Recuerdo funcional de los soportes físicos en la era de la música y la promoción en la Red…

La propuesta de Muzicard es un dispositivo USB, en forma de tarjeta, que ofrece un sistema alternativo para escuchar y compartir música, ver vídeos e imágenes y conectar a los fans con sus artistas favoritos. Este particular soporte interactivo de audio y vídeo ofrece una serie de prestaciones con el valor suficiente para despertar interés entre músicos, aficionados y consumidores de música en general.

Una de las peculiaridades más destacadas por las que destaca Muzicard es su posibilidad de ser empleada como una herramienta para comercializar y compartir música de una forma personalizada.

El funcionamiento del sistema Muzicard

Bajo la forma de una unidad de memoria flash USB, Muzicard ofrece una funcionalidad similar a la un CD, pero con más opciones. El dispositivo actúa como su propio reproductor de música, a través de un panel HTML propietario. Las principales funciones de reproducción se realizan dentro de la propia tarjeta sin necesidad de conexión a Internet.

La tarjeta se puede personalizar con una impresión en la parte delantera y trasera, e incluye un reproductor de audio y vídeo, imagen de portada del álbum y conexiones con redes sociales. Muzicard permite a los aficionados apoyar a su artista favorito, mientras que para los músicos es una herramienta práctica que les facilita ofrecer merchandising personalizado a su público o usarla como un EPK destinado a los promotores y agencias.

Por si no lo sabías, te diremos que un EPK (Electronic Press Kit) es un formato interactivo que se utiliza a modo de dossier para presentar la información relativa de un profesional, cómo puede ser el caso de un músico o una banda. Este EPK puede contener la biografía del artista, fotos, audio, vídeo, enlaces a plataformas de reproducción musical, tiendas digitales, redes sociales, notas de prensa para promocionar álbumes, fechas de conciertos, y otros detalles similares.

compartir música artistas

Muzicard también permite incluir un valor añadido en forma de grabaciones raras, canciones e imágenes inéditas, así como todo tipo de material que sirva para crear vínculos sólidos entre artistas y seguidores. Las tarjetas están disponibles en diferentes espacios de almacenamiento, que cubren hasta 120GB. Son operativas desde una variedad de dispositivos, que incluyen PC, Mac, smartphones, iPad y derivados, televisores y otros aparatos que soporten USB.

El fundador y director de la empresa, Mike Farona, afirma que «Muzicard se erigirá como el sustituto del CD», un formato que en su opinión, «habrá desaparecido en poco tiempo» -si es que no lo hizo ya hace tiempo. Añade también que esta tarjeta «no sólo ocupará el lugar del CD, sino que además lo hará ofreciendo nuevas funciones«. Entre éstas, Farona destaca las opciones para descargas vía código QR, información dinámica y actualizable, un diseño más elegante y una mayor facilidad de uso.

 Muzicard, de un vistazo 
  • Datos dinámicos para mantener el dispositivo constantemente actualizado
  • Reproductor para audio y vídeo de alta resolución
  • Tarjetas con diferentes capacidades de almacenamiento para ajustarse a las necesidades de los artistas
  • Formulario de registro para fans que va a la bandeja de entrada de los artistas
  • Función ‘Consíguelo Ahora’, basada en la lectura de códigos QR desde teléfonos móviles
  • Incluye “llamadas a la acción” para atraer a los seguidores a través de redes sociales
  • Permite incluir a patrocinadores dentro y fuera de la tarjeta
  • ‘Card Tracking’ para saber cuándo y dónde se conectan las tarjetas (en desarrollo)

El precio del producto no viene especificado en el sitio web del fabricante, aunque sí ofrecen un formulario para solicitar presupuestos por cantidades.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES