Cinco rápidos y sencillos trucos para proporcionar movimiento a tus sonidos ambientales…

Drones… Son unos elementos musicales preciosos, ¿no crees? Llenos de riqueza armónica y profundidad espectral, los drones figuran entre nuestros sonidos favoritos para crear música, especialmente en el género ambient. Aunque uno de los atributos de los que suelen carecer y que, por tanto echamos en falta, es el ritmo.

¿Son los drones y ritmos enemigos naturales, sin posibilidad de entenderse? Aquí opinamos que no, y que siempre hay una manera de convivir en armonía, musicalmente hablando. Hoy vamos a demostrarte cómo lograrlo…

En nuestra opinión, el ritmo es algo que la música basada en drones puede y debe adoptar sin complicaciones. Por supuesto que hay un lugar en el panteón de la buena música ambient para los trabajos libres de beat y repletos de envolventes pasajes sonoros; pero también creemos que los ritmos son un componente que los productores de ambient ignoran a menudo.

Efectos que darán movimiento rítmico a tus drones y texturas

¿Drones con ritmos? ¿Estamos locos? Bien, desde siempre, el ser humano es adicto a los beats. Te atrapan y captan tu atención como nada. También, es uno de los pilares fundamentales del sonido organizado. Desde tu disco favorito más movido hasta el coro de los pájaros al amanecer que te despierta por la mañana… Así que, en resumen, no hay razón alguna para negarnos a incorporar y utilizar esta herramienta fundamental en nuestras creaciones más envolventes.

En fin, ya está bien de justificaciones. Es momento de ponerse manos a la obra con estas cinco prácticas o técnicas que puedes utilizar en tus producciones para llevar algo de ritmo a tus drones y texturas sonoras. ¡Vamos al lío!

1. Los efectos directos del trémolo

Lo primero de todo, por supuesto, es que necesitamos un dron o textura para demostrar estas ideas. Hemos elegido este agradable sonido flotante llamado ‘Glimmer_120_AbM7_PianoTexture05’ que fue creado a partir de una grabación de piano, el cual pertenece a la colección de samples Colour Field – Piano Texture Samples de ModeAudio.

Y así es como suena…

¿Riqueza armónica? Conseguido. ¿Cualidad de timbre suave, sedoso y tenue? Superado. ¿Ritmo? ¡Ninguno! No negaremos que hay una especie de movimiento sutil y gradual en su sonido. No es completamente estático, de lo contrario sonaría sumamente aburrido, pero no tiene algo que podamos destacar como un elemento rítmico.

Nuestra primera sugerencia para imprimir fácilmente algo de ritmo a este sonido, es la más obvia: Le aplicaremos un efecto de trémolo.

Efecto de trémolo en Apple Logic Pro X

Ese trémolo creará un sonido entrecortado, ya sea sincronizado a un tempo específico, o bien establecido por la frecuencia de un LFO. Dado que vamos a utilizar esta vez Apple Logic Pro X, echaremos mano de su efecto nativo de trémolo para esta demostración:

Este plugin nos ofrece control sobre la velocidad del trémolo (‘Rate’), que en nuestro ejemplo fijamos a 1/4 de compás. También nos deja dar una forma de onda a la envolvente que será aplicada al sonido. Por lo tanto, esta flexibilidad nos permite darle a la envolvente un agradable fundido de entrada y salida en lugar de una onda cuadrada más abrupta.

Agradable fundido de entrada y salida, automatizado sobre el plugin de Trémolo en Logic Pro

Vamos a desactivar la sincronización con el tempo, y automatizaremos la frecuencia del LFO durante los ocho compases del bucle…

De este modo conseguimos un efecto mucho más fluido y expresivo, que aporta una sensación orgánica al dron. Y siempre podemos ir más allá, por descontado, automatizando la profundidad o la cantidad de reducción en la amplitud que el efecto está aplicando, para así hacerlo más sutil… Pero esa parte te la dejamos a ti para que experimentes.

2. Coros al amanecer (efectos de chorus)

A continuación, tenemos quizá un candidato menos obvio para aplicar ritmo: El chorus. Si nuestro objetivo era ampliar el sonido, o darle un toque nostálgico y lofi, entonces el chorus sería nuestra primera elección para lograr ese efecto. En este caso, darle una cualidad rítmica al sonido no es la primera idea que se nos viene a la cabeza.

Sin embargo, si utilizamos sólo el LFO con una frecuencia fija sobre nuestro chorus, entonces es completamente posible lograr darle un carácter oscilante al sonido. Esta vibración sería similar a un efecto vibrato. Y ya puestos, un plugin de vibrato podría lograr fácilmente un resultado similar al obtenido aquí, aunque, en nuestra opinión, el chorus aporta un efecto de modulación mucho más interesante.

Efecto de Chorus en Apple Logic Pro

Aquí tenemos nuestro dron tras aplicarle un efecto chorus bastante lento y sutil…

Instantáneamente, conseguimos un sonido con una cualidad decadente, casi lofi, recordándonos el típico efecto de wow y flutter de las viejas grabadoras de bobina abierta. También aporta un pulso agradable y constante a un sonido que apenas tenía movimiento antes – ¡misión cumplida!

Al igual que con el trémolo anterior, podemos aventurarnos fácilmente a automatizar la velocidad del LFO, la intensidad del efecto, y demás, para dar a nuestro ritmo y sonido más movimiento e interés.

3. Abre la puerta… de ruido

La siguiente idea es, de calle, una de las mejores de la lista. Te permite generar y aplicar ritmos aleatorios, similares a un código morse, literalmente, sobre cualquier sonido al que desees imprimírselo. Además es muy fácil de configurar en poco tiempo. ¿Cuál es este maravilloso truco? Pues nada más y nada menos, ¡que una puerta de ruido!

Al establecer el umbral de la puerta a la amplitud media de la señal que está siendo procesada, es decir, aproximadamente el parámetro central alrededor del cual su volumen subirá y bajará, podemos hacer que la puerta se abra y cierre de una manera que suene aleatoria, generando cambios constantes y originales. Todo ello cambiando el ritmo continuamente en el proceso.

'Noise Gate' o puerta de ruido nativa de Logic Pro X

Luego, podemos ajustar varios parámetros, como la envolvente ADSR de la puerta, cuánto se reduce la señal, el parámetro ‘Hysteresis’ (una medida de cómo los volúmenes pasados de la señal afectan el comportamiento actual del efecto), y así sucesivamente, para darnos el efecto que deseemos:

Esta técnica se presta particularmente bien con los drones y la música ambiental, donde los ritmos mecánicos y constantes sonarían fuera de contexto o discordantes con un material que, al contrario, tiene una naturaleza orgánica y fluida.

4. La magia inherente de la compresión sidechain

Continuamos. Vamos con otro método que funciona muy bien con texturas más ruidosas, pero que esta vez emplearemos sobre un material mucho más tonal.

La idea es insertar un compresor en la pista donde se encuentra el dron, después usar la señal de otra pista con un bucle rítmico como entrada sidechain sobre ese compresor aplicado al dron. Si elegimos un bucle particularmente complejo y rítmico, entonces podremos imprimir esa característica al sonido de nuestro dron.

La compresión sidechain que utiliza un bucle como fuente de cadena lateral es genial para añadir movimiento rítmico a drones y texturas de sonido

Hacemos la prueba con un loop extraído de la colección Synthetica – Synthwave Soundtrack Loops de ModeAudio, el cual creemos que funcionará muy bien. El bucle rítmico en cuestión se llama «Solace_130_Perc». Y así es como suena:

Y así es como resulta cuando está silenciado y lo usamos sólo como fuente de entrada sidechain para el compresor en nuestra pista del dron:

¿Nada? Ten en cuenta que hemos configurado el algoritmo de detección del compresor sidechain para seguir el volumen máximo de la señal de entrada (peak) en lugar del valor RMS; sin embargo, todavía seguimos notando un efecto demasiado sutil –aunque por supuesto, eso podría ser algo que buscases.

Para acentuarlo, copiamos el mismo compresor dos veces más, lo que nos da una cadena de tres plugins idénticos. ¿Por qué no simplemente bajar el umbral del primer compresor? Bueno, porque si hiciéramos esto, en realidad no acentuaríamos el efecto ducking; más bien, simplemente estaríamos atenuando la señal general del dron.

Observamos la cadena de compresores, cada uno de los cuales nos da alrededor de 5dB de reducción de ganancia y, de vez en cuando, volviendo a 0db a intervalos regulares. Lo cual significa que afectamos muy poco al volumen máximo de nuestro dron, pero mientras nos da un efecto de atenuación muy pronunciado…

Así obtenemos un agradable efecto tenue de tartamudeo, no muy lejos del método con trémolo que usamos anteriormente, aunque con una sensación más orgánica y sutilmente moduladora.

5. Movimiento rítmico con la técnica del sampling

Por último, pero no menos importante, ¿por qué no tocamos nosotros nuestros propios ritmos? Sólo necesitamos tomar el dron y cargarlo en un sampler. Las muestras de drones estarán listas para ser lanzadas desde él, y eso nos permitirá realizar patrones melódicos, rítmicos y armónicos con ellas.

Sampling en Logic para añadir movimiento rítmico a texturas y drones, tocando los propios efectos

Centrémonos en el ritmo por ahora y, utilizando Quick Sampler’ de Apple Logic Pro X, podemos cargar nuestro dron y convertirlo instantáneamente en un instrumento para tocar:

En cierto modo, el resultado nos recuerda al pasaje inicial de Chime (Orbital). Pero además, y como puede verse en la captura gráfica, la posición de inicio de la muestra del dron ha sido configurada como aleatoria (‘Random’) gracias a la matriz de modulación del sampler. Lo que significa que, cada vez que toquemos una nota MIDI, escucharemos un fragmento diferente de nuestro dron, y eso nos brindará un resultado sonoro mucho menos estático que con la configuración por defecto.

Numerosos efectos modificables a tu disposición en el sampler de Logic Pro

Lo mejor de este método es que nos ofrece muchos parámetros modificables, además de alentar a nuestras habilidades de interpretación: Aquí tienes una muestra del mismo ritmo y dron, pero con algunos parámetros más en juego, en términos de modulación…

Para terminar, aquí tienes el mismo sonido que el anterior, pero mezclado con nuestra muestra original de dron, atenuando un poco el efecto:

Ahí lo tienes, cinco métodos probados para añadir sin esfuerzo algo de ritmo a tus muestras de dron y texturas. Todos los métodos están abiertos a modificaciones y experimentación si manipulas los muy variados parámetros de cada efecto; y de ese modo, las posibilidades son infinitas.

En otras palabras, y como solemos recordarte, la experimentación no es crucial pero sí una parte muy importante. Por lo que esperamos que estas ideas te ayuden en tu camino y en tus métodos de trabajo. ¡Hasta la próxima y sé creativo!

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, «Adding Rhythm To Drones & Textural Sounds«, está disponible en el blog Magazine de Mode Audio. Adaptación al español y aportaciones de Voinyx.

¡Descarga 800MB de sonidos para empezar, o sigue atento a sus novedades!

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES