Roland Jupiter 8, Korg M1, Yamaha CS-80, Sequential Circuits Prophet-5… Sintetizadores con la etiqueta de clásicos, sin importar su tecnología analógica o digital. Podríamos citar tantos nombres de sintes añejos como estrellas hay en el cielo. Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuántas unidades se fabricaron y vendieron de esos modelos “dorados”? Los números te sorprenderán…

La sencilla carga y ejecución de un softsinte parece ocultar una realidad inmutable: los sintetizadores hardware tienen que ser fabricados en masa, y el número de unidades fabricadas condiciona los precios para todos: fabricantes y compradores.

Más de un deseoso comprador de un determinado sinte clásico habrá esperado durante meses hasta encontrar “su chollo definitivo” en el mercado de ocasión. Y cuando la espera acababa y el modelo perseguido aparecía en el horizonte, solían llegar las sorpresas: casi siempre, el deplorable estado de la máquina no merecía pagar un céntimo por ella en vista del coste posterior que supondrían las reparaciones o los ajustes. Y eso, siempre que al menos fuese capaz de encenderse…

Si alguna vez buscaste un modelo realmente clásico, sabrás a qué nos referimos exactamente. No es habitual ver muchas subastas de MemoryMoog en eBay, por ejemplo. Y, en una línea similar, el número de Roland Jupiter 8 que hoy cambia de manos, se está reduciendo de una forma vertiginosa. La razón de esto hay que buscarla en el paso de los años, pero también en el número de unidades que fueron puestas en el mercado.

¿Alguna vez pensaste que ahí fuera sólo hubo 12.000 Minimoog antes de la presentación de Voyager?

Te sorprenderá saber que, incluso al hablar de modelos que todo el mundo conoce y ha tocado, las cifras son realmente humildes. Y es que incluso recordando a un referente mundial como Korg M1, los números de serie sólo dieron para 250.000 unidades, fabricadas entre 1987 y 1992. Y eso que dicha máquina ostenta el récord absoluto de máquinas fabricadas y vendidas, y de hecho, dio a Korg el estatus de gran marca que todavía hoy conserva por derecho propio.

El workstation superventas Korg M1

Hay una bonita historia sobre el workstation Korg M1, y es que gracias a los enormes beneficios de sus ventas, los ejecutivos de Korg compraron las acciones que Yamaha poseía sobre su compañía desde principios de los años 80.

Definitivamente, hablamos de un mercado de cifras modestas. Desde las 4.000 unidades fabricadas de los monstruosos polisintes Roland Jupiter 8 y Yamaha CS-80 –dos de los modelos más codiciados–, a las 30.000 de SCi Prophet-5 ó 40.000 de Juno-106. ¿O es que alguna vez pensaste que ahí fuera sólo hubo 12.000 Minimoog antes de la presentación de Voyager?

Por supuesto, a las cifras comentadas hay que restarles todas las bajas que se han ido perdiendo en el campo de batalla. Así las cosas, si tienes alguno de estos modelos, puedes pavonearte como el agraciado propietario de un objeto exclusivo…

 El ránking de los sintetizadores clásicos 
Korg M1 – 250.000 unidades
Roland D-50 – 175.000 unidades
Yamaha DX7 – 160.000 unidades
Roland SH-101 – 50.000 unidades
Ensoniq ESQ-1 – 50.000 unidades
Roland Juno 106 – 40.000 unidades
SCi Prophet-5 – 30.000 unidades
Roland Juno 6/Juno 60 – 30.000 unidades
Korg Poly-61 – 15.000 unidades
Korg Mono/Poly – 10.000 unidades
Moog Prodigy – 11.000 unidades
Moog Minimoog – 12.000 unidades
Moog Memorymoog – 3.500 unidades
ARP 2600 – 3.000 unidades
Rhodes Chroma – 3.000 unidades
Yamaha CS-80 – 2.000 unidades
Roland Jupiter 8 – 2.000 unidades
Oberheim Xpander – 2.000 unidades

Synth stack photo: 5G Tokio Shop

Sobre El Autor

Periodista especializado en tecnología, ingeniero y productor, José Antonio Álvarez fundó FutureMusic y Computer Music España en 1997 y 1998, respectivamente, junto a la plataforma online que incluye esta web, la red SONICspace y otras extensiones editoriales.

   COMENTARIOS, PREGUNTAS, IDEAS 

11 Respuestas

  1. Anónimo

    Yo tengo un Roland Saturn 09 que dicen que solo se fabricaron 500 unidades.
    Tambien tuve una LinnDrum que solo se fabricaron 5.000 unidades.

    Responder
    • José Antonio Álvarez

      Desde luego que sí, hay sintes de edición ultra-limitada. A lo largo de los años, marcas como Waldorf, Quasimidi y Korg, entre otras, han lanzado máquinas emblemáticas, conmemorativas y de coleccionista en tiradas casi de cuentagotas. No sé por qué demonios las marcas alemanas son muy dadas a ello. Por ejemplo, Access lo suele hacer de vez en cuando. Uno de mis sintes más queridos es Access Indigo 2 RedBack, que en lugar de la típica caja silver, viene en negro y toma de su nombre de una pequeña tarántula americana que lleva serigrafiada en el panel. Cosas de los gurús de la electrónica…

      Responder
      • r3v3nant

        Yo no entiendo realmente porque no reeditan sintes clásicos, yo creo que si Roland sacará una reedición del Roland Jupiter 8, con los mismos componentes que se utilizaban entonces por 2.000 euros venderían todo el stock en 2 meses. Quizá se desmitificaría el teclado, pero estas compañías no ganan nada con que un particular venda su Jupiter por 4.000 euros. Todo el mundo sabe sabe que los Roland Fantom son unos pedazo de teclados, pero no comparemos con un Jupiter

      • Anónimo

        Hola amigo:
        Fabricar el sinte que suene igual al original seria muy dificil.
        Hay componentes electronicos que se dejaron de fabricar hace muchos años.
        Mira por ejemplo el Prophet 08.Si es analogico y lleva los chips Curtis pero no suena ni por asomo al Prophet-5 original.
        Ademas tener un clasico entre las manos es una experiencia unica.Parecen tener un aura magica cuando lo tocas,aparte de el caracteristico olor de metal y madera que suelen tener algunos sintes.
        Como dices tu, si Roland por lo menos lo intentara, aunque no sonara igual seria un acierto.Lo mismo deberia hacer con sus clasicas cajas de ritmos.
        Un saludo.

      • r3v3nant

        Así que básicamente es cuestión de falta de proveedores. Porque esos proveedores ya no fabrican esas piezas y si hicieran ellos mismos las piezas subiría el precio astronómicamente.

        Hombre, ya se que tener un instrumento antiguo tiene ese aura especial, pero yo creo que me podría conformar con uno nuevo recién salido de la caja ;).

        Sobre las cajas de ritmos todavía no he probado ninguna, me he encargado un sampler de Korg por Ebay, el electribe, por el simple hecho de q lo vi por 170 euros y no pude resistirme (se que no tiene comparación con las típicas 808, 909) pero es que la vi y tuve que comprarla. Jajajaja

      • José Antonio Álvarez

        Sólo pensar que Roland, Korg, Yamaha o Sequential Circuits reeditasen algunas de sus viejas glorias, tiene más visos de sueño romántico y encantador que de realismo. Hoy por hoy, resulta totalmente imposible. Y no sólo por la falta de disponibilidad en el stock de componentes y circuitos integrados vitales, sino porque los métodos de producción de hoy ya no tienen nada que ver con los que se usaban hace casi treinta años para fabricar esas máquinas.

        Por otro lado, hay que tener en cuenta las tiradas. Incluso optando por usar circuitos genéricos (y los de Curtis, eran de este tipo), para una tirada total de 2.000 unidades de Jupiter-8, Roland se vio obligada a fijar un precio de unos 6.000 yenes. Y me apuesto algo a que barajaron una venta estimada del 100% en unos tiempos en los que los polisintes se vendían como pasteles regalados a la puerta de un colegio. Siendo realistas, el mercado actual no daría para esas cifras de venta, con lo que el precio de lanzamiento sería mucho más alto, quizá más del doble, o qué se yo. A las cifras me remito… ¿qué piensa la gente de los 2.000 euros de un DSi Prophet-08, los 2.400 de un Spectralis o los más de 3.000 de un Alesis Andromeda, por ejemplo? Y sus desarrolladores han hecho malabares para mantenerse en esas cifras de unidades fabricadas y precios “reducidos” de venta.

        Bajo mi punto de vista, lo que sí me parece realmente criticable es que Roland no haya contemplado la posibilidad de clonificar a JP-8 con una caja vacía como alojamiento para una placa DSP de diez centímetros de lado… Se lo hubiesen llevado de calle, y lo mismo aplica para cualquiera de sus modelos estelares de principios de los 80… Nos dicen que el popular JD-800 lo dejaron de fabricar porque no les salía rentable. Pero es que una placa CI de JD-800 equivale a 12 ó 15 placas de componentes de, pongamos, un Roland Phantom o un Yamaha Motif.

        Sencillamente, creo que estas marcas, incluso habiendo despertado nuestras pasiones por esas bestias analógicas, hace mucho tiempo que ya no tienen en sus filas a los ingenieros que tenían nuestras mismas sensaciones. Y esa es la única razón por las que, nuestro romanticismo, lo compartimos y sentimos entre cuatro gatos… Ya veremos cuánta gente sigue contestando a este tema más allá de nosotros tres.

      • r3v3nant

        Supongo que tienes razón, al igual que los amplificadores de válvulas nunca bajarán de ese precio.

        Hacer un teclado master del Jupiter 8, con todos los knobs, faders y botoncitos, con una tarjeta DSP capaz de cargar el Arturia Jupiter 8V, capaz de navegar por los presets y totalmente integrado. Dime un precio y lo compro, jajaja

  2. rafa

    yo tengo un PS3200, dicen que solo se fabricaron 200 a mano y que actualmente quedan menos de 100, lo bueno es que al tener componentes básicos son fáciles de reparar, que se te estropée un clavia …

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

 Recibe nuestras actualizaciones

Resúmenes cada 48 horas por e-mail

 
Gratis y sin SPAM -podrás eliminar tu e-mail cuando quieras

Artículos Relacionados

 Ofertas destacadas

 También podría interesarte...