controlador hardware al que lo tengas conectado. Pero es evidente que, con esta provisión de nuevos y apasionantes elementos, nosotros preferimos la revolucionaria novedad que representa Maschine Studio.

El flujo de trabajo se ve potenciado sobremanera con la nueva disposición, la combinación de pantallas gemelas es realmente práctica y eficaz, y si tuviésemos que volver atrás con Maschine mkII o Mikro, nos faltarían elementos y manos. Así las cosas, Native Instruments mantiene en su catálogo los modelos Maschine mkII y Mikro, para ofrecer esta tecnología de grooves a precios más reducidos (por 599 y 349€, respetivamente).

Maschine 2.0 es una actualización espectacular del software de grooves de Native Instruments, y con el controlador Maschine Studio se convierte en un sistema de enormes prestaciones creativasYa hay quien dice que este producto podría evidenciar un salto inminente de Native Instruments hacia un instrumento o DAW autónomo, y lo cierto es que a esta unidad sólo le faltaría para eso la electrónica de procesamiento, almacenamiento y de E/S. No sabemos nada más sobre el futuro cercano; pero lo que tenemos delante es un presente repleto de enormes posibilidades gracias a este increíble combo hard/ soft que es Maschine Studio.

Sitio web:
Información oficial en español.

Presentación interactiva de Maschine Studio.

Precio: 999€. La actualización V2.0 del software Maschine cuesta 99€ para los usuarios registrados de versiones anteriores.