Un mundo orgánico, evolutivo e infeccioso, representado en un vídeo time-lapse, como base para un desarrollo musical relajado y downtempo… Tan bello como inusitado y original.

Pocos podían imaginar tanta estética encerrada en un mundo de hongos multicelulares filamentosos. Llámalos mohos electrónicos si lo deseas…

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES