Abordamos el comienzo de los temas y una técnica para disponerte a crear música rápidamente…

Bienvenido a Trucos Rápidos, nuestra nueva serie reveladora de microposts, dedicada a desgranar los sinsabores de la producción musical en pequeños aperitivos de consejo y ayuda fácilmente digeribles. Con una focalización concreta sobre la expresividad, ese ingrediente secreto tan importante que realmente da la vida a la música electrónica, esperamos ofrecerte algunas de las perlas útiles de técnica y creatividad que hemos ido adquiriendo en nuestra labor vital dedicada a la creación de temas musicales.

Y para lanzar las cosas, vamos a empezar desde el mismísimo comienzo: la génesis de un tema nuevo por completo. Una de las cosas más útiles que hemos aprendido con el fin de mejorar nuestro flujo operativo y ahorrar tiempo para ponernos rápido a crear música, tiene que ver con las plantillas de proyecto.

Una plantilla de proyecto puede ser tan compleja o sencilla como desees -muchas veces no estamos muy seguros de si querremos ponernos a trabajar sobre las baterías en nuestro próximo tema, por ejemplo, así que todo lo que necesitamos es un proyecto que contenga algunas pistas de audio y una pista con un instrumento virtual cargado. En otras ocasiones, sabemos que haremos uso de los buses de grupo, así que abrimos una sesión que, por defecto, contenga grupos de pistas pre-asignadas a diversos buses.

Crea una sesión que soporte un propósito general a la medida de tu forma de trabajar, pero dispón rutinas útiles que te permitan ponerte a hacer música rápidamente…

Son muchos los secuenciadores (DAW) que ya incluyen sus propios proyectos de arranque a modo de plantillas que tú puedes elegir para empezar un tema. Pero es nuestro consejo que pases de ellos o no los uses sin haberlos revisado/editado de antemano -según nuestras experiencia, los productores emplean las herramientas de formas muy diferentes entre sí, y casi siempre poco tienen que ver con aquello que los desarrolladores dieron por estándar.

La finalidad es que te crees una sesión que soporte un propósito general a la medida de tu forma de trabajar, pero que al mismo tiempo, disponga de rutinas útiles y procedimientos contemplados que te permitan ponerte a hacer música rápidamente. En muchas ocasiones, ¡tener una de éstas plantillas a mano marcará la diferencia entre crear algo de música o sólo quedarte en el intento!

El procedimiento para crear una plantilla de proyecto a tu medida

1. Inicia una sesión vacía en tu software DAW favorito.

2. Trata de pensar en las cosas que sueles usar y emplear en tus temas (esto podría implicar la preparación de un plugin de reverb en un bus de envío, crear una pista MIDI con un ‘Drum Rack’ preseleccionado en Ableton Live, asegurarte de tener la herramienta de zoom seleccionada en el segundo hueco de Logic Pro, y así por el estilo). Y dispón todo eso según desees.

3. Almacena la sesión en la carpeta de plantillas por defecto de tu software DAW (Logic, por ejemplo, tiene una de éstas), o si lo prefieres, crea una carpeta útil según tu criterio -«Mis Plantillas de Proyecto», pudiera ser.

4. Y si piensas en una configuración igualmente útil, pero que sea un poco diferente de la primera que hayas hecho, repite el procedimiento para obtener otra plantilla.

¡Pues ya lo tienes! Ahora ponte a crear música como un loco. Y si quieres más consejos, aquí tienes todo el repositorio de nuestros Trucos Rápidos

¿Tienes algo que añadir? Escribe más abajo tus comentarios…

Este contenido se publica mediante licencia expresa de su autor. El texto original en inglés, «Quick Tips«, está disponible en el blog Magazine de la compañía Mode Audio.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES