Abordamos algunos errores típicos a la hora de mezclar música –¿y sabes lo mejor de todo? Pues que te decimos cómo evitarlos con poco esfuerzo…

Cuando se trata de mezclar música, se nos ocurren varios consejos a seguir para mejorar nuestra técnica. En algunas ocasiones, cometemos tantos errores en el proceso de mezcla que no sabemos exactamente qué estamos haciendo. A veces nos esforzamos demasiado y sin darnos cuenta, escuchamos la fatiga y perdemos la perspectiva general de nuestro trabajo.

En este tutorial breve, nos proponemos identificar los siete errores de mezcla que encontramos frecuentemente, y lo mejor de todo, te diremos la forma de evitarlos, requiriendo muy poco esfuerzo de tu parte. ¡Empecemos!

El uso incorrecto del ecualizador 

1 Un ecualizador no debe ser empleado solamente como herramienta que realza las frecuencias de un tema musical, sino que su uso también debe centrarse en cortar adecuadamente las frecuencias que no son importantes. Por ejemplo, en un tema vocal, lo primero que te recomendamos es aplicar un filtro paso-alto y, por consiguiente, cortar cualquier cosa que caiga por debajo de 80-100Hz.

Esto puedes hacerlo empleando un ecualizador paramétrico multibanda y una vez que hayas recortado todo lo indeseado, ahora sí, piensa en las frecuencias que deseas realzar. Por favor, no cometas el error de mezclar música centrándote solamente en elevar las frecuencias que deseas destacar en el tema, y por consiguiente, te olvides que la magia de una buena mezcla reside en suprimir aquellas frecuencias que no son importantes.

El propósito principal del ecualizador no consiste en mejorar un instrumento o sonido. ¿Cómo? ¡Sí, es como lo oyes! A la hora de mezclar música, es mucho más importante cómo suena un instrumento dentro del conjunto de la mezcla que cómo suena por sí mismo. La pregunta a plantearse es ¿de verdad lo escucharás aislado en la canción? Claro que no, siempre sonará fundido con todo lo demás. Por tanto, emplea la ecualización para mejorar la forma en que los diferentes sonidos se funden entre sí en la mezcla, ya que para mezclar música con claridad, es necesario limpiar el espacio en el espectro de frecuencias.

Por supuesto que la ecualización está diseñada para resaltar las frecuencias de los sonidos. Pero ten presente que si estás configurando este proceso para un instrumento de tu mezcla, es posible que además tengas que cortar las mismas frecuencias en otro instrumento: de ese modo evitarás el solapamiento de dos bandas de frecuencias próximas y la consiguiente sobrecarga en un área particular del espectro de frecuencias. Y también necesitarás panoramización en tu mezcla… lo que nos lleva al siguiente ítem de nuestra lista de errores de mezcla.

No cometas el error de mezclar música olvidando que la magia de una buena mezcla reside en suprimir aquellas frecuencias que no son importantes…

Error, falta de panoramización

2 ¡Sí! La música es estéreo y tú necesitas conocer este detalle a la perfección. Muchas personas pasan por alto esta increíble característica. Mezclar música y utilizar todo el campo estéreo, se traduce en una mayor claridad en tus proyectos. Es muy importante panoramizar bien tus instrumentos. Y ten en cuenta que incluso si realizas una mala panoramización, siempre sonará mejor en comparación con la ausencia de ésta.

Pero te preguntarás… ¿cómo aplico una correcta panoramización a mis canales? Mientras que algunos elementos tales como la voz principal, el bombo, la caja, el bajo, y demás, típicamente han de escucharse centrados, algunos otros pueden y deben ser panoramizados. Cuando sea posible, graba tus instrumentos en estéreo (especialmente las guitarras principales) para evitar de este modo la superposición con las pistas vocales.

Y no tengas miedo de panoramizar coros, guitarras secundarias, sintetizadores y efectos. Mantener la gama de frecuencias medias menos desordenada posible, permite que tu oído escuche con más claridad los instrumentos individuales.

EQ and Panning knobs

Así, por ejemplo, si sientes que no hay suficiente compresión para escuchar bien la voz en conjunto con la música a lo largo de la canción, entonces probablemente es que no has creado el espacio suficiente en la mezcla. Trata de usar la panoramización en algunos canales y la ecualización para crear el debido espacio en tu mezcla. Y si tienes dos instrumentos que coinciden en el mismo espectro de frecuencia, panoramización y volumen, tendrás pocas posibilidades de que ambos se escuchen con buena claridad.

Otro error, añadir reverberación a todo

3 Añadir reverberación sobre cualquier elemento es otro de los errores comunes que cometemos al mezclar música. Debes añadir este efecto siempre en su justa medida, sabiendo que no todo necesita reverberación, y no todos los instrumentos requieren el mismo tipo (reverbs corta, larga, con pre-delay, densa, ligera…).

Por el contrario, ten en cuenta que los instrumentos de bajo, bombo, y en general, cualquier sonido que sea principalmente de baja frecuencia, no sonarán bien con la reverberación. De aplicarla en estos casos, lograrás que tu mezcla se convierta en un desorden. Sin embargo, deberías añadir algo de reverberación sobre la voz, la caja, el timbal, las guitarras solistas, los sintetizadores, y las cuerdas solistas.

Pero recuerda siempre medir bien la cantidad y el tipo de reverberación que añadas. Normalmente, y en esencia, se necesita poca reverberación para mezclar música. En ocasiones, la gente se centra en agregar reverberación y subestima los beneficios del efecto delay, que puede transformar tu mezcla en algo grandioso cuando se combina adecuadamente.

Recuerda que cualquier sonido que sea principalmente de baja frecuencia, no sonará bien con efectos de reverberación…

Demasiados efectos o capas al mezclar música 

4 Piénsalo, no necesitas cinco efectos en cada tema para hacer que tu mezcla suene bien. Al contrario, si tienes demasiados efectos, generalmente significará que el procesamiento del tema no habrá sido el correcto. Considera seriamente que quizá estés usando los efectos equivocados para ese instrumento, o que tal vez los estés usando mal.

Si la mezcla no suena a tu gusto, recuerda que la solución magistral no es añadir otro plugin, sino más bien replantearte los que ya estás utilizando. Sí, a veces son tantos los errores que cometemos al mezclar música que pueden llegar a hacer que nos sintamos estúpidos. ¡Pero tranquilo! Si aprendes a utilizar sabiamente los efectos principales que tienes al alcance de tu mano –tales como ecualización, compresión, panoramización (aunque no es realmente un efecto), reverberación y delay–, por lo general no necesitarás mucho más que eso.

Mezclar a un volumen demasiado elevado

5 Cuanto más alto, mejor suena, pero… ¡No, esto es un error! No cuando se trata de mezclar música, ni siquiera para masterizar. Parecerá que suena mejor, pero en realidad, una vez más te estás engañando a ti mismo, ya que debes entender que tu audición resulta ser menos sensible a las frecuencias más bajas y más altas del espectro sonoro.

Por un momento sentirás que la mezcla suena más potente y brillante cuanto más alta la oyes. Esto puede ser bastante adictivo y tú continuarás subiendo y subiendo el volumen hasta que tus oídos exploten. Sin embargo, son ilusiones, ya que el secreto de una buena mezcla es que tiene que sonar bien a todos los niveles. Y por lo general, la audiencia no escuchará tu música tan alta –de hecho es muy probable que la escuchen bastante baja.

Al final, sólo conseguirás dañar tus oídos y tu percepción de la canción se distorsionará aún más. Si mezclas a un nivel de volumen demasiado alto, tendrás que añadir un limitador en el canal máster, lo que nos lleva al siguiente error de mezcla…

Too much loudness one of the mixing mistakes

Uso incorrecto de limitadores dinámicos 

6 No deberías utilizar un limitador en tu tema musical, a no ser que tengas un propósito claro para ello. Hemos visto a mucha gente mezclar música usando limitadores en todas partes, sobre canales individuales, en el canal maestro… Un limitador es básicamente un compresor forzado con ratio infinito.

¡Ojo! Cuando los limitadores son usados indebidamente, causarán una gran acumulación de distorsión en tu mezcla. En su lugar, es más recomendable evitar su uso y sustituirlos por compresores. La razón es que los compresores aceptan ajustes más cuidadosos y hacen su papel en la mezcla con más fiabilidad, calidad y menos pérdida en el techo dinámico (o headroom).

También debes ser consciente de que el uso de limitadores en el canal máster, constituye lo que podríamos llamar una “enfermedad”. Amigos, no os preocupéis por el ruido en la etapa de mezcla, la masterización se encargará de arreglarlo. Mejor preocúpate de crear una mezcla balanceada/equilibrada y clara, y luego… masterízala. Lee más información sobre cómo preparar tu tema para la masterización y así aprenderás cómo los limitadores dañan tu mezcla y tus másters.

Los compresores aceptan ajustes más cuidadosos que los limitadores y hacen su papel en la mezcla con más fiabilidad, calidad y menos pérdida de headroom

Error: no hacer pausas al mezclar música

7 Por último, pero no por ello menos importante, nos referimos a uno de los peores errores que puedes cometer en la etapa de mezcla: no hacer pausas. Ten siempre en cuenta que necesitas tomarte pausas a la hora de mezclar música, especialmente si mezclas a todo volumen y usas limitadores.

A medida que trascurre el tiempo, tu oído acumula un cansancio, lo que conlleva una serie de errores progresivos en la mezcla. Deberías considerar una sesión de mezcla como un maratón, no como un sprint. Cuando tu juicio crítico se vea afectado por la escucha del mismo tema una y otra vez, no serás objetivo, lo que te conducirá a una pobre elección de niveles, ecualización, compresión, y otras decisiones equivocadas. Por lo general, lo que realmente causa el problema cinco y seis, acabará haciendo que subas el volumen de tu mezcla, en un intento desesperado de agregar emoción y gancho a tu creación.

Cuando tu producción no se desarrolle como tú esperas, recuerda que es mejor hacer un paréntesis, tomarte el día libre fuera del estudio, refrescar las ideas y dedicarte a otras cosas ajenas a la música. Verás que cuando dejes descansar el tema, al día siguiente volverás cargado de inspiración y nuevas ideas asombrosas para tu labor de mezclar música.

Evita estos errores y consigue mejores mezclas

Cuando comiences a evitar estos “siete errores” en tu rutina de mezclar música, verás cómo tus mezclas mejoran instantáneamente. Si todavía tienes problemas con tu mezcla, lee nuestro contenido seis áreas fundamentales para una mejor mezcla.

Imágenes bajo licencia de atribución Creative Commons por Curtis.kenningtonRyan Allred y Orin Zebest

Este contenido se publica mediante licencia expresa del autor. El texto original en inglés, “Seven Mixing mistakes you need to avoid“, está disponible en el blog de MasteringBox