¿Qué son los transitorios, y cómo es posible controlarlos para mejorar tus mezclas? Aumenta la pegada de tus sonidos con esta guía…

Por definición, los transitorios acústicos y del audio son señales de corta duración que representan la etapa de ataque no armónica de un sonido musical o vocalizado. En la práctica, este término alude al “chasquido” del mazo que golpea un bombo, el “crujido” inicial de la baqueta sobre el parche de una caja, el “punteo” de la púa contra las cuerdas de una guitarra, o el contacto del macillo sobre la cuerdas de un Clavinet o las láminas metálicas de un Rhodes. Por supuesto, hay otro montón de ejemplos similares.

Los transitorios acústicos y del audio son señales de corta duración que representan la etapa de ataque no armónica de un sonido musical o vocalizado…

A pesar de su brevedad, esos sonidos tienen mucha importancia. Hace mucho tiempo que se demostró que los transitorios son esenciales para la percepción audible de aquello que nos rodea. Te informan sobre la lejanía de un sonido, o si se ha generado de una forma suave o vigorosa. También aportan más información para identificar un sonido o instrumento en una fracción de segundo que cualquier otro componente sonoro.

Roland Corporation explotó esta circunstancia a finales de los 80 (cuando la memoria RAM para samples todavía era muy cara) con el lanzamiento de su legendario sinte D-50. Desarrolló un tipo de síntesis propietario conocido como ‘Linear Arithmetic’ que combinaba el sampling de transitorios de instrumentos y fuentes sonoras reales con osciladores y filtros digitales para rellenar la etapa sostenida del sonido. Los resultados, por entonces revolucionarios, todavía nos impresionan en la actualidad. Quienes hayan manejado ese sinte (y el posterior D-70, con teclado contrapesado de tamaño completo) sabrán cuánta flexibilidad suministra la porción de ataque de un sonido.

El clásico sinte Roland D50 hace un uso hábil de los transitorios

El clásico sinte Roland D50 hace un uso hábil de los transitorios

Transitorios, posibilidades infinitas

Ahora imagina las opciones que ofrece la capacidad de aislar los transitorios para modificarlos a medida. Carentes de sostenido y con un gran contenido armónico en altas frecuencias, los transitorios no dependen directamente de la frecuencia del tono que inician, lo cual permite realzar el “golpeo” de un timbal sin que retumbe demasiado o potenciar el “chasquido” de un órgano de ruedas tonales sin comprimir demasiado el resto de su timbre.

Por supuesto, también es posible atenuar los transitorios para suavizar una parte áspera de guitarra, o eliminarlos del todo para remodelar el groove de un bucle de batería. Del mismo modo, también seríamos capaces de moldear las porciones de sostenido por separado, lo cual abre un sinfín de posibilidades fantásticas para mezclar y diseñar sonidos.

Antes de revisar las herramientas de transitorios software disponibles en la actualidad, conviene que recordemos el procesador hardware original Transient Designer y que nos familiaricemos con los procesos básicos asociados.

El modelo original en rack del procesador SPL Transient Designer

El modelo original en rack del procesador SPL Transient Designer

Modelos genuinos

Desde hace muchos años, los sintesistas han sido capaces de cambiar el ataque y el sostenido de un sonido por medio de envolventes. Sin embargo, para hacer eso con instrumentos no sintetizados había que recurrir a una compleja programación de puertas, filtros, EQs, compresores y limitadores. Todo eso cambió hace más o menos una década, cuando Ruben Tilgner y Sound Performance Labs (SPL) idearon la tecnología de “envolvente diferencial” que combinaba VCAs (Amplificadores Controlados por Tensión) y seguidores de envolvente para esculpir las características de ataque y desvanecimiento de una señal con un solo dispositivo, SPL Transient Designer.

A diferencia de los compresores tradicionales, SPL Transient Designer (que todavía se fabrica, en versiones de dos y cuatro canales) no responde al nivel de una señal, sino a sus características dinámicas. De esta manera, sólo hay que tomar medidas drásticas sobre zonas específicas de los eventos transitorios de un sonido para que procese por igual todas las señales –intensas o suaves.

Transient Designer ajusta las constantes temporales de la transición de manera forma automática y musical, en función de las características de la señal de entrada, con resultados tan rápidos como naturales…

A pesar de la aparente complejidad de esta operación de ajuste dinámico a tiempo real, el dispositivo resulta muy intuitivo y permite controlar todo el proceso con un par de knobs. En la práctica, es posible amplificar o atenuar el ataque hasta 15dB, y el sostenido hasta 24dB. Esta simplicidad ha convertido a Transient Designer en un genuino “clásico contemporáneo”, imprescindible para muchos estudios profesionales.

Los procesadores de transitorios son muy versátiles y no están limitados a baterías y percusiones. De hecho, muchos modelos actuales incluyen etapas de distorsión armónica o saturación que responden muy bien con guitarras solistas o coros… ¡incluso hacen maravillas como parte de una cadena de mástering! Además, aplican un tipo de compresión diferente, más musical, que a menudo corrige aquellos elementos que no acaban de funcionar en la mezcla.

Aunque no lo sepas, es bastante probable que ya tengas uno o dos plugins de transitorios en tu poder. Tanto Cubase como Logic incluyen herramientas de transitorios entre sus plugins nativos, y cada vez hay más módulos de transitorios integrados en aplicaciones para baterías. Quizá te hayas despistado porque este tipo de procesadores reciben un montón de nombres distintos, desde modeladores de señales y generadores de envolvente hasta moduladores de transitorios (o transmoduladores).

Como verás, muchos plugins que emulan el hardware SPL original conservan el clásico diseño de dos controles. Otros modelos han incorporado parámetros mucho más complejos, pero en general todos ellos están basados en los mismos principios teóricos.

Efectos_Cubase_EnvelopeShaper _1200x520px

Joyas ocultas

Steinberg Cubase 4 fue el primer secuenciador que incluía una herramienta de procesamiento de transitorios de serie, llamada ‘EnvelopeShaper’. Situado en la categoría ‘Dynamics’, este plugin sirve para manipular la ganancia y la duración del ataque, así como la ganancia de desvanecimiento. En ocasiones, este control más completo sobre la envolvente resulta más conveniente que los dispositivos del tipo “ajusta y olvídate” (como Transient Designer), porque ofrece la posibilidad de modelar cambios antinaturales o “forzados” en la amplitud del sonido a lo largo del tiempo –muy útiles para diseñar sonidos y efectos especiales.

Lee nuestro tutorial adicional sobre modelado negativo de transitorios con EnvelopeShaper para realizar mezclas substractivas al estilo del maestro Brian Eno.

Por su parte, Toontrack Superior Drummer incluye otro magnífico procesador de transitorios basado en la tecnología de Sonalksis. Sólo suministra controles de ataque y sostenido, así que recuerda mucho a la simplicidad de SPL –lo cual tiene mucho sentido, porque pretende procesar kits de batería de forma específica.

Además, los usuarios del plugin SSL Drumstrip no deberían pasar por alto su potente sección ‘Transient Shaper’. El elemento más importante de este “circuito de detección” es un knob de ganancia de entrada sobredimensionada, que define el umbral a partir del cual el modelador empieza a actuar sobre los transitorios. También trae un control ‘Speed’ que sirve para reducir el tiempo que tarda el ataque añadido en volver al nivel normal de la señal.

El botón ‘Audition’ de ‘Transient Shaper’ en SSL Drumstrip resulta muy práctico durante este proceso, pues permite escuchar sólo los transitorios que se han añadido o sustraído al sonido original. Incluso serás capaz de invertir la fase de la señal modelada –por ejemplo, para mitigar el ataque y ensanchar el cuerpo de una batería antes de volver a mezclarla con la señal original.

 Paso a paso: Cómo añadir pegada al pico inicial de un sonido 

1 Casi todos los plugins que mencionamos en este tutorial servirán para hacer esto, pero hemos decidido empezar con el emulador de SPL Transient Designer disponible para la plataforma DSP Universal Audio UAD por 199$.

2 Sólo tienes que subir el control ‘Attack’ para revitalizar la pista al instante. Oirás con claridad la pegada que aporta al transitorio inicial de cada golpe, sin modificar para nada el cuerpo principal del timbal.

3 Si añades ataque de esta forma también aumenta el volumen de pico de la señal, así que reduce la ganancia de salida (‘Output Gain’) para evitar posibles recortes. Además, deberías bajar el nivel de los timbales con el control ‘Sustain’, y adaptar todos los volúmenes a la salida.

SPL Transient Designer para la plataforma DSP de Universal Audio

Picos de interés

El objetivo más habitual de un procesador de transitorios suele ser la adición de pegada al pico inicial de un sonido, sin que ello afecte al resto de la envolvente. En otras palabras, recurrimos a estos tratamientos cuando un EQ o un compresor no son suficientes. Por ejemplo, en la miniguía anterior lo aplicamos sobre unos timbales que no destacan en la mezcla. Nos gusta su color y su timbre, pero les falta proximidad y definición.

El procesamiento de transitorios también permite destacar o ampliar con facilidad la caída de un sonido. Imagina que quieres alargar un fantástico bombo muy grueso para crear el clásico “retumbo” del hip-hop. En principio, bastaría con realzar un poco su etapa de sostenido, pero hay otra solución mucho más efectiva: un modelador de transitorios perfila la curva del bombo a lo largo del tiempo para que encaje a la perfección con el aire groove global de batería.

 Paso a paso: Cómo realzar el sostenido de un bombo 

1 En este ejemplo utilizamos el plugin ‘Enveloper’ incluido en Apple LogicLogic Pro (precio del paquete completo, 179,99€), que ofrece tiempos de ataque y desvanecimiento variables. Primero ajustamos ‘Threshold’ al mínimo, dejamos ‘Attack’ tal como está, y subimos mucho ‘Release Gain’ para escuchar con claridad la señal que vamos a tratar.

2 Resulta que este bombo tiene una caída bastante larga. Se desvanece con naturalidad en circunstancias normales, pero vamos a enfatizarlo para que “retumbe” un poco más. Ajustamos ‘Release’ a 400ms para lograr la energía necesaria en subgraves sin que el golpe deje de estar ajustado.

3 También potenciaremos su pegada, para lo cual configuramos ‘Attack Gain’ en torno al 25%. Además, desplazamos ‘Attack Time’ unos pocos milisegundos para saltar el contacto inicial del mazo y enfatizar la presión del parche, lo cual genera un atractivo sonido que recuerda al impacto de un balón de baloncesto.

4 Por último, decidimos alargar la caída breve y cortante de la pista de caja asociada (tal y como harías con una caja de ritmos TR-808), aumentamos ‘Release Gain’ y conservamos ese rugoso ruido de fondo.

El plugin Enveloper incluido en Apple Logic Pro X

El plugin ‘Enveloper’ incluido en Apple Logic Pro X

La opción suave

Mientras que algunos instrumentos necesitan más pegada, otras veces conviene tamizar sus transitorios de ataque. Por ejemplo, cuando han tocado un bajo eléctrico con los dedos muy fuerte, o han microfonado una guitarra acústica demasiado cerca de las cuerdas. En esos casos, los sonidos más afilados tienen un mordiente excesivo que tapa otros elementos de la mezcla.

Aunque casi todos los modeladores de transitorios funcionan como generadores de envolvente, algunos también integran módulos de EQ y filtrado por sidechain que les permiten procesar fuentes de sonidos afinados.

Con material más complejo, como bucles de batería compuestos y capas de sintes apilados, habrá que tratar por separado los transitorios presentes en varias bandas de frecuencia distintas.