Si actúas en directo, este tipo de situaciones desastrosas te resultará más que familiar…

En pleno éxtasis del festival Rabbits Eat Lettuce, Louie Cut actuaba y se las tuvo que apañar para solucionar este desastre. “La situación fue resuelta en diez minutos y pude continuar con uno de los sets más excitantes de mi carrera”, comenta Louie Cut en su Facebook oficial.

Recuerda que si subes a saludar al DJ, ándate con cuidado, y llévate sólo la impresión de su persona, no su equipo. Seguro que el iluminado recibió después una buena ducha, no sabemos si sólo de agua. Es que hay cada uno por ahí suelto que ya se sabe.

Las imágenes hablan por sí solas, y sobre el dolor que causa el colapso de todo el equipo, muchos por aquí podríamos expresarnos. ¿Te has visto tú sumergido alguna vez en una situación de este tipo? Escribe tus comentarios…