Aún en prototipo, este sintetizador granular dual ofrece dos teclados y un manejo y visualización nunca vistos

El departamento Interactional Sound And Music -centro de investigación de música digital en la universidad londinense Queen Mary– ha llegado a crear herramientas sonoras increíbles para discapacitados, como el medidor de picos Accessible Peak Meter, o ambiciosos proyectos como la educación inmersiva para enseñar e interactuar con sonidos, formas y colores.

Pero hoy destacamos unos de sus experimentos más recientes, que es uno los muchos proyectos que se exponen en la Universidad: creado por los diseñadores Ben Bengler y Fiore Martin, este fabuloso e innovador prototipo Collidoscope captará la atención de cualquier entusiasta de la síntesis y los instrumentos musicales innovadores -no dejes de ver el vídeo superior sobre la imagen de apertura de la noticia.

Sampling  visual para manipulación directa

Definido como un prototipo de sintetizador granular dual y provisto de una disposición rectangular parecida a una mesa importada del futuro, Collidoscope se hace ver elegante y cuenta con dos teclados situados a ambos lados, dos pantallas a color dispuestas en el centro -una frente a la otra (no táctiles)-, y dos micrófonos, cada uno con un botón de pulsación rojo para comenzar a grabar.

Collidoscope soporta la interactuación entre dos usuarios, permitiéndoles además experimentar con las muestras grabadas mediante los micrófonos y tocando los dos teclados a la vez…

Mediante los micrófonos, se capturan las muestras de sonido pulsando un botón, grabando samples de voz, percusión, sonido ambiental o lo que se desee. De inmediato, Collidoscope capturará la muestra y la mostrará en una de sus grandes pantallas. Luego, dicha muestra servirá para jugar y experimentar en el propio hardware, mediante dos potenciómetros deslizantes que actúan como medio de selección de la onda y que, al girarlos, amplían o reducen la selección, mientras que al desplazarlos se escucha la parte deseada en cada momento.

Una vez seleccionada la parte de la muestra original, ésta quedará fijada y se reproducirá indefinidamente (dependiendo de la duración de la pulsación), como si se tratase de un loop, justo cuando pulsas cualquier tecla en el piano incorporado. Además, gracias a que la rueda es deslizante, se consiguen efectos manuales de cambio de tempo y navegación por la muestra a tiempo real.

Collidoscope

Jamming experimental para dos

Las peculiaridades de este instrumento sonoro hacen que no resulte indiferente frente al resto de prototipos que hemos visto, ya que ofrece la posibilidad de interactuación entre dos usuarios, permitiéndoles además experimentar con las muestras grabadas mediante los micrófonos y tocando los dos teclados a la vez.

A tenor de los comentarios de quienes lo prueban, Collidoscope es realmente sencillo de manejar. E incluso gente con poca experiencia, además de niños, pueden entenderlo en pocos minutos de uso, ofreciéndoles una manera divertida e innovadora para interactuar con el sonido.

En Collidoscope es posible cambiar de octava mediante dos botones iluminados, filtrar el sonido desde un fader situado en la parte izquierda, o modificar el audio usando modulación de síntesis granular desde otro fader situado debajo del anterior.

Collidoscope es un prototipo para músicos y gente con poca experiencia en diseño sonoro, y por el momento, no está disponible para su venta al público. Tanto su precio como su posibilidad de llegar a ser un producto comercial son todavía un auténtico misterio.

Lee más detalles sobre Collidoscope