Efectos vocales: cinco claves esenciales en tu cadena de procesamiento

La cadena de procesamiento adecuada para el tratamiento de la voz debe incluir cuatro elementos indispensables -éstos son compresión, ecualización, de-essing y reverberación…

Efectos vocales: cinco claves esenciales en tu cadena de procesamiento

Los efectos vocales y el tratamiento de las voces despiertan un enorme interés entre nuestros lectores. Y es que, sin lugar a dudas, la producción musical que incluye pistas de voz representa un desafío repleto de técnica y destreza, para el que se requiere una gran experiencia si lo que se desea es lograr unos resultados con un mínimo de “dignidad”. En este post te daremos algunas pautas importantes en lo que respecta a las cadenas de procesamiento, aunque también hay detalles aplicativos a la propia grabación de las voces.

Los diferentes tipos de procesamiento de audio están orientados a desarrollar un tratamiento adecuado de la voz,  y se centran en el trabajo sobre aspectos determinantes, como la dinámica, las frecuencias y el espacio.

Compresión dinámica -no oprimas al vocalista

La compresión, en lo que a dinámica se refiere, es un tipo de procesamiento fundamental de audio, y no sólo en cuanto a los efectos vocales, sino para la mayoría de instrumentos y la mezcla en general. Es importante tener claro que la compresión es un arma de doble filo, ya que si no la utilizamos con inteligencia, podría llegar a perjudicar nuestro trabajo en lugar de enriquecerlo. Los compresores son amplificadores especializados que se usan para reducir el margen dinámico o, dicho de otra manera, para estrechar la diferencia de amplitud entre los sonidos más intensos y los más débiles.

Bien utilizada, la compresión es una herramienta que nos proporciona un sonido más limpio y más claro, conservando un mayor volumen promedio. En el trabajo de efectos vocales se suele utilizar una compresión relativamente fuerte, con el fin de que la voz destaque sobre el resto de instrumentos. Hay que tener cuidado, puesto que si nos pasamos, la voz sonará “aplastada”; si después tratamos de compensarla usando la ganancia de salida, con toda probabilidad resaltaremos también el ruido de la respiración, de las labiales y otros ruidos indeseados. Como referencia se puede empezar con una relación de compresión de 3:1, un umbral bajo y una decaimiento rápido de 160ms.

Ecualización: selección quirúrgica de frecuencias

La ecualización, usada con moderación, añade claridad y definición a la voz. Es una herramienta ampliamente utilizada en las cadenas de efectos vocales. Nos permite minimizar algunos problemas de enmascaramiento con otros instrumentos que se mueven en un rango parecido al de las voces. También nos sirve, además, para añadir brillo, realzar el timbre y darle a la voz un lugar destacado en la mezcla.

Con la ecualización, muchas veces es más beneficioso quitar que sumar (es decir, atenuar frente a realzar). Siempre que se añade ganancia a una banda, corremos el riesgo de solapar frecuencias, enturbiar el sonido y restarle definición, además de realzar el ruido de fondo. Para la voz se suele utilizar un filtro paso-alto que recorta por debajo de 120Hz, un área de frecuencias donde las voces no suenan y que sólo puede albergar ruido. Para dar más presencia realzaremos la banda de frecuencias comprendida entre 3 y 5kHz.

+Info: ecualización sustractiva, úsala eficazmente

De-Essing: adiós al material indeseable en los efectos vocales

Los de-essers resultan imprescindibles en una cadena de procesamiento para voces. Cuando grabes una voz debes tener especial cuidado con las “eses” incisivas y los sonidos sibilantes. Se trata de un problema muy recurrente cuando trabajamos con voces y se debe a las propias características del sistema vocal y, especialmente, del aparato resonador -que está formado por las fosas nasales, el paladar, la lengua, los labios y la boca.

El procesamiento de-essing se realiza mediante un dispositivo (un de-esser) que nos permite “atenuar” la presencia de este tipo de sonidos, aplicando una “compresión selectiva” con el fin de evitar que la voz suene poco natural tras el procesamiento.

Reverberación, tu control espacial

Si bien este tipo de efectos vocales “espaciales”, como muchos otros, puede ser una cuestión de gustos, hay consideraciones importantes a tener en cuenta. La reverberación contribuye sobremanera en el control de ubicación de las voces en el espacio y les aporta la “textura” del estilo de canción que estemos desarrollando.

A modo de referencia conviene saber que una voz sonará con una mayor percepción de claridad y presencia cuanto menos reverberación se aplique en su procesamiento. Sin embargo, si no le añadimos la cantidad adecuada de reverberación, la pista de voz podría quedarse “despegada” del resto de la mezcla o sonar áspera o poco dulce -es por eso que muchas veces se asemeja la reverberación, coloquialmente, a una herramienta de pegamento entre los elementos de una mezcla.

Info relacionada: tensión en voces mediante reverb invertida

 

Manley VoxBox: canal de procesamiento para voces

Manley VoxBox: canal de procesamiento para voces

Para resumir, te detallamos los puntos fundamentales que debes tener en cuenta para llevar a cabo una cadena acertada de procesamiento para efectos vocales.

Debes entender cada palabra. La inteligibilidad de la palabra es un aspecto que resalta cuando trabajamos con las voces.

Entender con claridad cada palabra y, en general, disponer de una voz con buena articulación, será determinante para obtener un producto final de calidad…

La voz tiene que resultar clara y estar en un plano destacado sobre el resto de la mezcla. El espacio que ocupa debe estar bien definido y ser predominante en la mayoría de los casos.

Es recomendable un uso cuidadoso de los efectos vocales. Los procesamientos que utilices, así como la suma de acciones que apliques sobre la voz, no deben diluir las características específicas de la misma, es decir, las cualidades de la voz -cómo son el timbre, la articulación, los matices dinámicos y la proyección. Estos detalles fundamentales no deben verse deteriorados por causa del procesamiento realizado.

Aunque es un detalle relativo a las tomas de grabación, también es necesario que seas cuidadoso con las consonantes oclusivas para evitar los problemas de distorsión ocasionados por los golpes de aire sobre la membrana del micrófono.

Como hemos mencionado en otras ocasiones, son necesarios mucho tiempo y experiencia para dominar estas tareas, pero si sigues estos pasos, tendrás la seguridad de avanzar por el camino correcto hacia el buen desarrollo de tu cadena ideal para procesamiento de efectos vocales.

¿Qué te parecen estas pautas, tienes algo que añadir? Déjanos abajo tus comentarios…

Lectura recomendada: construye cadenas creativas de FX para voces
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES