En el mayor y más exclusivo Club-Jet privado del mundo, 100 clubbers emprendieron el viaje al festival World Club Dome con BigCityBeats bailando muy por encima de las nubes…

Desde Londres hasta Frankfurt pasando por Múnich, ¿imaginas un club dance volante con la última tecnología de sonido? Es el vuelo exclusivo de música electrónica Club-Jet, que el pasado Septiembre realizó su tercer periplo a bordo de un avión Airbus A-320 convenientemente transformado para la fiesta. Se trata de una experiencia de alto nivel reservada para una élite VIP, organizada por la plataforma BigCityBeats, y parece que siempre agota su pasaje. Su destino era el festival World Club Dome en Frankfurt, no sin antes calentar los beats en tal situación extraordinaria que requirió de sistemas extremos para que todo saliese bien. La fusión entre aeronáutica y música electrónica nunca antes estuvo tan bien representada.

Ascendiendo muy por encima de las nubes, la tecnología de audio para eventos de Adam Hall Group permitió un extraordinario ambiente de fiesta. Y es que en un techo de 12.000 metros de altura, el Club-Jet Airbus A-320 acogió las sesiones de los DJs Curbi y Alle Farben (también conocidos como Tobias Paul Curwen-Bingley y Frans Zimmer), que pincharon música en dos áreas por separado. Al menos no pincharon el fino fuselaje del avión, lo cual habría tenido consecuencias desastrosas –aunque las precauciones tomadas para un hito de este tipo no tienen que ser pocas.

Club-Jet es el avión privado dance más exclusivo del planeta

El sistema de sonido para tan curiosa y exclusiva situación estaba formado por cuatro sets MAUI 5 Go de LD Systems, acabados en color blanco: “Brindaron graves intensos y un sonido cristalino en el club dance en vuelo más lujoso del mundo”, destaca el fabricante con motivo de este ejemplo excepcional de uso de sus equipos. En ambas áreas DJ, dos de estos sistemas de columna ultraportátiles para sonorización, alimentados mediante sus baterías internas, ignitaron el espíritu festivo al ritmo de los beats desplegados por Curbi y Alle Farben.

Club-Jet: dance volante

Para mantener su equipamiento, los controladores DJ y el resto de unidades tuvieron una plataforma sólida y segura con los soportes Gravity Stands, una gama de accesorios predilecta de FutureMusic, de los que te hemos hablado en varias ocasiones. Y para solucionar la monitorización, cada DJ echó mano de LD Systems Roadbuddy 6, un altavoz dotado de Bluetooth y también alimentado por batería. La instalación del cableado y las tiradas del mismo por los suelos, evitando accidentes por tropiezos en un lugar tan estrecho como un avión, se solventó mediante pasacables Defender Office Grey, que combinan un sistema antideslizante y son ultraplanos.

Una restricción: Club-Jet no puede utilizar el suministro eléctrico del avión

Por razones de seguridad y tratándose de un avión que se convierte temporalmente en Club-Jet, la instalación eléctrica del Airbus A-320 no dio soporte de alimentación a los equipos de audio que fueron empleados. “El suministro eléctrico para los sistemas de sonido de los DJs tiene una importancia crítica en Club-Jet a bordo del A-320, así que seleccionamos equipos autónomos capaces de operar de forma autónoma con baterías, y los encontramos en el catálogo de LD Systems”, comenta Andreas Nauheimer, Gerente de The Power Company, la empresa que provee servicios de energía en el festival World Club Dome. “Y los sistemas empleados respondieron de una forma excelente, incluso sometidos a grandes cargas”, añade Nauheimer.

La fusión entre aeronáutica y música electrónica nunca antes estuvo tan bien representada…

Más allá de su facilidad en las operaciones de montaje y desmontaje, estos equipos tienen una seria ventaja en su capacidad de operación autónoma sin conexión a la red eléctrica. Tanto los cuatro sistemas de columna MAUI y los dos Roadbuddy que fueron empleados, disponen de potentes baterías, para una operación de hasta seis horas a 120dB según LD Systems en el caso de MAUI 5 Go.

Y de este modo fue posible ajustarse a la normativa de uso de Club-Jet a bordo de un avión comercial –en todo caso, los clubbers volantes disfrutaron de las sesiones DJ y sin interrupciones. Por otro lado, las fundas protectoras de transporte fueron del agrado del personal de montaje, que destacó su idoneidad y facilidad de empleo. Este tipo de sistemas permiten desplegar música con fidelidad y potencia en casi cualquier sitio, como es el caso que nos ocupa, muy por encima de las nubes, ¡literalmente!

La ruta de Club-Jet para 2019 será anunciada próximamente.

Más sobre BigCityBeats Club-Jet | World Club Dome

Fiesta dance a 12.000 metros de altura -Club-Jet es VIP