Sonidos solistas visuales basados en la teoría de la Gestalt: Tres ideas geniales para tu diseño sonoro

La teoría Gestalt pretende explicarnos cómo percibe el cerebro los fenómenos visuales –por extensión, sus principios son aplicables a la creación de bellos sonidos solistas musicales…

Sonidos solistas visuales basados en la teoría de la Gestalt: tres principios básicos para tu diseño sonoro

La música juega con la psique humana al completo, y nuestra percepción de las figuras y motivos sonoros resulta ser mucho más compleja que una simple suma de frecuencias superpuestas, solapadas o aisladas. Propuesta en Alemania en los albores del Siglo XX por el científico austriaco Christian von Ehrenfels, la Psicología Gestalt permite explicar los mecanismos de nuestra percepción sobre la forma y la estructura de todo lo que captamos en nuestro entorno.

Piensa en el clásico axioma de «El todo es mayor que la suma de sus partes», tantas veces manifestado en los procesos de mezcla o de diseño sonoro: lo que percibimos va más allá de los estímulos que captan nuestros sentidos, la vista y el oído, y sabemos en definitiva que existe un fondo más amplio que entra en el juego de nuestro propio funcionamiento mental.

Los principios o Leyes de la Gestalt nos brindan una explicación coherente para explicar la organización de lo que percibimos, y cuando hablamos de diseño sonoro, tener en cuenta esos principios podría llevarnos por un camino práctico para construir mejores elementos. ¿Qué te parece si analizamos esos principios y los aplicamos a la construcción de sonidos solistas?

Tres Leyes de la Gestalt para modelar tu diseño sonoro

Nuestro cerebro no es capaz de interpretar un objeto como figura o fondo al mismo tiempo: es un proceso que trata de resumir el Principio de la relación entre Figura y Fondo de la teoría Gestalt. De ese modo, tendemos a dividir nuestra percepción de una escena visual en objetos presentes en un primer plano (figuras) y objetos en un segundo plano (fondo). Esto, llevado a términos musicales, nos permite dividir las piezas en eventos que suenan en un plano frontal –sonidos solistas, solos, etc– y otros de plano secundario, como beats, líneas de bajo, progresiones de acordes y demás.

¿Habrá alguna música que no se decante por ese enfoque de primer y segundo planos de la Gestalt? Sí, búscala en la experimentación…

El principio de Recubrimiento propone que si un objeto visual rodea a otro, percibiremos el objeto rodeado en primer plano (luna) y el objeto que rodea en segundo plano (cielo nocturno). Según un ejemplo musical, una gaita toca una melodía aguda y muy ornamentada (solista) sobre su típico y continuo zumbido de quintas –así las cosas, la melodía solista se percibiría en primer plano y el zumbido de la gaita en un plano secundario.

Cuando dos objetos se solapan, el más pequeño (o de corta duración en términos musicales) se percibe en primer plano y el mayor (más largo) lo hace en segundo término –este proceso es identificado por el principio de Pequeñez/ Área de la Psicología Gestalt. Imagina un violín y un chelo, el primero tocando cortas frases virtuosas y el segundo largas notas sostenidas. Así las cosas percibirías el violín en primer plano y el chelo en segundo.

El maximalismo electrónico de Richard Devine rompe la forma Gestalt

El maximalismo electrónico de R. Devine rompe la forma Gestalt

Abajo la jerarquía: experimenta rompiendo las leyes de la Gestalt

La tendencia de la teoría Gestalt a dividir el mundo en primer y segundo plano parece muy aplicable a la música. Pero, ¿habrá alguna música que no se decante por ese enfoque de primer / segundo plano?

¡Sí! Para crear esa música, acércate a los componentes de tu melodía como si fuera una película coral y no una centrada en el actor principal. En una producción de estudio, eso significa que todas las capas tendrán la misma importancia musical; como si en un grupo todos los instrumentos fuesen equivalentes -pero «igual» no significa idéntico en cuanto a estilo, o que se oigan al mismo volumen, etc. Más bien es que la melodía no posee una jerarquía o un liderazgo claros.

Info relacionada: así crea Marcel Woods sus potentes sonidos solistas

Una forma de lograrlo es el enfoque Feldman (tomado de Morton Feldman, el compositor minimalista): cada voz de la mezcla o cada capa de un sonido solista han de sonar tan pausadas como sea posible. El resultado podría asemejarse a una conversación tranquila en la que ningún personaje domina.

Y si no, usa el enfoque Devine (tomado de Richard Devine, maximalista electrónico): cada voz posee el tipo de atención que se suele relegar a la voz solista. El resultado quizá suene como un grupo de músicos virtuosos tocando a la vez a plena intensidad, tanto como solistas o como siendo miembros de un organismo grupal.

¿Qué te parece esta propuesta creativa de la Psicología Gestalt? ¿Te ves a ti mismo aplicándola en el desarrollo de tus sonidos y temas musicales?

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de YouTube e Instagram

 ¿Tú tienes algo que decir?

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES