A Prueba: un sintetizador que dice inspirarse en las constelaciones, merece nuestra atención…

En torno al diseño sonoro y sus formas de síntesis, ya conocemos unas cuantas en la escena actual de sintetizadores -tanto hardware como software. De entre ellas, las síntesis aditiva, substractiva, FM o algo más exótica como la granular, conviven alegremente en armonía en nuestro DAW. Otros instrumentos utilizan una mezcla de síntesis con sampling para ofrecernos sonidos más complejos y cercanos al mundo real -u orgánico-, y son conocidos como ROMplers.

Desde Heart Of Noise, el polifacético desarrollador Svantana (aka Svante Stadler), ha dedicado cerca de dos años a la creación de su opera prima, el sintetizador GalaXynth, que combina diferentes técnicas de síntesis para generar prácticamente cualquier tipo de sonido, o al menos emularlo. Su mayor característica es la forma en que lo hace, que lo aproxima a los clásicos Korg M1 o Roland D-50, de ahí que su autor lo describa como “el sintetizador workstation para el futuro”.

GalaXynth, el sintetizador inspirado en las constelaciones, bebe un poco de varias influencias en cuanto a su motor de síntesis. Por una parte parece utilizar waveshaping o trabajar con tabla de ondas, y al igual que un ROMpler, obtiene sus fuentes sonoras de formas de onda predeterminadas. Pero como la famosa formula de cierto refresco con gas, todo está cubierto de misterio. De hecho, las funciones más complejas de síntesis de GalaXynth se encuentran ocultas e inalcanzables al usuario, y son controladas y regidas por el propio sintetizador.

Una constelación de sonidos

Todo ello nos lleva hasta su objetivo básico: disfrutar creando música sin perder el tiempo entre multitud de parámetros de programación. Como si de un mapa estelar se tratará, el panel de control de GalaXynth resulta sencillo a la par que minimalista -¡y reescalable! Al principio, y cargando alguno de sus presets, nos topamos con una representación gráfica de puntos, etiquetados con nombres muy descriptivos. Como si de constelaciones se tratasen, cuando movemos el puntero entre los puntos (moviendo un punto blanco algo mayor), aparecerán líneas que conectan esos puntos para crear combinaciones sonoras.

La explicación es sencilla, cada punto -o estrella, dado el paralelismo con las constelaciones-, es en realidad un sonido de la librería de GalaXynth -compuesta por más de 100 programas diferentes, entre teclados, bajos, baterías, voces e instrumentos acústicos. A medida que movemos el puntero sobre el panel, creamos un nexo entre dos o tres sonidos (el máximo de sonidos simultáneos), de manera que escuchamos cómo una nota de piano se transforma en las cuerdas de una guitarra acústica y después pasa a ser un coro vocal

Toda una paleta sonora por explorar...

Hay una paleta sonora por explorar en el universo de GalaXynth

Toca hacer metamorfosis a los mandos de GalaXynth

Como ves, la piedra angular de GalaXynth es el morphing, combinar dos o tres sonidos para crear texturas totalmente nuevas mientras te mueves por un mapa de sonidos hecho a tu medida. La analogía más clara se encuentra en los típicos controladores X/Y de muchos dispositivos, con la diferencia de que aquí vamos más allá de los cuatro parámetros habituales, pudiendo cargar todos los sonidos que la librería de GalaXynth nos ofrece.

Si las funciones más complejas de síntesis y morphing las controla GalaXynth, ¿hasta dónde podemos llegar en cuanto a personalización del sonido? Pues la verdad es que bastante lejos. Una vez que tienes claro que la parte más compleja corre a cuenta de GalaXynth, puedes ser tan creativo como quieras. Empezando con un ‘mapa de constelaciones sonoras’ en blanco, con un simple clic derecho accedes a la librería de sonidos y ya puedes empezar a cargarlos para crear tu sistema estelar y diseñar complejas texturas, ritmos metálicos o solistas de estilo analógico.

GalaXynth dispone de, digamos, tres modos de trabajo. En el panel ‘Explore’, y empezando de cero, puedes despacharte a gusto cargando sonidos y experimentar con el morphing para sorprenderte de lo que puede llegar a salir de tantas y variadas combinaciones. Y bajo el mapa de sonidos, tres botones para crear combinaciones aleatorias, en torno a un sonido asignado o bien explorar la selección base de nuestra librería (pianos, leads, bajos, baterías, etc…). En la pestaña XY PAD’, estás limitado a un área cuadrada -como bien describe el nombre-, algo que resulta perfecto para controladores con esa característica (¿alguien está pensando en el subestimado control XY de Ableton?).

Ya va siendo hora de sacar partido al controlador XY de Ableton...

Ya va siendo hora de sacar partido al controlador XY de Ableton

Para terminar, el modo KEYBOARD’, donde el reparto de sonidos se hace a lo largo de todo el teclado y a nuestro antojo, pudiendo asignar los sonidos a la zona que más nos convenga y a la velocidad deseada. De hecho, funciona como un mapeado por octavas y velocidad que podríamos ver en cualquier sampler actual, pero de una forma muchísimo más rápida, intuitiva y con el añadido que provee el morphing de GalaXynth.

¿Necesitas un piano?

¿Necesitas un piano?

Un golpe de efecto

Dejando de lado su panel principal, donde trabajaremos el diseño sonoro de GalaXynth, justo debajo tenemos seis controles para dar forma al sonido creado. Funciones de ganancia, duración, modelado de formantes, grosor o compresión del sonido. Todo ello para dar más personalidad, si cabe, a la amplia diversidad sonora de GalaXynth.

No menos importante, a pesar de nombrarla al final, es la sección Settings’. A pesar de su nombre -que a priori no nos parece muy adecuado para lo que realmente representa-, en este apartado accedes a la otra cara de GalaXynth y su segundo gran potencial (el primero es su morphing entre sonidos): estamos hablando de la sección de efectos y envolventes.

Bajo el confuso nombre de Settings’, te encuentras con una cadena de siete  efectos: reverb, distorsión, phaser, lo-fi, compresor, binaural y ecualizador. Y cuatro secciones de potenciómetros: envolvente AR más damping, sección de pitch para trabajar el tono, efecto glide y su rango, un apartado de vibrato y una sección Keyboard, para las características de polifonía y velocidad relacionadas con nuestro teclado MIDI.

Efectos y envolventes: más posibilidades creativas

Efectos y envolventes: más posibilidades creativas

¿Una nueva estrella en el cielo de los sintetizadores virtuales?

Es cierto que GalaXynth no es un sintetizador habitual y utiliza técnicas ya conocidas del hardware clásico. Su manejo es inmediato y rápido de aprender, y obtienes al momento resultados satisfactorios. Por su naturaleza es fácil obtener sonidos que recordarán esos tonos metálicos y cristalinos de la síntesis FM, y la posibilidad de automatizar los controles XY es un valor añadido (y muy creativo). Pero como todas las versiones iniciales, aún puede mejorar y pulirse en algunos aspectos.

Echamos en falta algo más de control, como por ejemplo un mínimo de modulación o algún que otro filtro para sacar más jugo a los sonidos -aunque es cierto que, haciendo morphing entre ellos, se consiguen algunos tonos y texturas orgánicas (aquí entra en juego la parte pasiva de GalaXynth que no podemos controlar). Un sencillo efecto delay en la cadena de efectos también es un petición para futuras versiones, y más control MIDI sobre los parámetros no estaría de más -aunque podemos automatizar gran parte de ellos, y como no, su esencial sección XY.

Como punto final, durante su utilización como AU en Ableton (sobre plataforma Mac) sufrimos algún que otro cierre de la aplicación en el momento de cargar algún sonido o movernos entre presets, algo normal en primeras versiones y que esperamos se solvente en próximas actualizaciones.

GalaXynth ya se encuentra disponible en versiones PC/Mac y en formatos AU y VST. Es un sintetizador virtual generoso con tu CPU y disco duro -apenas demanda espacio y no consume grandes cantidades de procesamiento. Además de su librería inicial, puedes descargar gratis, tres librerías adicionales de sonidos: Future House, Classic FM y Neon Dreams, que amplían su rango sonoro y posibilidades.

El concepto de base de GalaXynth y su facilidad para crear sonidos, nos parecen atributos geniales, y su sonido destila ese aire ochentero y synthwave tan de moda últimamente. Estaremos atentos a su evolución y futuras actualizaciones que, seguro, van a darnos mucho juego.

Sitio web: Heart Of Noise (inglés)

Precio: 99€ (oferta de lanzamiento)

GalaXynth, sintetizador intuitivo y directo basado en diversas arquitecturas con morphing
Con un concepto original y divertido, GalaXynth consigue allanar el proceso creativo y te centra en lo importante: hacer música.
ORIGINALIDAD E INNOVACIÓN80%
RESULTADOS SONOROS70%
FACILIDAD DE USO95%
RELACIÓN PRESTACIONES / PRECIO65%
Destacamos
  • Creación inmediata de texturas sonoras originales
  • Un sonido con cierto aire nostálgico y retro
  • Facilidad de uso, divertido e inspirador
Señalamos
  • Morphing máximo entre tres sonidos
  • Acceso limitado a parámetros
  • Se echan en falta filtros, delay y algo de modulación adicional
78%Nota Final
Puntuación de los lectores: (12 Votes)
72%