La noche del 26 de Enero de 2014 quedará registrada para siempre en la historia de la música. Fue la velada exclusiva de Daft Punk, la noche mágica que acogió a un dúo de música electrónica –Los Robots– para entrar al Staples Center de Los Ángeles y llevarse cuatro GRAMMY.

La razón es de sobra conocida por todos, Random Access Memories, el álbum planetario que Daft Punk firmaron con el trabajo monumental de sus colaboradores. Entre ellos, Nile Rodgers, Giorgio Moroder y Pharrell Williams.

Todos ellos –incluidos los ingenieros de mezcla y másteringsalieron también premiados en la pedrea de GRAMMY que hizo caer ese terremoto global que ha sido Random Access Memories con su single Get Lucky.

Este hecho representa una victoria de proporciones cósmicas para Daft Punk y la música francesa en particular, pero sobre todo, es un hito para los sonidos de la música electrónica en general. Y todo ello al margen de que su música te guste o no.

Más allá de los premios y las alfombras rojas, nos quedamos con esta fabulosa actuación que cerró la gala, donde un grandísimo Stevie Wonder se subió al escenario junto a Daft Punk para interpretar una particular versión de Get Lucky.

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES