Crea desde «un algoritmo de compresión a paisajes sonoros generativos» –Klevgrand Krets es una herramienta experimental de audio que parece no tener límites…

Los magos DSP de Klevgrand son conocidos por sus continuos desarrollos en cuanto a procesadores de efectos. Pero lo bueno ahora es que te ofrecen la oportunidad de crear tus propios módulos FX mediante el nuevo entorno modular gratuito Klevgrand Krets.

Quizá convenga aclarar antes de lanzar las palomas al vuelo que esta plataforma es aún un desarrollo temprano (alpha diríamos), así que tampoco esperes encontrar un sistema con todos los lujos y brillos. Aún así hay mucho potencial en este sistema, porque al parecer Klevgrand Krets fue creado por la propia compañía como herramienta interna para desarrollo DSP. Y es una gran noticia que hayan decidido ofrecerlo de forma abierta con la intención de convertirlo en un producto oficial –bueno, todo esto nos suena mucho a lo que, salvando las distancias, Native Instruments hizo años atrás con Reaktor.

No es una joya para los novatos que prueban plugins y sistemas, pero sí un paraíso para esos aventureros detallistas de la experimentación, la prospección y la investigación sobre nuevos sonidos…

Klevgrand Krets es una caja de sorpresas, incluso de sonidos peligrosos

En el interior de Klevgrand Krets tienen lugar procesamientos DSP de bajo nivel sobre el audio (queremos decir al nivel de código atomizado, no en cuanto a niveles de volumen); así las cosas, no encontrarás efectos listos para usarlos sin más. Muy de cerca, trata sobre módulos de procesamiento a base de expresiones y funciones matemáticas, que ahora sí, combinas para obtener todo tipo de diferentes algoritmos para el procesamiento digital de señal. Y vaya, no será visto como una joya por los novatos que prueban plugins y sistemas, pero sí les parecerá un paraíso a esos aventureros detallistas de la experimentación, la prospección y la investigación sobre nuevos sonidos.

Pero ese nivel tan básico de estructuras espectrales conlleva un cierto peligro: Los desarrolladores de Klevgrand Krets advierten que «Cuando trabajas con generadores de señal y rutas complejas de señal, siempre se lidia con el riesgo de encontrar señales de audio no intencionadas de muy alto nivel». Y van más allá, asegurando incluso que esos sonidos accidentales «Puede dañar tu audición si las cosas salen mal, y debes asegurarte de bajar el volumen si no estás seguro de lo que puede provocar cierta interacción»… ¡Nos recuerda a esas notas en los manuales de instrucciones sobre que las baterías puestas al revés pueden explotar! Pero sí, tienen razón en cuanto a los niveles posibles.

Ejemplo de algoritmo de compresión dinámica con Klevgrand Krets

Ejemplo de algoritmo de compresión dinámica con Klevgrand Krets

Muchas cosas buenas son producto de un accidente feliz, como Klevgrand Krets

A pesar de las advertencias del equipo de Klevgrand, sospechamos que su sistema gratuito es también un potencial generador de sorpresas y accidentes felices. Y es que si atendemos a la propia naturaleza en código de Klevgrand Krets, hay que decir que sus propios creadores achacan su desarrollo de plugins al hallazgo de un «algoritmo accidental». Otra gran opción en esta herramienta es la posibilidad de compartir patches con una comunidad que aglutina a otros desarrolladores y diseñadores.

Lo que vemos en esta propuesta es una fuente sonora de gran atractivo para cualquier interesado en una inmersión profunda en el mundo del procesamiento DSP. Y en tal caso, Klevgrand Krets está ahí disponible para que lo descargues gratis. Sólo tienes que registrar una cuenta en el sitio enlazado más abajo y proceder con la descarga del software –otra buena noticia es que se ejecuta como plugins VST y AudioUnits sobre PC y Mac.

Descarga gratis Krets ahora

 

¿Usas tú algún otro entorno modular de audio para ampliar tu música? Escribe tus ideas ante el resto de nuestros lectores…

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES