Fácil y flexible, así es Ableton Sampler –aprende algunos trucos con nosotros…

Hoy, vamos a enseñarte cómo utilizar el instrumento nativo de Live, Ableton Sampler para crear un sencillo pero expresivo instrumento. Todo ello construido desde una única y larga muestra. El concepto inicial será tomar un sonido extenso o loop, en la forma de un colchón o zumbido tipo drone, cortarlo en pequeñas partes y mapearlo sobre Ableton Sampler para tocarlo enlazado con la velocidad MIDI.

El resultado final es un microinstrumento que cambiará su timbre y textura dependiendo de la expresividad con que toques las teclas de tu controlador MIDI –perfecto para generar líneas melódicas a toda velocidad, componer ideas y otras muchas opciones. Es rápido, fácil y muy útil de hacer una vez que sabes cómo, ¡así que empecemos!

Buscando el sonido adecuado para Ableton Sampler

Para empezar, busquemos un sonido que nos sirva. Cualquiera en realidad con un tono constante y consistente, aunque posea un carácter fluctuante y gradual. Un colchón o pad, cuerdas, un tipo de drone o semejantes funcionarán a la perfeccción.

Hemos hallado una muestra perfecta en la colección Eclipse – Dark Ambient Samples & Drones de ModeAudio, que además está repleta de sonidos con dicha naturaleza. Este sample contiene una sola nota en tono Do sostenido, y a lo largo de sí mismo, su timbre evoluciona sutilmente en el tiempo –bueno, suena tal que así:

Es justo lo que andamos buscando, así que vamos a importarlo a Ableton Live para darle unos retoques de nuestra propia factura…

Después de cargar nuestra muestra en una pista de audio de Ableton, vamos a pasar del archivo completo en general para localizar en el mismo una variedad de sonidos, que extraeremos e importaremos sobre Ableton Sampler. Tras rebanar el archivo en diferentes partes y localizaciones desde la vista de arreglos de Live, obtendremos los cimientos para nuestro instrumento…

En la imagen capturada de arriba, puedes ver identificados seis clips (en rojo) que utilizaremos en nuestro micro-instrumento. Así es como suenan estos fragmentos individuales…

Puedes escuchar que, a pesar de provenir de la misma fuente sonora, hay variaciones en términos de filtrado, movimiento, envolvente de amplitud, y demás… en cada uno de ellos. Lo que imprimirá matices y personalidad a nuestro micro-instrumento.

Entrando en La Zona del sampling

El siguiente paso es crear una pista MIDI para añadirle un instrumento Ableton Sampler de Live. Haz clic sobre la pestaña ‘Zone’ para abrir el editor de zonas y arrastra los clips rebanados, uno por uno, en la sección de la lista de capas de muestra –la zona gris a la izquierda del teclado.

En la imagen de encima, puedes ver que hemos ajustado el parámetro de la nota raíz en Ableton Sampler a C# (Do sostenido), para que coincida con la nota original de la muestra –de esa forma nos aseguramos que nuestro instrumento esté a tono correctamente con un teclado estándar.

Ahora, haremos clic sobre ‘Vel’ para abrir el editor de Zonas de Velocidad, y empezaremos a definir el sonido que sonará dependiendo de la velocidad de la nota que toquemos. Acerca el cursor a uno de los extremos de las barras rojas horizontales para ver cómo se convierte en un corchete/paréntesis. De este modo, ya puedes arrastrarlo para elegir el rango deseado de cada sample.

Los clips con el rango de velocidad más bajo, sonarán cuando toques suavemente el teclado. Y al contrario, cuanto más fuerte toques, será cuando se escucharán los clips con el rango de velocidad más alto.

Y ya podemos empezar a experimentar con nuestro controlador/teclado MIDI y jugar con la velocidad de las notas para ver cómo suena. Así es la potencia de esta increíblemente sencilla técnica. Ello implica la intuición y la casualidad para dejar de lado la monotonía de arrastrar y hacer clic sobre parámetros que permitan lograr el resultado deseado.

Así suena nuestra improvisación inicial…

Quizá te suene un poco experimental y confuso, así que vamos a crear algo más homogéneo que cobre vida y movimiento. Intentaremos entonces crear una melodía de bajo para poner a prueba nuestro instrumento. Añadiremos también algo de compresión y una pizca de reverb que proporcione un poco de color a nuestro sonido una vez terminado. Dejaremos un solo rango de velocidad (un clip sonando) por el momento, para esta demostración.

Después de jugar con algunas notas y un poco de edición rápida, así como la añadidura de algo de compresión y reverb, esto es lo que hemos conseguido…

Ya tenemos la parte melódica de bajo, y sólo nos queda ajustar las velocidades de las notas para añadir algo de variedad.

Y así es como se desarrolla el sonido con las diferentes capas de muestras de Ableton Sampler, todas ellas sonando en función de sus propias notas:

Como puedes escuchar, el segundo ejemplo es mucho más interesante y te permite ser más expresivo, en particular cuando grabas melodías a tiempo real desde un controlador MIDI.

Y podríamos continuar e ir más allá, por supuesto. Añadir fundidos, editar las envolventes de amplitud manualmente para pulir el sonido… Pero vamos a quedarnos de momento con este sonido más ‘crudo’ y auténtico que nos gusta.

Retoques finales junto al material de Ableton Sampler

Para completar nuestra idea, añadiremos una batería de la librería Crystalline – Serum Cinematic Dance Presets de ModeAudio. Y un agradable pad, también, extraído del sintetizador Massive de Native Instruments; todo ello junto a nuestra línea de bajo, suena tal que así:

Sencillo, rápido y lleno de expresividad y color. ¡Te deseamos grandes resultados con tus propios experimentos y que siempre seas creativo! Y no olvides repasar el catálogo de ModeAudio por si necesitas encontrar material inspirador.

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, “Building A Micro Instrument From One Sample“, está disponible en el blog Magazine de Mode Audio. Adaptación al español y aportaciones de Voynix.

¡Descarga 650MB de sonidos para empezar, o mantente atento a sus novedades!

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES