Opulent audio acaba de lanzar un sintetizador virtual que haría las delicias de Goya (de no haber quedado sordo, suponemos le hubiera supuesto toda una explosión sinestésica). El plug-in en cuestión, llamado DirtyGirl, es un sintetizador híbrido basados en los sistemas de síntesis virtual-analógico, FM, y granular, lo que lo hace muy indicado para la creación de sucias texturas y distorsionados paisajes sonoros.

Lo llamativo es que ha sido lanzado como un incentivo (¿sexual?) de compra para otra de sus estupendas creaciones: bLO-FIsh.

El sinte posee dos osciladores con formas de onda estándar, dos filtros multi-modo con posibilidades de diferentes encaminamientos, arpegiador, un modulo ‘dirty’ para variar la resolución y definición del sonido, un granulador sincronizado, reverb, y modulación mediante análisis dinámico de entrada y un LFO con 20 formas de onda, configurable en una matriz de cuatro bahías de encaminamiento. Si tienes una sensibilidad fácil de herir o en tu estudio se dan situaciones NSFW, lo mejor es que mantengas el panel «para-todos-los-públicos», pero no está de más saber todo lo que este sinte esconde.
Por otro lado, si no conoces bLO-FIsh, has de saber que se trata de un sinte de tres osciladores, dos LFOs, dos envolventes de modulación, y dos filtros multi-modo, que destila un sabor lo-fi característico.

Si quieres hacerte con estos originales sintes, sólo tendrás que pagar siete euros por bLO-FIsh, y en menos de 24 horas, te regalarán DirtyGirl.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES