Keith McMillen ha estado diseñando instrumentos musicales innovadores desde 1982, con desarrollos memorables como el violín eléctrico de Zeta Music, el primer mezclador/ router programable Akai MPX820 y MB76), la guitarra MIDI Mirror 6, el controlador QuNeo 3D o los teclados QuNexus y K-Board, entre otras invenciones.

En la actualidad, KMI se encuentra avanzando en la música del Siglo XXI, para la que se requieren "nuevos instrumentos y nueva tecnología". Realizan una importante labor de investigación en cuanto a los controladores hardware y la interconexión de instrumentos: "Queremos disponer de instrumentos interconectados en red, pues influirán en los músicos, la partitura, y entre sí; una red de instrumentos acústicos que se mezclen en el aire, con instrumentos electrónicos que se mezclen al nivel del control de la red, en directo. ¿Y cómo sonará eso? Es lo que deseo averiguar", comenta Keith McMillen, fundador de la compañía que lleva su nombre...