Los procesos de mezcla se adaptan según los tiempos y los estilos, así que nunca está de más conocer técnicas adicionales –te damos cinco trucos de mezcla que quizá no conoces…

La mezcla es una parte crucial del proceso de producción musical, ya que convierte tus ideas musicales en piezas de arte pulidas y bien presentadas. Tanto es así, que la temática de los trucos de mezcla es uno de los contenidos más demandados por nuestros lectores.

Desde el ajuste de niveles de volumen y panorama estéreo, a la ecualización y más allá, la mezcla trata sobre lograr que las cosas encajen. Y bueno, al final resulta ser un proceso mucho más complicado de lo que parece.

No importa si eres un principiante o un profesional experimentado, todos luchamos con nuestras mezclas en un momento u otro. A medida que aprendemos más sobre el oficio y evolucionemos hacia nuestro propio estilo, los procesos también deben adaptarse, por lo que siempre es una buena idea elegir algunos trucos más.

Con esto en mente, hoy nos gustaría compartir contigo una lista de nuestros cinco mejores trucos de mezcla que (probablemente) no estás usando ya, para ayudarte a que la música que haces suene incluso mejor que antes. ¡Empecemos!

Psss, estamos a punto de revelar trucos de mezcla secretos, pero fáciles

Trucos de mezcla #1: Monitoriza a niveles bajos de volumen

La monitorización a un volumen general bajo es uno de los trucos de mezcla más útiles y pasados por alto, según nuestra humilde opinión. La clave para cualquier mezcla exitosa es el equilibrio o balance que se logra entre todos los elementos en tu tema. Ningún sonido debe estar demasiado alto, de modo que sobresalga por encima de toda la mezcla. Y ningún sonido debe poseer frecuencias que dominen un contexto amplio de la composición, a no ser que vaya a sonar de forma individualizada en un momento dado. Eso evitará choques por solapamiento que habría que tamizar por medio de la ecualización.

Antes de comenzar a mezclar tu tema musical y que te dispongas a encontrar este equilibrio, deberías tener los niveles de tus monitores de estudio configurados de una forma apropiada (y eso incluye graves apropiados). ¿Y por qué, exactamente? Pues porque de ese modo percibirás los desequilibrios de una forma mucho más fácil y eficaz… ¿Cuántos de vosotros pensabais que os encontraríais prácticos trucos de mezcla en algo tan básico como esto?

La curva de Fletcher Munson proporciona una justificación técnica por la que deberíamos mezclar nuestros temas con un nivel bajo de monitorización. Y a modo de resumen, este gráfico de curvas isofónicas indica que ciertas frecuencias de audio se percibirán más bajas y más altas en función de los diferentes niveles de audición…

Haz caso de estas curvas de igual sonoridad para monitorizar a bajo nivel -es uno de los mejores trucos de mezcla

Cuando monitorizas a niveles de volumen más elevados, las frecuencias agudas (altas) y graves (bajas) se vuelven más prominentes, mientras que el rango medio se desplaza al fondo. Y a volúmenes más reducidos, las frecuencias agudas y graves se desplazan al fondo, mientras que las frecuencias medias son más directas.

Así que a partir de esas curvas isofónicas (o de igual sonoridad) obtenemos por tanto una hábil enseñanza. Y es que a medida que nuestros oídos y atención auditiva gravitan naturalmente hacia los extremos agudo y grave del espectro de frecuencias, se beneficia nuestra habilidad de mezcla para acentuar sutilmente el rango medio, que es algo fácil de ignorar. Esto requiere por tanto una prominencia de los medios durante la escucha.

Un nivel de audición típico para la música, de todos los días digamos, sería en torno a 70dB. Y cuando estés mezclando tu tema, te recomendamos que monitorices a unos -10dB por debajo de eso, pues te ayudará a equilibrar tu percepción del rango de frecuencias, al tiempo que mezclarás con una mayor definición.

Cuando estés satisfecho con tu mezcla, en todos los sentidos, entonces sube el volumen y piérdete en los arreglos y el desarrollo. Pero hasta que llegues a ese punto, ¡mantente en un nivel de escucha a 60dB! En serio, este es uno de nuestros trucos de mezcla preferidos, y siempre lo tenemos en cuenta.

De principio a final, de izquierda a derecha: Uno de los trucos de mezcla más obviados es la EQ estéreo independiente

Trucos de mezcla #2: Ecualiza por separado los canales L/R para más anchura estéreo

Las mezclas de hoy presentan una gran amplitud en su imagen estéreo: Vaya, escucha cualquier mezcla original añeja de The Beatles y sabrás exactamente a qué nos referimos.

Con el avance que los plugins de imagen estéreo y las técnicas de mezcla han supuesto en general, conseguir ahora una gran anchura estéreo es más fácil que nunca. Dentro de los trucos de mezcla básicos actuales, esto parece bastante esencial si pretendes que tu música tenga alguna opción realista en las listas de éxitos.

Una técnica que a menudo se pasa por alto en este área es el empleo de una ecualización diferente para los canales izquierdo / derecho. Y es que un EQ de este tipo nos brinda una gran herramienta en pro de la anchura estéreo, sin necesidad de expandir la propia imagen estéreo; es decir, no estarás forzando una anchura adicional en tu mezcla, sino que todo llegará desde el plano de la mera percepción.

De hecho, algunos EQ nativos de tu DAW deberían ofrecerte la opción de ecualización independiente para los canales izquierdo y derecho, así que esta es una técnica de la que puedes echar mano de inmediato.

Busca bien en tu DAW: Para implementar estos trucos de mezcla no hay que complicarse la vida más allá de lo que ya tienes

Manos a la obra con la ecualización diferencial sobre L y R

Cuando designas cambios independientes de ecualización sobre los canales izquierdo y derecho de un sonido o grupo de sonidos, puedes crear de hecho cierta percepción de anchura. Tus oídos izquierdo y derecho escucharán un balance de frecuencias ligeramente diferente, y tu cerebro acabará generando esa percepción.

En la práctica es como definir un delay o retardo muy breve sobre un solo canal, lo que crearía al instante una impresión de espacio y profundidad que no existía antes. Vaya, más trucos de mezcla inmediatos.

Al usar esta técnica, te recomendamos focalizar sobre las frecuencias agudas, ya que nuestros oídos son más sensibles a esta área en términos de directividad que frente a medios y graves. Esto tiene sus raíces en nuestros orígenes evolutivos de cazadores-recolectores, y eso nos permite detectar con mayor eficacia los sonidos de alta frecuencia en un espacio tridimensional.

Por tanto, para hacer que este efecto resulte de lo más notorio, trata de usar un EQ de barrido en agudos (eso que los guiris llaman high shelf), o filtra el sonido o los sonidos que desees «ensanchar». En un canal, realza la ecualización unos pocos decibelios, y en el otro, atenúala un poco.

Tus oídos registrarán esta sutil diferencia de frecuencias como un suave ensanchamiento del sonido. Y se trata de un efecto que cae bajo el encabezamiento de la Psicoacústica, ¡una disciplina fascinante que merece la pena investigar si tienes un par de horas libres durante un día lluvioso!

Saltando a un drop masivo, y sólo hemos jugado con los niveles de volumen -¿pensaste alguna vez en trucos de mezcla tan inmediatos?

Trucos de mezcla #3: Automatiza tu ganancia en el máster para un drop brutal

La caída o drop representa la parte más importante del arreglo en tu tema –es ahí hacia donde todo apunta, y desde lo que el conjunto acaba moviéndose hacia otro lado. Así que uno de los trucos de mezcla vitales, dentro del contexto del arreglo musical, es conseguir que dicha sección tenga el mayor impacto posible.

Los sonidos que al final presentes en tu drop /estribillo, cómo los arregles, y cómo los mezcles, serán los principales factores determinantes del éxito de dicho pasaje.

Por fortuna, tenemos en este plano una sugerencia extremadamente simple pero efectiva que puedes aplicar sobre tu canal máster. Su idea es añadir un poco más de impacto al drop / estribillo de tu tema.

Esta es la idea de automatizar niveles hacia abajo y arriba en el máster

Así es como se hace esta técnica con la ganancia en el máster

Para agregar este impacto adicional, primero aplica una curva de automatización de volumen hacia abajo sobre el canal máster durante el subidón del tema. Haz que esta curva descendente se detenga entre -2 a -3dB justo una negra antes de que liberes tu drop / estribillo (eso es la cuarta parte de un compás a 4/4)

A continuación, lleva la curva de automatización de volumen hasta 0dB justo cuando salte tu drop / estribillo. Y esa reducción gradual y leve en el volumen a medida que progresa la subida y su rápida recuperación hacia 0dB, conseguirán dar a tu drop más pegada perceptual en comparación. Quizá de ese modo consigas todo el impacto necesario para que esa parte se convierta en el punto focal de tu tema.

La razón por la que estos trucos de mezcla funcionan implica que tu oído se ajusta rápidamente al nivel de volumen más reducido en el transcurso de, por ejemplo, cuatro u ocho compases. Y luego, cuando el volumen retorna a 0dB, tu percepción se ve engañada porque el drop / estribillo suena más fuerte de lo que es en realidad. Parece demasiado fácil para ser cierto… Pero pruébalo, ¡funciona de maravilla!

La tonalidad dominante de tu tema puede justificar tus frecuencias de EQ -otra genialidad en nuestros trucos de mezcla

Trucos de mezcla #4: Ecualiza sobre la tonalidad dominante

Todos hemos usado un ecualizador antes para realzar ciertas frecuencias. Sin embargo, al hacerlo, generalmente no pensamos en el papel que puede tener la tonalidad dominante de nuestro tema en este proceso.

Hay que ver cada nota musical como una instantánea de un conjunto particular de frecuencias, generalmente agrupando la mayor parte de su energía en la raíz o frecuencia fundamental. Y esto es típicamente lo que pensamos cuando añadimos ecualización sobre cada elemento de nuestra mezcla.

Sin embargo, cuando realzamos las frecuencias que se corresponden con la tonalidad dominante de nuestro tema musical, a menudo podemos crear una mezcla más musical y armoniosa.

Por ejemplo, en el contexto de estos trucos de mezcla, digamos que tu tema está en la clave de Fa menor, por ejemplo. Si entonces andas buscando la acción de un EQ de pico en tu bus máster y te suena bien en la banda de 300Hz, trata de pensar si hay alguna nota en este área que se relacione con la escala de Fa menor.

Podrías usar las tablas de esta página para comprobar los valores de frecuencia de notas musicales específicas. Así las cosas, podemos ver fácilmente que la nota de Fa3 (F4) se corresponde con 349Hz, cerca de la región cuyo sonido nos convencía.

Un ecualizador de fase lineal

Recuerda tu nota dominante y actúa en consecuencia

Hemos dicho entonces que si Fa era la clave raíz de nuestro tema, las cosas sonarán un poco más armoniosas ante el oído si elegimos realzar específicamente sobre 349Hz en lugar del valor genérico de 300Hz.

Y esto implica que la próxima vez que realces frecuencias, trates de buscar notas musicales en la clave de tu tema que estén cerca del área que te interesa –¡así obtendrás una recompensa!

Los delays creativos configuran más valiosos trucos de mezcla avanzados

Trucos de mezcla #5: Usa los delays de forma creativa

Los efectos delay (retardo) son una parte esencial de cualquier tema musical para añadir espacio, profundidad e interés (aquí tienes 20 trucos esenciales para delay). Todos hemos utilizado plugins delay en algún momento u otro sobre varios elementos de nuestra música, pero generalmente no pensamos en ellos desde un punto de vista enfocado en la mezcla. Y mucho menos creerá cierta gente que aquí también hay trucos de mezcla.

Al igual que en la anterior sugerencia de ecualización L/R, la adición de un breve retardo y una panoramización en la dirección opuesta al sonido sobre el que se aplica puede generar  anchura y espacio en la mezcla: Y cuanto mayor sea el tiempo de retardo, más evidente será el efecto. Pero recuerda que los delays más cortos pueden actuar más como una reverberación, ayudando a que las cosas se gelifiquen más fácilmente en torno a los elementos que las rodean.

Soundtoys, un delay genial para tus mezclas

Toca ser creativo con los procesamientos para delay

Si deseas añadir un toque creativo a tus efectos delay, puedes incorporar modulación y varios plugins de efectos con la idea de crear movimientos y texturas adicionales. Configura las cosas de la siguiente forma:

  • Agrega tu delay plugin favorito sobre una pista de envío / retorno
  • Tras ese delay, añade una o más modulaciones (piensa en términos de phasing, flanging, chorusing, etc), distorsión o cualquier otro plugin de efectos
  • Envía una pequeña cantidad de señal desde una de tus pistas para probar el efecto, y luego ajústalo en consecuencia

Cuando integras otros plugins de procesamiento a continuación de los efectos de retardo o delay, estarás dando a tu señal retardada una sutil textura diferente (según la cantidad de plugins que agregues), y sin embargo, seguirá estando muy relacionada con la señal original que la hizo posible.

Llevando estos trucos de mezcla un paso más allá, también podrías automatizar los parámetros de tus plugins de efectos para otorgar a la señal retardada más movimiento e impulso a lo largo del tema. Ya lo ves, son más genialidades de aplicación sencilla como trucos de mezcla.

Sé un maestro de la mezcla

La mezcla de tus temas puede resultar ser un proceso muy difícil y, a veces, tedioso. Y suena frustrante, lo sabemos, pero no hay atajos para llegar a ser competentes en esta área del proceso de producción, ni listas de acciones establecidas que funcionen en todas las situaciones que te encontrarás.

Para ser más hábil en la mezcla, tendrás que dedicar muchas horas de práctica y, lo que es más importante, un tiempo precioso destinado en más o menos medida a la metodología del ensayo y error.

Mientras tanto y por el camino, la recogida de tantos consejos y trucos de mezcla como sea posible te brindará más herramientas para probar cuando te trabes. Así que sólo esperamos que con este tutorial te hayamos enseñado algunos trucos de mezcla más que probados, cuyo uso quizá no formaba parte de tus hábitos.

Con el tiempo aprenderás cuando funciona mejor cada uno de los consejos anteriores, aunque según nuestra rutina, el número #1 resulta esencial en todo momento y situación… ¡Pruébalos y progresa al menos un par de etapas adicionales en la meta por hacerte un maestro de la mezcla!

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, «5 Mixing Tips You (Probably) Aren’t Using«, está disponible en el blog Magazine de Mode Audio. Adaptación al español y aportaciones de Voynix.

¡Descarga 800MB de sonidos para empezar, o mantente atento a sus novedades!

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES