El problema típico en algunas mezclas “de aficionados” es que los bajos pueden sonar muy bien en el estudio, pero cuando pinchan esos temas en un club con el sonido reforzado en graves, todo se enturbia y se forma una especie de “pelota” de graves que casi impide escuchar las demás partes de la música.

¿Cuál es el término medio para realzar los graves con la ecualización, con el fin de lograr pegada? ¿Y en qué consiste la mezcla a base de cortes de graves en los sonidos? Vamos a contarte algunos trucos y recomendaciones que llevan funcionando años…

El anhelado bajo con pegada y algunos errores comunes

Uno de los desafíos más complejos en la producción de audio consiste en lograr un bajo con una buena pegada –aunque también es algo fundamental. La situación que describíamos al principio suele ser la consecuencia de aplicar al bajo un realce en escalón de graves. Sin embargo, esa ecualización potencia todo el contenido por debajo de una cierta frecuencia, lo cual incluye a todas las frecuencias turbias tan graves que acaban afectando a todo el contenido en la gama baja del espectro audible.

En lugar de eso, es preferible aplicar un leve corte de graves (de sólo uno a 2dB) a partir de 80Hz, y luego realzar ligeramente la banda comprendida entre 80 y 110Hz. Damos por supuesto que las frecuencias exactas variarán de un tema a otro, en función del sonido de tu bajo y de las notas que toque, pero ésa suele ser la gama habitual de trabajo.

Suele ser preferible aplicar un leve corte de graves (de sólo uno a 2dB) a partir de 80Hz, y luego realzar ligeramente la banda comprendida entre 80 y 110Hz…

Recuerda que el realce que apliques ha de ser muy moderado, sólo de uno a 2dB sobre una banda muy estrecha –suficiente para que destaque la parte más rechoncha del espectro del bajo, sin potenciar las otras frecuencias más turbias.

También deberías comprobar siempre que tu mezcla brille lo suficiente desde el principio. Una mezcla apagada suele sonar enfangada de cualquier forma, en especial si la comparas con las actuales mezclas superbrillantes para clubes.

Por último, procura cortar graves a todos los sonidos que no los necesiten, así de sencillo y drástico. Sigue todos estos consejos y pronto notarás la diferencia. ¡Buena suerte!

 CUÉNTANOS TUS IDEAS 

Si has encontrado este consejo de ayuda para tus mezclas, escribe abajo un breve comentario, sobre todo si te ha surgido alguna duda. Cuéntanos también cualquier otra técnica, consejo o truco que tú tengas.