Consigue patrones repletos de expresividad, sin las cortapisas de la cuantización rígida…

Una de las críticas más recurrentes que reciben los productores de música electrónica es la falta de percepción en cuanto al toque humano. Y la prevalencia de esa imagen estereotípica de un artista inmóvil, con la cara ensimismada e iluminada por la pantalla de un ordenador portátil, no ha hecho más que dar un mayor volumen a esa crítica. Pero nosotros, los productores, sabemos que la música electrónica puede sonar tan orgánica y expresiva como la música que generan los instrumentos tradicionales. Eso sí, la hazaña requiere un trabajo extra y conocimientos sobre cómo llevarla al trabajo de creación musical frente a un DAW.

El truco rápido de hoy llega directamente desde esta escuela de pensamiento, y tratará de añadir un toque humano instantáneo a tus patrones y beats. Llamaremos a esta técnica “cuantización liviana”, por no encontrar un término más representativo, y dependiendo del software DAW que emplees, puede ser más o menos fácil y rápida de implementar -aunque casi siempre es increíblemente rápida de lograr. Daremos vueltas al asunto con Apple Logic, pero se puede hacer con cualquier otro DAW -ya sea éste Steinberg Cubase, Ableton Live o el que tú emplees con frecuencia.

Libertad fuera de la rejilla

En primer lugar, para todos los que os encontráis dibujando patrones MIDI mediante el ratón, es hora de recibir una lección sobre cómo llevar las cosas fuera de la rejilla –no hay mayor desafío ante el sentimiento y el groove que el ajuste a la rejilla, con una cuantización rígida y completa. En pocas palabras, la cuantización liviana tiene que ver con tocar y grabar tus patrones MIDI, bien con un teclado controlador MIDI o pulsando teclas en tu teclado QWERTY, para después cuantizarlas con valores inferiores al 100% de fuerza o desplazamiento de nota. Esto se traduce de inmedianto en un patrón que, básicamente, está ajustado en tiempo, pero que suena con elasticidad y factor groove -esto te llevaría horas de hacer mediante sutiles desplazamientos de cada nota en tu patrón usando el ratón.

Y ahora podrías pensar que no eres un percusionista y que te sientes incapaz de tocar tus notas desde un controlador MIDI. Puedes lograr, sin embargo, que esta técnica sea tan simple o difícil como quieras –te recomendamos que empieces sólo con los elementos principales de tu patrón (pongamos los tambores de bombo y caja si es una parte de batería, por ejemplo), y que empieces a crear capas a partir de ahí. Dado que estamos trabajando con MIDI, siempre puedes ralentizar el tempo para que te resulte más sencillo grabar tu patrón, antes de llevarlo al tempo deseado en BPM.

Lo mejor de esta técnica es que, cuanto más la practiques, mayor destreza adquirirás al tocar tus patrones, y por consiguiente tu programación cobrará un mayor factor de groove y carácter orgánico. ¡Dedícale unas pruebas y escucharás el crepitar del groove en tus producciones!

Logic Quantize Q-Strength

Nuestro procedimiento para la cuantización liviana

1. En la pista MIDI o de instrumento que desees, arma el canal de grabación y toca tu patrón usando un teclado controlador MIDI, otro tipo de controlador / superficie de control ,o el teclado de tu ordenador.

2. No te preocupes por si tienes que grabar las cosas sobre una sola voz en cada intento, has de ralentizar el tempo o necesitas un buen número de tomas para quedarte contento -recuerda que ahora no se trata de lograr un patrón acabado.

3. Cuando estés contento con tu patrón MIDI “liviano”, selecciona la región y navega a los ajustes ‘MIDI Thru’ de Logic (parte superior izquierda del Inspector). Amplía la vista de ajustes de cuantización avanzada de Logic y arrastra el campo ‘Q-Strength’ -ajusta con cualquier valor entre 30 y 80%.

¡Hecho! Tendrás un patrón que está en tiempo, ¡con un sentimiento único de groove!

Si quieres más, aquí verás todo el repositorio de nuestros Trucos Rápidos

Este contenido se publica mediante licencia expresa de su autor. El texto original en inglés, “Quick Tips“, está disponible en el blog Magazine de la compañía Mode Audio.