El interface de audio Antelope Zen Tour Thunderbolt ofrece interesantes posibilidades de conexión para trabajar en tu estudio con más flexibilidad que nunca…

Uno de los elementos clave dentro de cualquier estudio de grabación es el interface de audio. Y uno de los factores que debes tener en cuenta a la hora de escoger tu modelo es el uso principal que vas a darle.

Si habitualmente trabajas en solitario y pista por pista, es posible que usando un interface de audio dotado con dos o cuatro canales tengas suficiente. Pero si te interesa grabar baterías o pequeños grupos, esa cifra se te quedará corta antes de que puedas decir “dame un poco más de reverb“. ¿Buscas un interface de audio capaz de brindarte la máxima calidad sonora y sobrepasar los límites que a menudo imponen otros sistemas? Entonces echa un vistazo a Antelope Zen Tour.

Un interface de audio fácil de transportar

Antelope Zen Tour es un interfaz portátil de audio equipado con magníficos conversores AD/DA, un reloj extremadamente preciso -“marca de la casa”-, procesadores DSP, puerto Thunderbolt (Mac) y USB (PC), y mucho, mucho más.

El protocolo Thunderbolt se basa en la arquitectura PCI Express, y es capaz de trabajar a una velocidad 40 veces superior a la de USB 2 y 25 veces más rápida que FireWire 800. Ofrece 10Gbps por canal a través de un único puerto -un ancho de banda que permite manejar de manera fluida numerosas entradas y salidas de audio cumpliendo los estándares de la más alta calidad. Con Thunderbolt, el interface de audio asume casi toda la carga de trabajo, y el ordenador queda liberado para dedicar sus recursos a otras tareas.

Zen Tour contiene un DSP con tecnología FPGA (Field-Programmable Gate Array) para el procesamiento en paralelo de efectos que, según Antelope, ofrece los niveles de latencia más bajos del mercado y es ocho veces más potente que los procesadores de otros dispositivos similares.

La precisión del reloj es un factor fundamental en el proceso de conversión entre los dominios analógico y digital de la señal (AD/DA) y afecta inevitablemente a la calidad del sonido final. Por este motivo, Zen Tour se sirve también de la tecnología FPGA presente en los dispositivos profesionales de estudio de la compañía.

drunkat_antelope_audio_zen_tour_front_768x432

Conecta todo lo que desees

A pesar de ser un interface portátil de audio que puede llevarse cómodamente en una mochila, Antelope Zen Tour no se queda corto en cuanto a posibilidades de conexión. Ofrece cuatro previos de micro, cuatro entradas para instrumento de alta impedancia y cuatro entradas de línea.

En cuanto a salidas, está dotado con ocho salidas analógicas montadas sobre D-SUB 25, dos salidas independientes de auriculares y dos salidas para dos parejas de monitores. También dispone de dos puertos ADAT para soportar 16 canales de entrada y salida de audio digital (TosLink), más dos puertos S/PDIF sobre RCA. Por último, aporta una funcionalidad para talkback con micrófono integrado.

Su salida de preamplificación (‘Reamp’) sirve, básicamente, para procesar la señal a través de dispositivos externos y devolverla después. Esta salida resulta muy útil cuando has grabado una buena toma pero el sonido no te convence del todo, dado que permite probar a capturarla a través de diferentes amplificadores o micrófonos.

drunkat_Antelope_Audio_Zen_Tour_back_768x432

Argumentos adicionales

¿Qué atractivos adicionales ofrece Antelope Zen Tour? Una extraordinaria flexibilidad en el encaminamiento de las señales y la mezcla, pantalla táctil de control en el panel frontal y un software de control para manejar el interface de audio desde varios equipos (PC o Mac) conectados en una misma red.

Como guinda, el fabricante ha prometido desarrollar próximamente aplicaciones para iOS y Android, con las que podrás manejar Zen Tour desde tu smartphone o tableta.

Página de producto de Antelope Zen Tour en drunkat

Interface de audio con DSP Antelope Zen Tour Thunderbolt