Los filtros están por todas partes, desde sintetizadores analógicos y digitales a teclados workstation e instrumentos virtuales plugin, así que parece un aspecto fundamental en cuanto a creatividad que domines las técnicas asociadas con ellos. Aquí tienes una extensa recopilación de consejos para que sintonices tus mejores frecuencias…

Lee nuestros 25 trucos de filtrado creativo

[01] Bastantes softsintes permiten encaminar señales a través de sus filtros. ¡Hazlo! Aunque los filtros virtuales no sean tan parecidos a los analógicos como pretenden sus programadores, la mayoría han sido modelados con suma dedicación y ofrecen características y particularidades especiales que merece la pena explotar.

[02] Una de las grandes virtudes de los circuitos analógicos –sobre todo de los filtros– es la respuesta que presentan ante señales saturadas. A menudo, los filtros digitales no poseen el mismo carácter (de hecho, suelen sonar fatal cuando los saturas), así que muchos filtros virtuales incluyen un control ‘Drive’ para añadir un toque «analógico» saturado a su sonido… ¡úsalo!

[03] ¿Significan algo para ti los términos ‘2-polos’, ‘4-polos’ o ‘6-polos? ¿Y ’12dB’, ’24dB’ y ’36dB? En esencia, son lo mismo y se refieren a la inclinación de la pendiente de corte. Cuantos más polos (o dB) tenga un filtro, más pronunciado será. Los valores más bajos son más adecuados para producir clásicos barridos, y los más altos para procesos que requieren más precisión (ya sabes, los cirujanos no amputan con escalpelos, ¡ni recortan una córnea con una sierra!).

[04] Cuando vayas a emplear un sabroso barrido de EQ en lugar de un barrido de filtro, aplica un excitador a la señal –afilarás ese barrido con una fantástica resonancia. Al mismo tiempo, aplica barridos automatizados y simultáneos de ganancia y atenuación, sobre todo en sonidos agudos cuyo nivel no se vea tan afectado.

[05] Casi todos los sonidos ocupan una banda determinada de frecuencias, .así que aplica filtros paso-bajo y paso-alto para eliminar todos los elementos innecesarios que contienen.. Ahora bien, no hagas esto con todas las partes de tu mezcla –en especial, evita los sonidos que estén cargados de armónicos agudos (como las cuerdas acústicas y los instrumentos de viento, por ejemplo).

[06] Recuerda: ¡corta graves, corta graves! Todos los sonidos (incluso los bajos) suenan mejor tras un leve corte de graves –lo único que cambia es la cantidad. Los graves extra limitan la amplitud disponible de señal y enturbian las mezclas. Corta en torno a 20-30Hz tus sonidos de bajo, y en cuanto al resto de sonidos, no dejes de cortar graves hasta que suenen más claros.

[07] Si empiezas a aplicar demasiada ganancia/ atenuación de EQ sobre todas tus señales, es probable que no hayas elegido los sonidos iniciales correctos. A diferencia del filtrado, la EQ siempre debe ser un efecto sutil (sobre todo si es una EQ digital, pues maneja con dificultad los realces extremos).

[08] Uno de los tipos de filtrado más desaprovechados es el paso-alto. ¿Por qué no aplicas un severo filtrado paso-alto descendente sobre un elemento durante ocho o 16 compases, para introducirlo en un parón o al principio del tema? ¿O un barrido ascendente para dejarlo morir? Estos efectos funcionan muy bien sobre loops de batería y disco si aplicas mucha resonancia.

[09] A menudo pasamos por alto la sección de modulación del LFO de los filtros (hardware o software). Igual que si fueras a programar un sinte, intenta encaminar un LFO al corte (o resonancia, o ganancia) del filtro para producir todo tipo de efectos, desde wah-wahs hasta vibratos.

[10] Imprimirás una sensación analógica a tu línea de bajo si la grabas sobre una cinta de cassette y luego importas dicha grabación a un proyecto de tu secuenciador. Este proceso añadirá mucho ruido, así que aplica un intenso filtro paso-bajo de 24dB para limpiar la señal de las frecuencias más altas.

[11] Los clásicos barridos de filtro sobre bajos ácidos (al estilo de Josh Wink) marcaron un hito, pero también consiguen mejorar sobremanera cualquier loop; en especial, cuando subes la resonancia durante un parón o la presentación de un nuevo elemento del tema.

[12] Recuerda que los espacios abiertos se tragan las altas frecuencias, y además en ellos las bajas frecuencias viajan más deprisa. Es decir, tus sonidos parecerán más distantes en la mezcla si les aplicas un barrido de agudos. Esto resulta muy útil para diferenciar distintos efectos sonoros en los parones y secciones similares.

[13] Es posible emular la saturación de tipo analógico en los filtros digitales de varias formas, pero una de las mejores consiste en distorsionar un poco la señal. Algunos filtros plug-in incluyen controles de ‘Drive’ o de distorsión, pero si el tuyo no los trae, inserta el mejor efecto de distorsión que tengas antes del filtro en el canal a tratar.

[14] Si tu tema necesita una variación de percusión funky, procesa tu bucle rítmico (o cualquier otro sonido con ataque y caída rápidos) con un buen filtro paso-alto y sube a tope la resonancia. Luego ajusta la curva de dB hasta que obtengas algo interesante.

[15] Para alterar de forma radical el carácter de un sonido con una EQ o un filtro, debes «atacar» ciertas cualidades. Los realces en torno a 200-400Hz suelen añadir calidez, mientras que los realces cercanos a 1-6kHz acentúan la «pegada» y el «chasquido» de las percusiones.

[16] Si tu filtro tiene controles de envolvente, no dejes de aprovecharlos para procesar toda clase de loops, sintes y cualquier otra cosa. Estos controles determinan con qué rapidez actúa el filtro, así que, por ejemplo, si aumentas el tiempo de ataque, conseguirás un efecto interesante para cada nuevo sonido.


Filtrado de precisión

[17] Que nadie te diga lo contrario: nada suena tan analógico como un equipo analógico de verdad. Cualquier tipo de música electrónica se beneficiará de algún filtrado real. Y si un Sherman Filterbank de 800 euros no está a tu alcance, busca un viejo Novation Super Bass Station en anuncios de segunda mano (o en eBay) y usa su filtro…

[18] Cuando vayas a modular tu frecuencia de corte con un LFO, aprovecha para sincronizarlo al tempo de tu tema. Prueba distintos intervalos de timing (semicorcheas, negras o redondas), o incluso alterna entre ellos. También conviene que varíes la cantidad de modulación para suavizar el efecto.

[19] La resonancia del filtro y el realce (o gana
ncia) de la EQ afectan sobremanera al nivel de las señales, así que comprueba los ajustes de volumen de cualquier canal que hayas ecualizado. Si aplicas una suave compresión después de cualquier exceso de EQ o filtrado, lograrás atenuar el efecto. Ya sabes, no te pases…


Moduladores de filtros

[20] Los filtros resonantes suelen aplicarse como efectos artísticos, mientras que la EQ paramética es una variedad más «quirúrgica». El uso de EQ requiere dominar ciertas técnicas, como la localización de la frecuencia que deseas tratar. Para ello, configura tu EQ con mucha ganancia y una ‘Q’ bastante estrecha, y luego barre las frecuencias hasta que «salte» la frecuencia que desees realzar o atenuar.

[21] Cuando realces una señal con EQ, recuerda que el oído se agota antes con las altas frecuencias, así que aplica siempre esos realces en pequeños pasos y después compara el resultado con la señal original para comprobar que no te has pasado. En estos casos, menos suele ser más…

[22] Si quieres que parezca que un sonido viene de la habitación de al lado (o que tu intro suene como si la escuchases desde la puerta de un club), aplica un filtro paso-bajo con la resonancia a cero y el corte cerca del mínimo. Luego sube el corte poco a poco hasta que consigas el efecto deseado.


Equipos hardware externos

[23] Casi siempre conviene barrer la resonancia a la vez que barres el corte del filtro, pero debes bajar la resonancia cuando el corte atraviese frecuencias muy resonantes. La situación de esas frecuencias depende del material a tratar, ¡pero sabrás reconocerlas cuando te zumben los oídos o la sala se agite de una forma incontrolada!

[24] El agrupamiento de varios instrumentos en un bus para su procesamiento combinado (en especial, los distintos sonidos de un patrón programado de batería), ayuda a compactar los sonidos. Si vas a aplicar una EQ sobre un bucle de batería o un grupo de sintes, afilarás el resultado con un leve realce de medios, añadirás peso con un realce de graves, y brillará mucho más si realzas los agudos.

[25] No pidas milagros a tus EQs y filtros. A menudo nos preguntan si hay plugs capaces de eliminar las voces de temas completos, o viceversa. Por supuesto, ¡la respuesta es no! Es posible aislar algunos elementos, pero el resultado dista mucho de la perfección porque se producen demasiados cruces de frecuencias entre las distintas señales.


Hasta aquí llega nuestra primera entrega de trucos de filtrado. No te pierdas la segunda parte -y no te quedes ahí parado… ¡escribe abajo tus trucos y consejos para completar esta lista y entre todos la haremos inmensa!

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES