Tras desarrollar su genuino XILS 5000, los magos franceses del código XILS-Lab resucitan ahora a otro ancestro equipo a través de su nuevo plugin X201 Vocoder…

Esta vez los intrépidos desarrolladores han tomado su inspiración de «un cierto fabricante alemán de auriculares y micrófonos» que rompió esquemas en los años 70 con el vocoder VSM 201.

Y bueno, quizá ellos no quieran aclarar o definir con más detalles esa procedencia por motivos de marcas y copyright, pero nosotros sí podemos decirte sin pelos en la lengua que se refieren a Sennheiser.

La historia procesada de Sennheiser VSM 201, recuperada en X201 Vocoder

El modelo original VSM 201 fue un dispositivo de efectos de sonido ultra raro (y muy caro) diseñado para llevar la voz humana al mundo del sonido electrónico; fue ampliamente aprovechado por los pioneros alemanes de techno-pop Kraftwerk (a lo largo del álbum The Man Machine en 1978, incluido su corte clásico The Robots); también hay quien asegura que sonorizó la carrera de robots Cylon en la serie de televisión Battlestar Galactica de ese mismo año.

Entre otros usuarios notables y usos destacados de la época, figura el influyente teclista estadounidense de jazz Herbie Hancock. Y más recientemente, el dúo francés Daft Punk le dio una nueva oportunidad de vida (en 2013), reiniciando con sus juegos la música disco de finales de los setenta y principios de los ochenta… Ahora todo cobra un reinicio de una forma realista con software, y a un precio mucho más accesible, gracias a XILS-lab X201 Vocoder.

XILS-lab X201 Vocoder -detalle medidores de señal

El ADN del vocoding, un efecto fundamental para entender la música electrónica

Una apreciación de su inspiración icónica resulta vital para valorar la excelencia de XILS 201, el plugin vocoder y multiefectos añejo, por lo que esas referencias en el tiempo nos dan un trasfondo de historia. Pero recordemos para los nuevos del lugar que vocoder es en realidad un acrónimo de voz y codificador, una cierta categoría de códec para voz que analiza y sintetiza la señal de la voz humana.

Fue inventado en 1938 como un medio para sintetizar el habla por Homer Dudley de Bell Labs, cuyo trabajo fue desarrollado en el vocoder de canal para finalidades de transmisión en telecomunicaciones. Esto permitía la transmisión de voz con un ancho de banda muy bajo que, bueno, resulta en una voz algo distorsionada aunque inteligible. La magia quedó entonces fundamentada, y sólo hacía falta llevarla a las producciones de música electrónica.

Dado que el vocoder VSM 201 (de Sennheiser) presentaba 20 bandas de frecuencia que abarcaban un rango espectral de 100 a 8.000Hz, sonaba sensacional –recordemos que cuantas más bandas manejases, mejor sería el efecto resultante. De hecho, su creador logró llevar una de las 12 unidades originales al estudio Kling-Klang de Kraftwerk en Dusseldorf, a pesar de exigir un precio de cinco cifras, justo a tiempo para hacer una aparición en todo el álbum de The Man Machine. Pero a pesar de esa exclusividad, el álbum apenas logró alcanzar el territorio de los dos dígitos en cuanto a ventas. Eran otros tiempos, y ni la música electrónica era un fenómeno revolucionario como lo es hoy, ni Kraftwerk ostentaban todavía su condición de abuelos del technopop.

La excelencia robótica a precio de plugin

La unidad vocoder VSM 201 de sonido sensacional estaba destinada a seguir siendo ultra rara y cara, como se evidencia en este ejemplo modificado musicalmente de Kraftwerk: Controlable a medida desde una unidad externa de 16 bandas Telefunken de MIDI a CV / Gate para actuaciones en directo, apareció en un sitio de subastas online de Reino Unido con un precio inicial que superaba las 8.000 libras.

No resulta nada extraño, entonces, que XILS-lab haya fijado su visión en lograr una emulación exigente, puesto que VSM 201 Vocoder de los años 70 aún tiene un sonido espectacular hoy día. A ello contribuye su inteligibilidad sin igual, mientras que los pocos ejemplos que aún sobreviven alcanzan precios altísimos en los mercados de coleccionistas y friquis.

Considéralo de esta manera que nos presenta la marca: «Con el codificador de voz XILS 201 mucho más realista y su plugin multiefectos añejo, cualquiera puede obtener el ‘eslabón perdido’ entre los gustos de Kraftwerk y los extraños Cylon de voces codificadas en Battlestar Galactica… ¡Además de Daft Punk!».

Un contexto sencillo con DAW consiste en grabar una voz y luego elegir el sintetizador de XILS 201 como portador y enviarle notas MIDI, logrando así que la voz ‘cante’ esas notas… ¡Incluso acordes!

Hay que destacar que XILS 201 es un efecto virtual basado en la arquitectura de uno de los mejores vocoders clásicos que existen: «Uno de los mejores vocoder jamás creados, XILS 201 puede llevarte al pasado cuando el sonido era tan importante para los grandes artistas que comenzaron la revolución de la música electrónica», asegura un portavoz de los desarrolladores franceses.

¿Y cómo es (y suena) XILS-lab X201 Vocoder?

A primera vista, XILS 201 pinta muy bien, rindiendo homenaje a la sensacional apariencia distintiva del Vocoder VSM 201 de los años setenta; incluso esa réplica de la carcasa cubierta de tólex y su conveniente asa de transporte, todo en la pantalla forma parte de un realista panel gráfico.

También cumple el objetivo declarado de XILS-lab de mantenerse fiel al sonido original y agregar características que antes no eran posibles. Las características fantasiosas que vale la pena resaltar incluyen sus dos bancos de filtros con énfasis variable de canal y adición de voz con multifiltro; cada uno de los filtros abarca 20 bandas de frecuencia y es capaz de procesar señales entrantes (voz o cualquier otra señal, como baterías), o una señal portadora.

XILS-lab X201 Vocoder -banco de filtros

El sintetizador ‘analógico’ modelado a bordo se puede utilizar como portador, impartiendo de inmediato su sonido característico, aunque podemos usar cualquier otra señal entrante, como un sinte externo u otra voz. La sección ‘Silence Bridging’ de sonido exótico alberga un motor de seguimiento de envolvente multibanda dependiente de la frecuencia que modela la ganancia de señal en función de su contenido armónico; éste resulta muy útil para procesar material sonoro percusivo o rítmico, o agregar un contorno al sonido.

Dicho esto, los parámetros de ‘circuito interno’ que no estaban disponibles en la unidad hardware original han sido expuestos de una manera eficaz, con varios efectos de modelado analógico vintage (chorus, phaser y delay), más una primigenia reverb digital con encaminamiento configurable a medida y opciones de posición en la cadena.

Efectos o voces: Así podemos emplear XILS-lab X201 Vocoder con nuestro DAW

Un escenario relativamente sencillo de trabajo DAW consiste en grabar una voz, y no necesariamente cantar, para luego elegir el sintetizador de XILS 201 como portador y enviarle notas MIDI, logrando así que la voz ‘cante’ esas notas. También podemos hacer acordes, ya que el motor del sintetizador es polifónico.

O es perfectamente posible usar XILS 201 de una manera más simple: como un plugin multiefectos de banco de filtros, con sus efectos de chorus, delay, phaser y reverb. Pruébalo sobre un patch de máquina de cuerdas, un Rhodes, o Clavinet, para redescubrir aquellos sonidos orgánicos que alguna vez fueron codiciados y que requerían una larga cadena de efectos añejos.

Con un sonido sensacional por derecho propio, XILS 201 suena inherentemente musical, sin necesidad de parecer un robot, que es a lo primero que recuerda el popular efecto vocoder. Aunque todo hay que decirlo, eso resulta además muy tentador, como demostraron Kraftwerk hace más de 40 años durante el floreciente avance de la electrónica… ¡Cuando los hombres eran máquinas!

El plugin original XILS 5000 de la compañía francesa, objeto ahora de varias opciones en oferta junto al nuevo X201 Vocoder

El plugin original XILS 5000 de la compañía francesa, objeto ahora de varias opciones en oferta junto al nuevo X201 Vocoder

Precios y disponibilidad

El procesador XILS 201 está disponible como plugin protegido USB eLicenser o iLok (hardware o software) por un precio temporal promocional de 89€ hasta el 31 de Julio de 2020. Después subirá a 149€. También está disponible como parte del paquete Analog Vocoders junto a XILS 5000 por 119€ hasta la misma fecha, para luego recuperar su coste normal de 199€.

Si ya eres usuario de XILS 5000 podrías actualizarte al mismo paquete ahora en oferta por 39€, aunque superada la misma fecha anunciada la actualización subirá hasta 59€. Hay que decir además, a efectos de compatibilidad, que XILS 201 soporta los formatos AAX, AU y VST en macOS X 10.8 y posteriores, así como Windows 7, 9 y 10. Incluso podrás acceder a una versión demo que no requiere llaves de protección.

Más sobre XILS-lab X201 Vocoder
| Sitio web oficial

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES