Mastering para formatos de audio comprimido -mejora tu calidad en YouTube, SoundCloud e iTunes

Te mostramos cómo masterizar correctamente tu música para su distribución a través de las principales redes multimedia (YouTube, SoundCloud, iTunes) gracias a iZotope Ozone

iZotope_mastering_formatos_comprimidos_intro_750x400px

La música grabada a día de hoy es ampliamente distribuida y consumida en una gran variedad de formatos de audio comprimido y con pérdidas. Los formatos más comunes en audio digital son MP3 y AAC. Estos dos CODECs son la representación del compromiso necesario entre un tamaño de archivo conveniente para una fácil descarga, junto a una todavía aceptable calidad de escucha.

Estos medios suelen moverse a través de plataformas populares como iTunes, SoundCloud o servicios de streaming como Spotify ShoutCast. Cuando el audio digital se comprime para subirse a esas plataformas y emplear sus facilidades de distribución, es inevitable que su calidad pueda verse resentida y se produzcan ruidos indeseables en su escucha.

¡Pero no nos asustemos! Es posible minimizar e incluso prevenir algunos de estos problemas, siguiendo algunas buenas prácticas durante el proceso de masterización.

El mastering

Es posible escuchar muchas definiciones sobre lo que es el mastering de audio. Sin embargo, la más común y habitual se refiere al proceso final de tomar una mezcla de audio y prepararla para su distribución. Hay varios consideraciones en este proceso:

  • Unificar o ajustar el sonido de un registro para corregir cualquier problema de balance de mezcla, o mejorar algunas características sonoras en particular.
  • Mantener la consistencia y coherencia a lo largo de todo un álbum, haciendo que cada pista encaje y se asiente en la totalidad del tracklist.
  • Preparación para su distribución, lo que tradicionalmente conlleva a su duplicación o réplica en CD, vinilo o algún formato digital para descargar, dependiendo del formato de distribución previsto.
TRUCO PRO: Aprende consejos de incalculable valor en el arte del mastering con la guía de iZotope para masterizar (en inglés). Un documento gratuito que te proporciona valiosos trucos, consejos y técnicas en tu búsqueda hacia un sonido mejor en tu máster.

Este artículo te ayudará a preparar tu audio para las descargas digitales.

¿Qué le hacen a tu audio los formatos MP3 y AAC ?

La compresión con pérdidas se refiere a un método de codificación de datos que usa aproximaciones inexactas (o descartes parciales de datos) para representar el contenido que ha sido codificado (más info en Wikipedia). En términos sencillos, la compresión con pérdidas utiliza modelos psicoacústicos en un intento de eliminar la información de audio que nuestros oídos no echarán en falta.

Esto a menudo significa que pueda eliminarse información de las frecuencias más agudas o de los elementos más separados en la imagen estéreo. Cualquier codificador con pérdidas, introduce errores de aproximación, un ruido que puede incrementar los niveles máximos y causar picos de distorsión en la señal de audio, incluso si la fuente original a comprimir se encontraba en niveles por debajo de 0dB. Puede ser difícil para el oído medio llegar a aislar y detectar esos ruidos, así que ten en cuenta los siguientes ejemplos sonoros:

NOTA: SoundCloud emite todo su audio en formato MP3 con un bitrate de 128kbps, lo que hace esta comparativa redundante. Para una comparación válida, los archivos originales están disponibles para su descarga.

Aquí tienes un archivo sin comprimir: WAV a 44.1kHz, 16bit -calidad CD.

El mismo archivo a 320kbps en MP3 -el bitrate más alto del estándar MP3…

Aquí tenemos el mismo archivo MP3, pero con el canal ‘side’ aislado. Estos mismos ruidos estaban presentes en el anterior ejemplo, pero ahora son mucho más aparentes al escucharlos aislados.

TRUCO PRO: Puedes utilizar la función ‘Mid/Side’ de iZotope Ozone y RX para codificar una señal y después escuchar la banda ‘side’, con el fin de evaluar subjetivamente la calidad del archivo con pérdidas.

Hay una amplia variedad de maneras en las que trabajan los codificadores con pérdidas y su calidad resultante. Como siempre, usa tus oídos para determinar que codificador y CODEC suenan mejor para ti.

Un ingeniero de mastering tomaría medidas para anticiparse y prevenir ese tipo de ruidos, con independencia del codificador que acabase empleando.

TRUCO PRO: No importa donde se dirija tu audio, aplica siempre dithering como paso final en el proceso de mastering antes de reducir la profundidad o resolución de bit del archivo. Aprende más sobre dithering con el vídeo “Introducción al dithering” o sumérgete más en este aspecto con la Guía para dithering de iZotope (ambos recursos sólo están disponibles en inglés).

Mastering para iTunes

Desde que Apple se pasó a iTunes Plus en 2007, las descargas en iTunes se realizan a 256kbps en el formato AAC. Las subidas a iTunes requieren archivos WAV a 24bit que hayan sido codificados a 256kbps AAC previamente.

Aquí tienes configuraciones recomendadas cuando masterices audio para iTunes:

  • Utiliza limitación real de pico, como la de Ozone 7, para asegurarte de que el margen se establezca en -1dBFS. Apple recomienda dejar 1dB de headroom para prevenir cualquier pico que pueda ocurrir debido al ruido añadido por el codificador AAC.
  • Olvídate de la “guerra del volumen” (Loudness War), y no te compliques con el procesamiento dinámico, como la compresión o la limitación. Comprime un tema para mejorar su calidad, no para incrementar su volumen. La comprobación de sonido en iTunes utiliza un avanzado algoritmo para determinar el volumen (no sólo simples valores peak/RMS ), el nivel de cada track se establece en -16dB y añade esta información en el metadata de cada archivo de audio. Un tema “competitivo” sin margen dinámico sonará mucho peor en iTunes cuando sea reproducido después de un tema con un gran rango dinámico.
  • Utiliza iTunes como herramienta para comparar tus másters con pistas de referencia de otros artistas a los que te gustaría acercar tu sonido. Con ‘SoundCheck’ activado, escuchando tus pistas y comparándolas al mismo nivel percibido que las de otros artistas, te ayudará a determinar hacia donde llevar tus másters para los oyentes de iTunes. Ajusta tus pistas basándote en esas escuchas, y termina después codificando tus másters en máxima calidad WAV o AIFF en iTunes.

Masterización para SoundCloud

SoundCloud convierte el audio subido a MP3 a 128kbps para hacer streaming desde su plataforma web. Si algún archivo de audio en SoundCloud está disponible además como descarga, esa versión estará en el formato original en el que se subió.

Subir un archivo MP3 a SoundCloud es algo redundante, ya que el mismo sitio lo transcodificará después. Eso además introducirá más ruidos en el audio, ya de por sí comprimido. Así que, lo mejor es subir una versión sin comprimir en WAV a 24bit, y dejar a SoundCloud que la procese.

Aquí tienes recomendaciones cuando masterices audio para SoundCloud:

  • Utiliza el Limitador real de pico de Ozone, asegúrate de que el margen se sitúa en -0.3dBFS. Este es un umbral aceptable para mitigar la mayoría de picos de distorsión que pueda ocurrir en el proceso de codificación. De todos modos, dependerá del material original. Quizá un margen de -0.5, -0.7, -1.0, o -1.5 dBFS te suene mucho mejor y con menos distorsión. En estos casos, sólo bastará el clásico método de ensayo y error. Quizá debas hacer varias versiones hasta deshacerte de todas ellas y quedarte con la que suene mejor.
  • SoundCloud no dispone de una opción ‘Soundcheck’ como la de Apple. Así que un máster destinado a SoundCloud tiene mucha más libertad para incrementar su nivel general y competir en volumen. Considera esta opción como una elección práctica y estética. Asegúrate de igualar el volumen con la herramienta ‘automatically match effective gain’ de Ozone, para igualar y evaluar objetivamente el volumen incrementado.
  • Utiliza una herramienta para la amplitud estéreo. Abre el campo estéreo en la banda de agudos entre un 5-20%. El audio MP3 a 128kbps es el mínimo aceptado comúnmente en cuanto a la calidad. Por ello, mucha información se pierde durante la codificación y una mezcla con un campo estéreo muy amplio es susceptible de padecer ruidos notables. Irónicamente, ampliar su campo como prevención te ayudará a evitar la sensación de pérdida de energía y amplitud estéreo.

Mastering para YouTube

YouTube codifica todo vídeo subido (y el audio que contiene), con el fin de ofrecer diferentes calidades de streaming a 360, 480, 720, 1.080, 1.440 (2K) y 2.160 (4K). YouTube utiliza el CODEC de vídeo H.264 junto al CODEC de audio ACC. La calidad de reproducción del audio en estéreo dependerá de la elección del usuario en la calidad del streaming:

  • Vídeo a 360 y 480p reproducirá el audio a 128kbps
  • Vídeo a 720, 1.080, 1.440 (2K), 2.160 (4K) reproducirá el audio a 384kbps

YouTube sólo puede comprimir vídeo a igual o menor calidad, por lo que es mejor subir el mejor archivo que puedas hacer con el CODEC H.264. ¿Y por qué no subir un MOV con audio sin comprimir? Para obtener los mejores resultados, YouTube recomienda subir archivos multimedia ya codificados, en lugar de subir un archivo MOV que contenga audio WAV en alta calidad.

He aquí algunas recomendaciones cuando masterices audio para YouTube:

  • Utiliza la limitación de picos de Ozone, y asegura el margen de nivel a no más de -1dBFS.
  • No todos los codificadores son iguales. Vuelca desde el editor de vídeo en máxima calidad y sin comprimir ni vídeo ni audio, y después de ver y oír el resultado, prueba diferentes codificadores hasta obtener el mejor resultado.

La opción ‘True Peak Limiting’ -limitador real de picos- se encuentra justo debajo del medidor ‘Threshold’ (umbral) del maximizador de Ozone.


Prueba Ozone 7 tú mismo, descarga la versión demo desde este enlace

Más sobre los formatos MP3 y AAC