Si tienes la opción, evita instalar tus monitores directamente sobre un escritorio o mesa de trabajo

Si tienes la opción, evita instalar tus monitores directamente sobre un escritorio o mesa de trabajo