Un océano de modelos y opciones dificulta la elección de controladores y teclados MIDI –la pauta es su capacidad de programación y lo que tú necesites en cuanto a control…

Según nuestra información del mercado actual, los controladores y teclados MIDI se están vendiendo muy bien desde hace años. Una de las razones es que muchos controladores y software musical (DAW, instrumentos plugin) vienen preparados para “reconocerse entre sí”. Y de ese modo, la configuración de los knobs y deslizadores del controlador o teclado MIDI se ajusta sin problemas con los valores de envolventes, filtros y demás parámetros que aparecen en la pantalla del PC o Mac habituales en un estudio virtual.

También es cierto que los sintetizadores virtuales son geniales, pero casi todo el mundo prefiere retorcer una perilla de verdad que controlar los iconos de una pantalla mediante un ratón, trackball, trackpad u otro dispositivo apuntador. Y no olvidemos que el acto de la creación musical vive de la inmediatez, y estos dispositivos añaden una importante capa de eso mismo una vez que los hemos configurado para cumplir nuestras necesidades de control musical creativo.

Los teclados MIDI y su aproximación del control táctil

Según estas razones y otras que ahora mencionaremos, los creadores musicales se sienten muy atraídos por esta “filosofía táctil” programable de trabajo, que aplica a los parámetros de un sintetizador y los elementos de transporte y otros recursos de los secuenciadores o DAW. Así las cosas, los usuarios demandamos este tipo de producto, y los fabricantes nos lo ofrecen en multitud de modelos, precios, calidades y configuraciones.

Si piensas en la propia finalidad con relación al software musical que tú manejas, no tiene mucho sentido preguntarse cuál es el mejor teclado MIDI para cada softsinte o DAW. Y la razón práctica es que puedes programar casi todos los dispositivos de control MIDI disponibles para manejar cualquier sintetizador virtual: sus knobs, deslizadores, almohadillas y demás, suelen ser asignables por completo.

Siempre deberías elegir modelos particulares de controladores hardware y teclados MIDI basándote especialmente en las prestaciones físicas que te ofrezcan…

Fijándonos más en la vanguardia de este tipo de producto, los últimos controladores y teclados MIDI de Arturia, Novation y Nektar, por ejemplo, se suministran con sencillas aplicaciones que te permiten configurar y gestionar mapeados de control para diferentes softsintes y secuenciadores de uso popular. Luego puedes almacenar dichos mapeados en forma de presets en disco, para transferirlos a la memoria flash de tu controlador cuando tengas la necesidad.

Así que sería un error suponer que un controlador no funcionará con un determinado software tan sólo porque no traiga el preset correspondiente –sólo hace falta que alguien lo programe, tú mismo incluso.

Los teclados MIDI Nektar Panorama T4 y T6 aportan control hardware para tus plugins y DAW

Una regla de oro para elegir controladores y teclados MIDI

Muchos fabricantes facilitan una librería de presets en sus sitios web, y van añadiendo más soporte a medida que van apareciendo nuevos softsintes. Y como es lógico, tienen el interés de ofrecer su atención al mayor número posible de sintetizadores virtuales y DAW. Por otro lado, los usuarios de estos teclados MIDI y controladores también suelen compartir presets para diferentes sintes a través de Internet.

En realidad, todo esto nos lleva a mencionar una regla de oro vital para cualquier interesado en invertir en uno de estos dispositivos. Y es que siempre deberías elegir modelos particulares de controladores hardware y teclados MIDI basándote especialmente en las prestaciones físicas que te ofrezcan; es decir, será ideal para ti aquél modelo cuya configuración de teclado, knobs, almohadillas (pads), faders y demás elementos de control, se adapte mejor a la forma en que trabajas o deseas crear tu música. Es así de sencillo.

Teclados MIDI del momento | Arturia KeyLab mkII | Nektar Panorama