Ahora mismo tocan el sonido de bajo más grave del Universo -y no proviene de un sintetizador, sino de uno de los fenómenos más misteriosos descubiertos por el hombre: un agujero negro…

Uno de los pilares de la producción musical electrónica en general, y en concreto de los temas de clubEDM, house, techno-, es la ansiada búsqueda del perfecto sonido de bajo. Así que no resulta extraño ver tutoriales para mejorar tus líneas de bajo o dar con el bombo ideal, sumados a impactantes subgraves o cualquier cosa entre medias. Nos creemos por tanto, y con toda lógica, que la respuesta final esta aquí, en la Tierra, y de mano de la tecnología musical o de algún productor-gurú… ¡Un craso error!

La búsqueda ha terminado, y para conocer la respuesta, necesitaríamos mucho más de una vida y una nave espacial imposible que nos transportase hasta un gigantesco estudio en los confines de la galaxia. Todo ello sin contar que haría falta un equipo especial para capturar ese bajo ideal. ¿Impaciente? Una vez más, la Ciencia y el Cosmos nos enseñan que aún restan muchos misterios y maravillas por descubrir.

El definitivo sonido de bajo tiene orígenes extraterrestres

Corría el 9 de Septiembre de 2003, cuando los astrónomos del observatorio de rayos-X Chandra de la NASA, hallaron un curioso fenómeno. Situado prácticamente en el centro del cúmulo de galaxias de Perseo, a 250 millones de años luz de la Tierra, se encuentra un agujero negro súper masivo que arrastra en su imparable torbellino de destrucción a ingentes nubes de gas que rellenan parte del cúmulo. A través de esas nubes de gas, los astrónomos detectaron enormes ondulaciones que procedían del agujero negro y que aportan una prueba irrefutable de ondas sonoras que viajaron cientos de miles de años luz desde su oscuro origen.

Esa frecuencia es un billón de veces más grave que el umbral de detección de nuestro oído…

El descubrimiento de ondas sonoras a tanta distancia y con un origen tan exótico, ha sido una buena noticia para la comunidad científica. La mala noticia es que, a pesar de tener constancia de ondas sonoras en la distancia del Espacio, es imposible disfrutar de esos sonidos llegados desde más allá de nuestro Sistema Solar. Así que tan sólo resta la posibilidad de registrarlos en fórmulas o diagramas.

¿Y cómo suena un agujero negro?

El director de este estudio y descubrimiento, Andrew Fabian, nos explica que «ya conocían la prodigiosa cantidad de luz y calor que crea un agujero negro, y que ahora también sabían cómo sonaba». Obviamente, y como en muchos casos de Astrofísica, todo queda en ecuaciones y documentos. Así las cosas, la posibilidad de que el oído humano escuche dicho sonido es nula.

Para que te hagas una idea, y convirtiéndolo a términos musicales, el tono del sonido generado por el agujero negro del cúmulo de Perseo sería una nota SI. Puesto que ya conoces esa nota y quizá la estés pulsando en tu teclado MIDI, imagina esa misma frecuencia, ¡pero a 57 octavas más baja que el DO central que solemos utilizar como referencia de partida para nuestra música.

Cúmulo de Perseo (izquierda) y ondas sonoras a través del gas (derecha)

Cúmulo de Perseo (izquierda) y ondas sonoras a través del gas (derecha)

Normalmente, un piano cubre unas siete octavas y media; teniendo en cuenta que esa frecuencia es un billón de veces más grave que el umbral de detección de nuestro oído (situado en 20Hz), nos encontramos ante la nota más baja detectada hasta ahora en el Universo.

El hecho de que la energía de esas ondas se haya mantenido constante hasta ahora, parece indicar que esa nota SI lleva sonando constantemente durante unos 2.500 millones de años… ¡Eso sí que es un buen sostenimiento para un bajo definitivo!

Las investigaciones desde el observatorio Chandra continúan, y cabe la posibilidad de que otros cúmulos estelares también presenten características similares. Así sólo cabe esperar que este oscuro y desconocido Universo toque de nuevo otra nota -y quién sabe si sonará más grave o aguda. Mientras tanto, nosotros aquí en la Tierra y desde nuestra web, seguiremos ayudándote en lo posible para que logres las mejores líneas de bajo que nuestro limitado oído pueda percibir.

 Enlaces de interés 

Más información de NASA sobre el fenómeno (español)

Noticia del descubrimiento, observatorio Chandra (inglés)

OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES