Cuando se trata de conseguir voces robóticas, surge la cuestión de si un vocoder y un talkbox realizan el mismo tipo de procesamiento. Ambos suenan similares, pero quizá te guste conocer las diferencias entre ambos…

Es una buena pregunta. Mucha gente suele confundir estos conceptos. Un vocoder y un talkbox generan un sonido vocal similar, casi de voz robótica, pero en realidad se trata de máquinas diferentes. En un talkbox, el sonido procedente de tu instrumento (guitarra o sinte) pasa a través de un amplificador y sale de éste para entrar en el talkbox, donde se amplifica por un altavoz y pasa a través de un tubo que va a la boca del intérprete, que actúa como resonador.

El intérprete usa entonces su boca para dar forma al sonido y así hacer que el instrumento “hable”. El sonido es recogido por un micrófono (en general, pegado al tubo) y se envía a los altavoces o sistema de sonorización. El tipo de instrumento utilizado ha de tener una gran riqueza armónica para que reaccione y permita “hablar”.

Los sonidos ideales para un talkbox son el diente de sierra de un teclado (Roger Troutman del grupo Zapp usaba una onda de diente de sierra procedente de un Yamaha DX100) o una guitarra eléctrica, gracias a su rico contenido armónico. Escucha el trabajo del dúo Chromeo para ejemplos de la misma técnica. Lo importante es que no necesitas emitir ningún sonido (es decir, no “cantas”) para que el talkbox funcione.

Un vocoder emplea un sistema diferente. Usa la voz humana a través de un micro para impartir entonación y sonidos vocales o consonantes a un instrumento o sonido, pero analiza los componentes clave de la voz del usuario con filtros paso-banda para representar distintas áreas de frecuencia de la voz. La señal hablada del micrófono se mezcla con la señal del instrumento, lo que genera el contenido armónico y hace que “hable”.

El sinte Novation UltraNOVA incorpora un versátil vocoderCuantas más bandas ofrezca un vocoder y más rico sea el sonido de sinte empleado, más claro y sencillo de entender será el sonido resultante. Cuanto mejor sea el micrófono y más claro hables, los resultados serán mejores. Algunos vocoders están integrados en ciertos teclados (Korg MS2000 y Novation UltraNova, por ejemplo), mientras que otros (pedales de efectos y algunos plug-ins) requieren una señal externa de un teclado o guitarra para generar el efecto.

La belleza del uso de talkbox y vocoder es que no requieren que cantes a tono, ya que la melodía se define por las notas tocadas en el instrumento, no por la afinación de la voz. Con ellos, cualquiera puede crear una melodía basada en su voz.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES