El poderoso softsinte Absynth de Native Instruments combina síntesis sustractiva, por modulación en frecuencia (FM) y basada en samples, detalle que lo convierte en una excelente elección como herramienta sofisticada para la creación de pads y ambientes. Pero quizá su recurso más versátil en este campo sea ‘Granullar oscillator’…

La síntesis granular supone dividir una muestra en una serie de pequeños fragmentos o «granos». Estos granos se ajustan y reproducen una y otra vez en una rápida sucesión, empleando una envolvente corta para reducir ruidos y clics. El hecho de «granular» una muestra corta produce un efecto de tipo timestretching. Si controlas el rango en que se reproducen los granos, crearás desde un movimiento a cámara lenta hasta un zumbido profundo en constante evolución, partiendo casi de cualquier fuente sonora que imagines.

Busca cualquier textura interesante como pads, campanas, pianos, cuerdas, coros o samples de sintes clásicos. Para crear texturas y zumbidos más suaves y consistentes, quizá debas preparar un poco el terreno; a lo mejor sólo necesitas utilizar una pequeña parte de tu fuente sonora, o pasarla a través de una saturación severa, compresor y/o limitador de modo previo, para unificar los cambios exagerados de volumen.

Mezcla unos cuantos osciladores granulares. Busca uno o dos tonos musicales cortos que sean aprovechables, además de una textura sonora más larga y ambiental, para añadir un poco de movimiento sutil y variación. Los loops de batería suelen funcionar bien. Al utilizar el efecto lento y granular de estilo timestreching, un loop de batería corto puede convertirse en un zumbido profundo, rítmico y atronador.

PASO A PASO Texturas con Absynth
[1] Necesitas encontrar interesantes texturas sonoras con las que trabajar. Algunas fuentes útiles son bandas sonoras, músicas del mundo, grabaciones acústicas y, por supuesto, cualquier disco antiguo. Importa el sonido en un editor de audio; en este caso, utilizamos WaveLab. >>

[2] Reproduce la onda unas cuantas veces, hasta que encuentres una sección con una cualidad interesante y consistente, quizá la cola de una reverb o la textura de un instrumento de metal. Selecciona una sección (de un segundo de duración aproximadamente), cópiala y pégala en un nuevo archivo. >>

[3] Carga Absynth e inicializa un nuevo patch. Abre la ventana ‘patch’ y selecciona un ‘Granullar oscillator’ desde el menú desplegable. Importa tu textura sonora editada y experimenta en la sección ‘Mod’ con diferentes densidades de grano (‘Dens’) y tamaño (‘Size’), hasta que obtengas algo que suene uniforme y suave. >>

[4] Tu sonido granular sigue estando en el tono de la muestra original. Carga un oscilador normal y ajústalo a una onda sinusoidal simple; pulsa y mantén un ‘Do’ central en tu teclado MIDI y ajusta la afinación (‘Trans’) de ‘Granullar oscillator’ hasta que ambos sonidos tengan la misma afinación. >>

[5] Deshazte del oscilador de onda sinusoidal y añade un filtro paso-bajo con una pendiente de 12dB/octava en ‘Granullar oscillator’. Sube la resonancia (‘Res’) en un 40-50%, y toca algunos acordes, bajando de forma gradual la frecuencia de corte (‘Hz’) hasta que obtengas una textura profunda y atmosférica. >>

[6] Por último, añade una envolvente de amplitud al oscilador. Ajusta tiempos largos de ataque y liberación, como hicimos en el primer tutorial. Ahora que tienes tu pad granular básico, añade más osciladores granulares con texturas que contrasten. Para obtener mayor profundidad, experimenta con el efecto ‘Pipe’ de Absynth.

 ¿Tienes algo que decir?

Hacer Comentario

Notificaciones de Future Music

Recibe GRATIS boletines por e-mail o suscríbete a nuestros canales de Telegram y YouTube
OFERTAS DE NUESTROS PATROCINADORES