Ahórrate ajustes repetitivos y usa ese tiempo en hacer música -empezando por los efectos…

Bienvenido a la segunda entrega de nuestra serie Trucos Rápidos, donde te ofrecemos pequeños mordiscos de información para que suavices tus métodos de trabajo y asestes un empujón a tus producciones. Tras los beneficios demostrados de las Plantillas de Proyecto, que te contábamos en nuestra anterior entrega, vamos esta vez con otro recursos para ahorrar tiempo –los presets de efectos.

La mayor parte de nosotros tiene un conjunto personal de plugins de efectos al que recurre todo el tiempo. Es algo asumido como estándar que se tengan localizados unos cuantos presets de fábrica que se conozcan bien, y que sólo requieran algunos ajustes adicionales para su empleo regular en nuestras producciones. No obstante, esos ajustes llevan algo de tiempo -aunque sea poco-, y lo peor de la situación es que ese tiempo no se dedica entonces a la finalidad más importante, la creación de nuestra música.

Si te tomas un tiempo para simplemente almacenar en un nuevo preset esos ajustes que usas con regularidad, tu proceso de producción podría ser un poco más llevadero la próxima vez. Incluso podrías guardar un pequeño número de opciones para variación dentro de una plantilla de proyecto, y todo ello para ahorrarte minutos y segundos vitales en el proceso creativo. Una vez que tengas configurado un conjunto acotado de plantillas de proyecto, el empleo de tus propios presets de efectos te permitirá limitar el número total de plantillas a mantener, a medida que logres definir una mayor flexibilidad en cada plantilla.

De este modo, si dispones de una plantilla de proyecto configurada con procesamiento de un bus de batería, pongámoslo como ejemplo, déjate listas algunas opciones de procesamiento ya probadas que estén literalmente a uno o dos clics de tu alcance. Una vez que lo hayas probado, verás el gran efecto que esto tendrá en cuanto a reducir el enorme abanico de opciones que un DAW ofrece, de modo que simplificarás el camino existente entre el génesis de un tema hasta su versión acabada, ¡lista para masterizar!

El procedimiento para crear una plantilla de proyecto con tus presets de efectos

1. Abre una plantilla de proyecto.

2. Ten en cuenta los efectos que empleas con regularidad (ecualizadores, compresores y reverbs, por ejemplo) y cómo los usas en tu técnica de producción. Nosotros solemos tener un ecualizador para cortar en torno a 30Hz sobre nuestro bus de baterías, con el fin de liberar bastante espacio en el fundamental headroom (techo dinámico de picos).

3. Almacena los presets de esos efectos con nombres descriptivos y útiles (nuestro original y brillante nombre para ese ajuste de ecualización que decíamos, se llama ‘Corte Bombo Batería’ -ya te haces a la idea).

4. Guarda tu plantilla de proyecto, ya preparada con tus presets de efectos y sus ajustes.

¡Pues ya lo tienes!

Si quieres más, aquí verás todo el repositorio de nuestros Trucos Rápidos

Este contenido se publica mediante licencia expresa de su autor. El texto original en inglés, «Quick Tips«, está disponible en el blog Magazine de la compañía Mode Audio.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES